Connect with us
Leaderboard 1 XX
Leaderboard 2 XX

Síguenos y subscríbete

Como estar informado y participar en sorteos de carreras y productos, NO TE LO PIERDAS!

Opinión ciclista

Las sombras del paraíso flamenco

Publicado

en

Tuvalum

Desgraciadamente el telediario de esta mañana post Flandes abrió la información de la carrera con el accidente de la mujer atropellada por Johan Van Summeren en el desarrollo de la prueba. Se habla de ciclismo con la tragedia como inicio del discurso, lamentamos el accidente de esta señora y no entraremos si debía estar ahí o no. La opinión sobre este hecho se desprende de un desenlace que pone la piel de gallina. Sea como fuere no fue el único incidente entre el público y los ciclistas en la jornada flamenca. Yaroslav Popovich se fue al suelo al llevarse el bolso de otra señora.

Como dijimos el año pasado a raíz de la subida de Alpe d´Huez en el Tour de Francia, existe un punto, una línea invisible, que marca el límite de resistencia de un evento y creo que Flandes se está aproximando a él. Que una región que se cree país, por ser muy diferente además a su otra mitad, la francófona, se eche a las cunetas el día que se corre “la más hermosa del lugar” es bonito y entrañable, pero la pasión debe ir acompañada de sentido común en el seguimiento de carrera y pensar por un momento que, al margen de que es importante disfrutar del espectáculo, hay unos profesionales, ciclistas, haciendo lo que mejor saben hacer y merecen todo el respeto y cuidado porque en el fondo sin ellos, todas esas cunetas atestadas, esas vallas encogidas en banderas y esas carpas VIP carecen de sentido.

El otro día Nico Van Looy escribió esta pieza para Ciclo21 sobre el gigantismo que adquiere la carrera. La profusión de las carpas VIP, los millares de aficionados, los colapsos en los accesos, todo en un lugar vecinal, estrecho y angosto hacen casi irrespirable el ambiente los días previos a la carrera.

Pero a su vez Flandes se convierte en un nido de fanáticos, gentuza que con el motivo del ciclismo, como en otro momento podría ser un concierto o un partido de futbol, desahogan sus penas atentando contra los propios ciclistas, profiriendo insultos o pasando a la propia y genuina agresión, algo que en ciclocross es muy usual y que en Flandes parece que ha ocurrido.

La normativa de no acceder al circuito con botellas de cristal cae por su propio peso, pero se impone algo más, como por ejemplo una especie de mandato explícito para no convertir Oudenaarde y sus alrededores en un enorme vertedero de mierda, plásticos y desechos de algo que poco tiene que ver con el deporte y sí con una bacanal discotequera. El año pasado las brigadas de limpieza del Angliru se hacían cruces ante la cantidad de basura que dejaban esos que se llaman amantes de la bicicleta y seguidores del ciclismo, los mismos que ponen la ecología como emblema de sus vidas.

Pues Flandes es lo mismo, exactamente lo mismo, un crisol de porquería que supera con creces la propia dimensión del evento y que muy poco dice del auténtico aficionado que al margen de disfrutar del evento debe tener cuidado para que el lugar quede con las ganas de volver a tenerlo el año próximo.

Ciclo21
Continuar Leyendo
Click para Comentar

Dejar Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Mathieu Van der Poel

Los vatios de Van der Poel: La emoción del ciclismo se mide

Publicado

en

Por

Tuvalum

Todo el mundo se preguntaba por los vatios de Van der Poel en Strade y esa cifra ya ha salido

Dijimos el otro día a raíz de la crono de Ganna en el UAE Tour que hoy todo en ciclismo, hasta algo tan intangible como la emoción, se mide en vatios…

Cierto, es cierto, todo se mide, todo se cuantifica, pero se pierde la magia del ciclismo, esa misma que nos enamoró un día de él y nos pegó a la televisión, nos llevó a la cuneta e incluso, en el caso de algunos, les hizo pensar que un día ellos pudieran ser uno de esos tipos que enardece las masas de un puerto en los Alpes.

Luego los ciclistas crecen, ven lo que hay y la realidad está distante de aquello.

Y se nos olvida una cosa, como me contaba en un podcast que en breve verá la luz el responsable de la Fundación Euskadi, Jesús Ezkurdia: «El ciclista que entrena feliz, compite feliz, si compite feliz, conseguirá resultados y si logra resultados será feliz».

