Connect with us
Leaderboard 1 XX
Leaderboard 2 XX

Síguenos y subscríbete

Como estar informado y participar en sorteos de carreras y productos, NO TE LO PIERDAS!

Julian Alaphilippe

Mundial: Alaphilippe aprueba la teoría y la práctica

Publicado

en

Alaphilippe Mundial Imola JoanSeguidor
Shimano 1024×140 – Ultegra
Shimano Dura Ace 2 – 1024×140
Shimano 1024×140 – Dura Ace 1

 

El mundial que gana Alaphilippe es un manual de hacer buena la teoría en la práctica

Cuando Julian Alaphiippe atacó en la subida final, cerca de coronar, la cosa empezó a estar nítida para el mundial… 

Claro que dicho ahora puede sonar ventajista, pero si una virtud tiene este francés afilado es que cuando se mueve a esas alturas de carrera no es para figurar, no supone un acto teatral, como otras tantas veces, que le ponen en escena y entra en el corazón de la gente.

En estas carreras, Alaphlippe no corre de cara a la galería, más que nada por que no sirven, es una eliminatoria a partido único, sin partido de vuelta, ni forma de enmendar el error.

Y ahí Julian Alaphilippe era el amo del mundial.

Dejó hacer, que otros quemaran naves y cartuchos, que los belgas tiraran a por Pogacar, que España controlara someramente, que Italia asomara, tan solo eso.

Su Francia había tirado vueltas atrás, Gulllaume Martin busco tensar la cuerda, lo demás corría de su parte.

 

 

Un final mucho más duro que San Remo, pero planteado como San Remo

Alaphilippe vio a Hirschi vacía el bidón y atacar, luego a Kwiakowski hacer lo mismo.

Hubo un momento que tres ganadores de San Remo tomaron el mando, el polaco, Van Aert y Alaphilippe, pero a diferencia de la primavera, ahora había en juego el arcoíris del mundial.

Cuando Julian Alaphilippe atacó no había marcha atrás, se adivinaba la cima, Van Aert agachó la cabeza, Kwatko miró para otro lado, como cuando éste ataco hace seis años en Ponferrada y Dani Moreno se hizo el sueco.

Se hizo brecha, se conformó un grupo de perseguidores lleno de estrellas (Hirschi, Kwiatkowski, Van Aert, Roglic y Fuglsang) y ahí acabó la película, por que donde Alaphilippe iba a ponerlo todo, siempre tendría alguien por detrás que pasaría con un punto de reserva.

El francés se sabía a la perfección la teoría y la práctica.

[elementor-template id=»36790″]

 

Y se ha colgado una medalla de oro como un sol, como el rey sol que desde hoy ya es, para protagonizar «la une de L´Équipe», ese diario que se dice de deportes por que habla de todos los deportes.

Una victoria total, excelente, sin saber si ésta es su mejor versión, pero que le ha bastado para asegurarse el arcoíris en «chez Lefevere» como Bettini, como Kwiatkowski, como Museeuw y como Boonen, ojo de quienes bebe Julian.

Se queda con la plata, otra plata, Wout Van Aert, el corredor que hubiera necesitado unos kilómetros más en la crono para igualarse a Ganna y el golpe de pedal del Poggio para seguir a Alaphilippe como aquella tarde.

Ni una cosa ni otra se han dado, y el gran favorito a todo en Imola se lleva dos platas.

Qué grandes los italianos, qué grande Imola, una mundial improvisado en mes y pico, como si estuviera montado desde hace años, con esencia de mundial, estampas de mundial- esta vez a una semana del Giro- y esas imágenes que algunos necesitan meses para tener estudiadas y que en Imola venían de serie.

Es lo que tiene querer hacer las cosas y saber hacerlas, unos maestros de cuya mano parecieron surgir la pericia y genio de Alaphilippe para domar su primer mundial.