Ni más ni menos, ante ese círculo virtuoso nos encontramos un ciclismo carente de magia, lleno de números, performances, vatios y toda la parafernalia que ha quitado a este deporte la esencia que lo hizo grande.

LimitZero
SQR-Gore2
Cruz 400×400

En el directo por las redes de la Strade Bianche, las palabras «vatios» con «Van der Poel» empezaron a trepar por nuestro TL.

Evidentemente Alpecin-Fenix puso el dato y nos lo hicieron llegar…

Así es éste nuestro ciclismo, numérico, reflejado en un excel, nos reíamos cuando los Sky desembarcaron con su alud numérico y ahora todos siguen el caminito que marcaron con miguitas de pan.

La emoción de la Strade Bianche resumida en vatios, los que desplegó el bicho Van der Poel en algunos pasajes de su carrerón hacia Siena.

Las estampas y la violencia que reflejan las imágenes que deja en su triunfo son accesorias al datos de los vatios que movió y así todo buen aficionado al ciclismo se puede medir con el ciclista de moda.

Recuerdo que una de las veces que más me impactó la expresión «chorreo de vatios» fue en el pasado Tour de Flandes virtual que se corrió en pleno confinamiento la primavera pasada.

Ahora la expresión sustituye a la palabra emoción, «gallina de piel» y escorzo en el sofá, todo se mide, hasta lo más intangible, algo como pudiera ser el sentimiento.

En fin, que como a todo en esta vida, habremos de acostumbrarnos, entretanto, no me pidáis que interprete esos números, prefiero quedarme con aquello que nunca mediré, el recuerdo imborrable de una de las mejores carreras que hemos visto nunca,

Ciclo21
Continuar Leyendo

Ciclismo antiguo

Indurain y Valverde: Duitama no admite comparación con Florencia

Publicado

en

Por

Tuvalum

Los marcajes de Indurain y Valverde en sus respectivos mundiales estuvieron a años luz

España es un país relativamente joven en la historia de los mundiales de ciclismo, pero si hemos de quedarnos con dos de siempre, Duitama y Florencia serían los extremos, gentileza de los que consideramos los dos mejores ciclistas a este lado de los Pirineos: Indurain y Valverde.

Entre ambos pasaron 18 años, una mayoría de edad que curiosamente adquirió el ciclismo español en una de las asignaturas pendientes que venía arrastrando desde el segundo cero de su creación.

En ese tiempo sólo queda al margen el oro de Alejandro Valverde, una de las victorias más deseadas del pelotón, en Innsbruck, todo lo demás entra directo en ese periodo, los tres oros de Freire, el doblete de Hamilton de Astarloa, las medallas del mentado Valverde… incluso hasta el registro singular de Abraham Olano, único ciclista capaz de ser campeón contra el reloj y de fondo.

Al ciclismo español le quedan otras asignaturas, no os penséis, como las clásicas del adoquín, pero en esas peleas, salvo Flecha nadie pareció estar con visos de salir exitoso.

“L’adoquí”, caja de productos y experiencias para los amantes de la bicicleta

Volviendo a Duitama y a aquella tarde-noche, por el horario de aquí, lo cierto es que hemos recordado y debatido ampliamente, en este mal anillado cuaderno, lo que pasó.

Incluso nuestro amigo Miguel González, nos trajo el otro día una opinión muy alejada de la nuestra en la que se volvía sobre si Olano debió o no disputar la jerarquía de Miguel Indurain.

Nosotros siempre defendimos que aquello fue de manual de primero de ciclismo, en una escapada en la que tienes ventaja numérica, lo normal es lanzar al segundo para que los rivales quemen cartuchos en la caza.

Aquello que vimos claro y de cajón se convirtió en el principio del fin para Abraham Olano, quien ganando ese arcoíris se cargó de un peso que le lastró para siempre.

Sin embargo, más allá de lo que Olano hiciera, la grandeza de Miguel quedó reforzada en un día que llevaba su nombre y apellido.

El control que ejerció para que su compañero volara al triunfo contrasta con lo que vimos en Florencia tantos años después.

Si en Colombia el gran rival fue Marco Pantani en Italia, la rueda de Vincenzo Nibali fue veneno para la selección española.