Imagen: FB Imola 2020

 

 

 

 

Continuar Leyendo
Click para Comentar

Dejar Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ciclistas

Julian Alaphilippe es el campeón «self made»

Publicado

en

Shimano 1024×140 – Ultegra
Shimano Dura Ace 2 – 1024×140
Shimano 1024×140 – Dura Ace 1

El triunfo de Alaphilippe es un ejemplo de correr a la contra de todo

Horas después del triunfo en la entraña de Lovaina, de vivir a mil por hora durante 260 kilómetros largos y obsequiarnos con una excelente carrera, decir que es la mejor que hemos visto nunca es exagerado, hemos dado vueltas sobre los matices del éxito irisado de Julian Alaphilippe en Flandes.

Y todos nos conducen a una conclusión: éste es un ciclista único, letal cuando está bien, decisivo cuando no, pero siempre presente, siempre protagonista, desafiando las leyes de la lógica ciclista, leyes que hablan de ser conservador y no gastar más de lo necesario, pero que él se empeña en contradecir.

Alaphilipe es un «self made», un ciclista, un campeón hecho a sí mismo, a su gusto y manera, sin importarle la buena legión de haters que le espera en cada esquina, haciendo lo que sabe hacer tan bien y sacando partido a unas cualidades físicas excelentes, que no inmensas, y mentales sencillamente imbatibles.

DT – Swiss 400×400
Cambrils 400×400
Cruz 400×400



Leyendo reacciones, me llamó la atención la de «maitre Voeckler», seleccionador francés y al que muchos equiparan por su afinidad en poner caras. 

Dice Voeckler que le advirtió de no atacar tan lejos, ni hacerlo tantas veces, curioso.

Todo fue de viva voz, pues no había pinganillos, como la instrucción que le debe dar Alaphilippe a Madouas antes de uno de sus últimos ataques.

Julian hizo todo al revés que los demás, y no sólo respecto a Voeckler.

Circuló buena parte de la carrera en la panza o parte trasera del grupo, dejando el aire y el desgaste del top ten en el pelotón para otros, entre ellos el propio Van Aert.

Desafió la lógica con un seguido de ataques que empezó antes de los cincuenta para meta.

Alaphilippe no corría con la celeste de Evenepoel, pero visto ahora, a toro pasado, creo que el belga le hizo la carrera e incluso diría más, que Lefevere, dinero por delante de todo, no cuestione la estrategia belga, cuando el principal beneficiado fue uno de sus mejores ciclistas los doce meses del año.

300×250 – Shimano Ultegra
Lloret 300×250
Gran canaria 300×250



No es la primera vez que decimos, también lo leemos por ahí, que Julian Alaphilippe compite contra monstruos que sobre el papel parecen mejores que él.

De hecho en los numerosos cruces que ha tenido con Van der Poel y Van Aert, los dos venidos del ciclocross le han mojado la oreja al campeón del mundo.

Pero igual que eso es cierto, no menos lo es que Alaphilippe debe ser el tío que más nervioso te pone llevar al lado, por que no descasará hasta que encuentre la manera de joderte y en este caso el francés lo tiene claro, si les lanza los ataques de lejos, si no espera a que los otros arranquen la moto, eso que lleva por delante.

Ha ganado dos mundiales saltando en la cota definitiva a la vista de todos, sin excepción, sin dejar lugar a la duda, «es que no le he visto».

Incluso en Flandes ha redoblado la apuesta yéndose solo a más de una vuelta del final, como Olano y Criquielion hicieron por última vez en más de 35 años de mundial.

De todos los caminos, el perillas francés siempre cogerá el más insospechado, porque sabe que ahí reside su primera ventaja, siendo consciente de que en choque a lo bruto le puede pasar lo que le sucedió con VDP en Strade o WVA en Gran Bretaña.

Y así, corriendo a la contra del manual, con una actitud a prueba de bombas, este pequeño portento de centro de Francia lleva dos arcoíris, cosa que le pone muy arriba en la historia de una carrera que acaba de celebrar 100 ediciones.

Imagen: FB Flanders 2021

Continuar Leyendo

Julian Alaphilippe

La loca vida que Alaphilippe le ha dado al arcoíris

Publicado

en

Shimano 1024×140 – Ultegra
Shimano Dura Ace 2 – 1024×140
Shimano 1024×140 – Dura Ace 1

Podemos decir que Alaphilippe ha honrado el maillot arcoíris

En breve la prenda irisada, el maillot arcoíris, de Julian Alaphilippe se pondrá en juego en Flandes.

Ha sido un año menos una semana de intensa relación y podríamos decir que, a veces, sobreexposición de la prenda más bonita del ciclismo.

Cuando Alaphilippe lanzó su órdago al arcoíris en Imola, abriendo un hueco que Van Aert, Hirschi y Roglic, entre otros cocos, fueron incapaces de contener, empezaba un show que nunca imaginábamos tan potente, pues el francés le ha dado a la camiseta de campeón del mundo un uso y omnipresencia que no muchos corredores serían capaces de garantizar durante un año.

DT – Swiss 400×400
Cambrils 400×400
Cruz 400×400



Alaphilippe ha puesto el maillot arcoíris en el podio del Tour, lo ha roto en caídas infames como la de Flandes, lo ha paseado por las islas británicas, le ha dado cera en las Árdenas y empolvado en la Strade Bianche.

Y lo hizo casi de salida, a toque de pito, recién estrenado, con una antológica cagada en el desenlace de la Lieja-Bastogne-Lieja en su versión otoñal, cuando hizo más eses de las necesarias, acabando descalificado pero al mismo tiempo superado por Roglic por celebrar antes de hora.

Quería la foto, era la foto, ganando en el Boulevard de Lieja con el maillot de campeón del mundo, era el póster que la eternidad le quitó al momento.

Le llovieron chuzos de canto, con razón, hizo el tonto más de lo necesario, y encima retratado por la imagen de una celebración precipitada y vacía.

Pero tenía el foco, el ojo del aficionado, el mismo que casi vio repetida la misma jugada tres días después en la Flecha Brabanzona que casi pierde, esta vez con Van der Poel, por celebrar antes de tiempo.

A la semana de Lieja, lo recordaréis, se las quiso ver con Van der Poel y Van Aert en Flandes y acabó estampado contra una moto de carrera, fractura y final precipitado de temporada.

Ese maillot irisado había tenido, en siete días una sobreexposición que me atrevería a calificar de histórica

300×250 – Shimano Ultegra
Lloret 300×250
Gran canaria 300×250



2022 no le ha ido a la zaga, si Julian Alaphilippe sin arcoíris se dejaba querer por las cámaras, con él, ha sido el acabose.

Omnipresente en todo perfil de carreras y clásicas, buscando un día y otro el triunfo, ayudando al equipo puntualmente, pero muy hábil en buscar las cosquillas de los dos cocos de la primavera, Van Aert y Van der Poel.

La Strade fue un espejo de la realidad para el campeón del mundo, neerlandés y belga iban a ser huesos duros de roer, iniciando una batalla a tres, a veces con uno, a veces con otro, que nos ha dado parte de los mejores pasajes de la campaña.

Alaphilippe, lo dijimos el otro día, ha sido esta temporada un ejemplo de actitud, de picar piedra y, en definitiva, honrar el maillot arcoíris, intentándolo por un lado, por otro, lográndolo a veces, la inauguración del Tour fue antológica, y siendo derrotado otras muchas.

Pasadas 51 semanas desde Imola, poniendo el cetro en juego en Flandes, podemos decir que Julian ha sido un dignísimo portado de esta prenda, la ha exhibido y homenajeado cada vez que ha salido a competir y, aunque a veces nos carguen sus gestitos en carrera, ha sido un placer verle estos casi doce meses.

Imagen: A.S.O./Pauline Ballet

Continuar Leyendo

Julian Alaphilippe

La parte más lamentable del Tour y Alaphilippe

Publicado

en

Shimano 1024×140 – Ultegra
Shimano Dura Ace 2 – 1024×140
Shimano 1024×140 – Dura Ace 1

Sólo Julian Alaphilippe salva el inicio del Tour de Francia

Desde que tengo uso de razón, las caídas han formado parte del Tour y desde hace mucho menos Julian Alaphilippe se ha incrustado en medio de todo.