[elementor-template id=»36790″]

 

Cuando Alejandro Valverde se obcecó en marcar al italiano y Rui Costa tomó metros, que luego fueron segundos irreducibles, la suerte de control y estrategia que Indurain sí supo plasmar para Olano, se esfumó en Valverde, para desgracia de Purito.

El catalán, como Olano, ejerció de segundo espada venido a líder, pero le falló la retaguardia.

Hizo la carrera perfecta, incluso la convenida con el propio Valverde, pues al murciano ya le iba bien que su compañero incordiara, pero la clave estuvo en el marcaje, dejar a Nibali entre él y Rui Costa, en cabeza, fue faltal.

De un oro y plata que muchos saboreábamos, se pasó a los dos escalones bajos del podio.

Valverde dijo que no pudo, que no le dio para salir a por el portugués, cuando sólo cabía esperar algo del luso, siempre escondido, siempre tan fresco.

Aquella tarde, como 18 años antes, hubo lágrimas, pero no de felicidad y sí de incredulidad, Valverde no había sido Indurain, y mira que lo tenía todo para romper la lanza a su favor.

La fotografía es ésta, la actitud y habilidad de uno y otro en un momento similar, separados por tantos años, sin más intención que poner negro sobre blanco lo que hicieron ambos en un momento crítico, y sin olvidar méritos de Valverde, quien fue clave para el tercero de Freire o una ayuda in extremis en la carrera final de Purito en los Juegos Olímpicos de Río.

Que siempre hayamos pensado que Valverde es y ha sido capo, no quita que haya realizado alguna labor para terceros, pero aquel día su perenne grandeza nos cayó a los pies.

 

Ciclo21
Continuar Leyendo

Nairo Quintana

Nairo Quintana, abocado al Tour que menos le gusta

Publicado

en

Por

Nairo Quintana Provenza JoanSeguidor
Tuvalum

Para Nairo correr en el Arkea no le da más margen que el Tour

Nairo Quintana parece tener previsto el debut para la campaña que ya rueda en los Alpes Marítimos, la misma carrera que ganara hace un año por delante de una plana mayor formada por Romain Bardet, Riche Porte y Thibaut Pinot, tres ciclistas que tienen en común con el colombiano el podio del Tour de Francia.

Poca broma.

Quizá por eso, y lo visto días antes en Tour de Provence, el año pasado decimos, muchos pensaron que el mejor Nairo Quintana había regresado para conquistar el terreno que siempre creyó suyo, el Tour de Francia.

Pero no, si una cosa nos demuestra el ciclismo cada poco es que el mes de febrero no es el de julio, ni mucho menos el Tour.

Pero tampoco es la París-Niza, la carrera que el año pasado marcó el final del ciclismo como lo conocíamos, en la que Nairo no pudo estar delante, a excepción de la jornada final de montaña que ganara sin opción alguna para la general.

Ciclobrava – 400×100 Landing

 

Desde que el Tour 2020 llegara a París en septiembre, no hemos visto competir más al colombiano que pasó además por quirófano.

Conocido el recorrido del Tour 2021, quedó claro que las ediciones aquellas en las que Nairo iba a tener un ratio de montaña-crono favorable habían pasado a la historia.

Tras varios años de empacho de cumbres, en lo que tampoco ha servido para ver mejores espectáculos, la mejor carrera del mundo ha optado por modular el mensaje, bajando en tono en las cumbres y abriendo un poco la mano a los croners.

Nairo, como Landa, como otros tantos, sale malparado de este giro en los recorridos, giro que por otro lado era previsible, viendo como la carrera se convierte en una especie de clase de spinning sin más opción a distanciar los rivales que en una crono individual, aquella modalidad que se corre sin gregarios que caminen como los líderes.

Barruntó entonces Nairo Quintana la posibilidad de ir al Giro, pero según está montado este ciclismo, Arkea lo iba a tener complicado, al punto que se ha confirmado que no va tener  sitio.

[elementor-template id=»36790″]

 

La Vuelta a España no tampoco invita al Arkea, al final como hacen en el Giro, la española mira por los equipos de casa, como bien nos dice Guillén «el organizador tiene total discreción sobre sus invitaciones y nuestro objetivo son los equipos españoles«.

En este caso además quedará uno fuera.

La combinación de Cruz para tu portabicicletas

De esta manera la campaña de Nairo pasará inevitablemente por el Tour de Francia, en lo que supone ya el día dela marmota, algo ya visto: cada cosa que haga será leída en clave Tour, cada triunfo, cada gesto y luego, ya en Francia, la realidad seguirá marcando que para el colombiano el tren francés hace tiempo que partió.