El Tour, la carrera de carreras, a la que va una amplia mayoría con idea de romper su suerte, con todo afinado, las ilusiones en la cima y el hambre de bicicleta disparado, es también una trampa de mil cabezas.

Cuando el Tour no empieza con una crono que haga una limpia, puede suceder lo que hemos visto

Que un imbécil, en este caso una imbécil, cause un destrozo tal por mostrar una pancarta a cámara, es indecente, insultante y muy alejado a ese amor que dicen procesar muchos de los que pueblan las cuentas de vuelta de la pandemia.

DT – Swiss 400×400
Cambrils 400×400
Cruz 400×400



Decía el capo del Tour que la suerte de la edición del veinte veintiuno era que la gente podía volver al Tour, que la carrera recuperaba el color en la cuneta y el aspecto de seguimiento masivo en la ruta, y una mierda, para verter cierta cantidad de gente inepta e ignorante del oficio ciclista en la carretera, estábamos mejor hace menos de un año.

La caída que nos mostró medio pelotón caído a más de 45 de meta es el vivo ejemplo de que entre los que asisten a la carrera deberían mostrar sus chorradas en otros foros, decididamente, me cago en sus abuelos.

Es alucinante que la carrera se quede huérfana por algo así.

Pero se quedó, como después sobrevino con la caída que llevó a Froome a besar el suelo.

La jornada inaugural del Tour, que si Van der Poel, que si Van Aert… quedó exenta de emoción gracias a este personaje.

Rocacorba – 1024×300

Obviamente, el Tour no tiene filtro para saber quién entra y sale de la cuneta, pero es obvio que a esta carrera le pesa el éxito, puede acabar muriendo de él, los capítulos de gente imprudente en los márgenes se suceden y a veces surge la necesidad de aplicar un psicoténico para acceder al borde de la ruta.

Fruto de la primera caída, y de la siguiente, tenemos un panorama digno de tercera semana, el primer día: Miguel Ángel López, Buchmann y Kruijswijk llegaron a menos de dos minutos, Porte y Poels se dejaron más, Simon Yates se fue por encima de los tres minutos, Valverde, Dan Martin y Tao Geoghegan Hart a cinco y medio, Woods a casi nueve y Froome, descartado a un cuarto de hora.

300×250 – Shimano Ultegra
Lloret 300×250
Gran canaria 300×250



Delante llegó el de siempre, o casi siempre, Alaphilippe que cambia el irisado por un maillot amarillo de inicio.

Saltó de lejos, a más de dos kilómetros de meta, abrió brecha y no hubo narices a recortarle.

Que Alaphlippe sea el primer líder del Tour es una buena noticia, a pesar de su manierismo y formas discutibles, es un ciclistazo, que sobrevivió a la guerra que condujo hasta meta y se hizo con el premio, a sabiendas que sus rivales, los cocos que tantas veces le han amargado el tiro, estaban ahí, saliendo a flote, como él, de una jornada que debería hacer replantearse muchas cosas al Tour, como el hecho de salir a balón parado con todo el peligro y carreteras bretonas por delante.

Nadie cuenta con que el enemigo esté entre el público, pero es plausible que así sea, más en este ciclismo de imagen y postureo en el que se busca el tiro de cámara, el de la tele o el propio.

Cuando el pelotón se aproxima y no hay una lucecita que se encienda en la cabeza de estos iluminados, en todo caso una buena bronca por quienes están en línea de carrera, ávidos de ver ciclismo y ciclistas, que en definitiva a eso se viene y no a saludar a los abuelos.

 

Continuar Leyendo

Julian Alaphilippe

Julian Alaphilippe tiene un problema con Mathieu Van der Poel

Publicado

en

Shimano 1024×140 – Ultegra
Shimano Dura Ace 2 – 1024×140
Shimano 1024×140 – Dura Ace 1

El duelo Alaphilippe vs Van der Poel puede marcar el Tour de Francia

Entre los duelos del año tuvimos claro que el de Julian Alaphilippe vs Mathieu Van der Poel sería uno de los que más morbo nos iba a regalar.

A veces acompañados por Van Aert, otras no, lo cierto es que los Alaphilippe- Van der Poel son aviso que la carrera va a merecer la pena.

Los shows montados en Suiza son el último capítulo de una rivalidad que, para nuestro regocijo, llegó para quedarse.

DT – Swiss 400×400
Cambrils 400×400
Cruz 400×400



La cosa viene de lejos y lo cierto es que los desenlaces no son halagüeños para el campeón del mundo.

Alaphilippe le ganó a Van del Poel una Flecha Brabanzona en la que ambos se postularon sin disimulo, fue en un curioso sprint en el que el francés casi pierde el triunfo por su obsesión de celebrar antes de tiempo.

No había pasado una semana de su cagada ante Roglic en Lieja que repite la acción frente a VDP en Lovaina.

Esas cosas que sólo pasan con Julian.

Rocacorba – 1024×300

Aquella victoria fue bonita, como casi siempre que estos dos concurren, pero prolongarla para Alaphilippe está siendo una agonía.

De hecho, salvo la llegada de Tirreno, en la que el irisado da cuenta de Almeida y se impone a VDP y Van Aert, en líder, el resto de veces Van der Poel ha dado cuenta con claridad de Alaphilippe.

Suiza, como decimos, es el último capítulo, en el sprint que el neerlandés gana le saca tanta distancia al francés que suena casi hasta insultante.

300×250 – Shimano Ultegra
Lloret 300×250
Gran canaria 300×250



El poder de Van der Poel en esa llegada, nos recordó al despegue visto en el centro de Siena en el mejor momento de una Strade memorable.

La forma que Van der Poel ha marcado y retratado a Alaphilippe tiene que doler, más cuando eres campeón del mundo y aireas la ambición que el francés nunca oculta, pero lo más admirable es que el francés nunca se esconde, nunca escatima y le sigue buscando las cosquillas.

Son el gato y el ratón, pero ello no quita que esta primera semana de Tour si estos juegan a «algo persona» puedan acabar reventando la carrera

Alaphilippe tiene más registro que Van der Poel, apunta a generales, y tras ser amarillo tantos días en el Tour y sabe que quizá, si se esmera, si todo se alinea, podría optar a un top ten, más allá de eso es complicado pensar.

Si Alaphilippe juega a la general podríamos perdernos uno de los grandes atractivos del siempre tedioso inicio de Tour, Van Aert me temo estará por Roglic, si por el contrario apunta a la confrontación el nieto de Poulidor no se va a quedar quieto, ahora bien, Loulou va a tener que idear algo nuevo para dejar al neerlandés en descubierto.

Imagen: FB Strade Bianche

Continuar Leyendo

TWITTER

Lo que son las cosas, hace un año andábamos cruzando los dedos para que la Vuelta de octubre llegara a Madrid.
Al final lo hizo y nos encantó, fue una carrera hecha en el escenario + bello y desde las ediciones de abril.

https://joanseguidor.com/que-bonita-fue-la-vuelta-de-las-hojas-muertas/

Pues nos hemos metido en el mundo del podcast, Gracias a Iván de @JoanSeguidor por invitarnos y a m i compi @santyrg10 que me lío hace poco mas de medio año para poner en marcha @elsterrato.

A ver si os gusta. https://twitter.com/elsterrato/status/1453066600421249027

Una ayuda muy útil en un tema en el que estamos muy peces: ciclismo femenino.
Se vienen charlas muy chulas y para empezar ésta con Lucía González sobre los matices del ciclocross

Ullrich aparece en todas las fotos, me gusta verle "aparentemente" recuperado, entre ciclistas para recordarme el enorme ciclista que tuve la suerte de disfrutar hace "sólo" 25 años

https://joanseguidor.com/jan-ullrich-fotos-ciclistas/

Que José Luis Arrieta salga de Movistar es una enmienda a la totalidad de la política del equipo ante los cambios que acontecen alrededor

https://joanseguidor.com/ruptura-jose-luis-arrieta-movistar/

Load More...

Lo + leído