 

 

Ciclo21
Continuar Leyendo

Opinión ciclista

Los ciclistas siguen sin peso ante la UCI

Publicado

en

Por

Tuvalum

Las nuevas decisiones de la UCI retratan un gremio ciclista desunido

El lío generado por la UCI y sus decisiones sobre las posturas de los ciclistas sobre la bicicleta, en especial en los descensos y en los llanos en los que se puede rodar acoplado a un «imaginario» manillar de triatleta, ha vuelto a poner de relieve que en el gremio de los ciclistas la coherencia brilla por su ausencia.

El otro día, hablando en nuestro podcast con Jorge Quintana, el periodista nos daba algunas claves sobre lo que está pasando que queremos traer aquí:

«La UCI entra en un terreno muy pantanoso que es el de decirle a ciclistas con muchos años de experiencia cómo gestionar su bicicleta, prohibiendo esas dos posiciones en cualquier circunstancia. Es posible que recuperaremos posturas olvidadas que al final pueden acaban ser siendo más peligrosas»

Las palabras de Jorge llegaron más o menos el día que, en la primera etapa de la Provenza, nos encontramos con un final criminal lleno de isletas y rotondas que hizo padecer por la seguridad de los corredores.

Carlos Verona lo denunció con toda la razón aquella misma tarde…

Ciclobrava – 400×100 Landing

 

Sucede en cambio que a la luz de las prohibiciones de la UCI, algunos pros pusieron el grito en el cielo, hablando pestes del fondo de la medida, tachándola de ridícula, poniendo en duda el hecho, como rezaba la nota de la UCI, de que los ciclistas hubieran dado su OK.

Y es ahí donde vamos a la segunda parte de la historia, que muchos ciclistas no se sienten representados por su sindicato.

Matteo Trentin y Philippe Gilbert fueron los firmantes de ese acuerdo en nombre del sindicato de un gremio formado por gente que en muchos casos no debe abrir los mails de comunicados que afectan a su profesión.

Las quejas de Matteo Trentin son coherentes, «menos redes y más abrir mails« y es que lo cómodo, quejarse en twitter, desplaza a la posibilidad de asumir un liderazgo más activo ahora, que es cuando se toman las decisiones.

[elementor-template id=»36790″]

 

Verona habla de The Riders Union y está bien, pero mientras se fragua esa opción, «más democrática y transparente» a su juicio que la hoy operativa CPA, pasan cosas y se deciden temas importantes.

Algo se están perdiendo por el camino y quizá la primera consigna del sindicato en ciernes sea desandar lo andado estos días.

En definitiva otro, uno más, ejemplo de lo que es este mundillo, tan pequeño en apariencia, tan grande y gélido en esencia, si el ciclista no es capaz de encontrar unanimidad en decisiones que ponen en cuestión, como dice Jorge, su forma de manejar la bicicleta, ¿cómo han de atacar a fondo a organizaciones tipo Polonia con negligencias como las de Jakobsen y Groenewegen?.

 

Ciclo21
Continuar Leyendo

TWITTER

No sé si volverá a ganar el Tour, si quiera si podrá con el Giro que se plantea, pero la forma en la que Egan Bernal lucha contra la adversidad y nada fuera de la zona de confort es ADMIRABLE
La gente que trabaja con esta fe merece un MONUMENTO.

https://joanseguidor.com/strade-egan-bernal/

El golpe que Mathieu Van der Poel dio en la Strade Bianche es una de esas victorias que exceden con mucho el mero apunte estadístico, es una OPA A TODA LA PRIMAVERA.

https://joanseguidor.com/victoria-van-der-poel-strade-primavera/

En el ciclismo del SIGLO XXI las emociones que nos despierta Van der Poel en la Strade se miden en vatios
Me niego al ciclismo numérico que no están imponiendo, esta imagen la explico con sentimiento, pasión, calor y memoria no con una cifra.

https://joanseguidor.com/vatios-van-der-poel-strade/

"Gianni Savio tendrá sus razones para quejarse, pero yo no me siento aludido" Ivan Basso
https://www.ivoox.com/ivan-basso-nuevo-giro-de-audios-mp3_rf_66330598_1.html
#PodcastJS

Load More...

Lo más leído