Connect with us
Leaderboard 1 XX
Leaderboard 2 XX

Síguenos y subscríbete

Como estar informado y participar en sorteos de carreras y productos, NO TE LO PIERDAS!

Ciclistas

Robert Marchand: La increíble historia del ciclista más que centenario

Publicado

en

Este 22 de mayo ha fallecido el ciclista más que centenario, Robert Marchand

Robert Marchand es un joven de 109 años que nació en Amiens el 26 de Noviembre de 1911 y nos ha dejado este sábado de mayo.

Ex bombero y ex boxeador, vio cómo su afición por la bicicleta se truncaba por las dos guerras mundiales que vivió. Siempre fue un apasionado del ciclismo, retomando la afición cuando se quedó viudo a los 78 años, porque pensaba que si se quedaba en un sillón viendo la tele estaba perdido.

Hace cuatro años se convirtió en el ciclista centenario más rápido en la distancia de 100 kilómetros, al recorrerla en 4 horas, 17 minutos y 27 segundos en el velódromo de Lyon, a una media de 23 km/h, el 28 de septiembre de 2012, sin dar muestras de fatiga, aunque reconoció que en los últimos kilómetros sintió cierto dolor en una mano y en el trasero.

Pocos minutos después de completar las 300 vueltas del velódromo, Marchand aseguraba que: “No había hecho esto para ser campeón, lo he hecho para probar que la raza humana, a condición de no hacer excesos, puede vivir bien hasta los cien años”.
Ya en febrero de 2012 batió en un velódromo de Suiza el récord de la hora para centenarios, que fijó en 24,25 kilómetros.
Ambas pruebas fueron homologadas por la Unión Ciclista Internacional (UCI), que creó la categoría de centenarios gracias a Robert Marchand.

La proeza de Marchand ha despertado una gran atención mediática en Francia y del público que se acercó a seguir su hazaña, que no dudó en pedirle autógrafos a este joven con años que firmó con agrado.
Sonriente y orgulloso, aseguró que durante toda su vida apenas ha hecho excesos, nunca fumó, no bebió demasiado alcohol y cuidó mucho su alimentación.

El único doping que conoce es su vaso de vino tinto en cada comida, ya que probó las bebidas energéticas, pero dice que le daban dolor de estómago y que lo único que necesita es agua con un poco de miel.
Antes de batir el récord, y como preparación, hizo los cien últimos kilómetros de la París-Cambrai, afirmando que “me pareció menos duro, porque hay cuestas y, como no voy muy deprisa, las subo bien, pero al bajar no tengo que pedalear. En el Velódromo no puedes parar de pedalear en ningún momento”.

Ha corrido ocho Burdeos-París, cuatro París-Roubaix y doce Ardechoises, pero él no quiere ser tratado como un fenómeno.
Robert Marchand no descarta afrontar en el futuro otras pruebas similares y eso sin necesidad de complejos sistemas de entrenamiento, ni hormonas, ni testosterona, ni EPO, ni ninguna otra clase de trampas, porque ganar con trampas es perder. Queda claro que todo se puede alcanzar sea cual sea la edad. Las hazañas de Marchand, son un aliciente para que nos motivemos a seguir sus pasos.

Gracias a Martina Marchand, su sobrina, a la que desde aquí le agradecemos sus gestiones por ponernos en contacto con Gérard Mistler, su mánager y gran amigo, y organizador nada menos que de la Ardéchoise, ciclo-sportif en la que Robert participa anualmente. «Creo que es un ejemplo humano de los beneficios de la bicicleta», nos dice entusiasmado Mistler.

Gracias a Gérard, pudimos acercarnos a este ligero gran campeón de 51 kg para sus 151 cm de estatura.

Mr. Marchand… ¿cuándo empezó en esto del ciclismo?

Empecé muy joven, con tan sólo 14 años y por ese motivo tuve que correr bajo un nombre falso. ¡Y sin embargo ahora con más de 100 años soy famoso por mis récords!

¿Qué ha querido demostrar con un hito prácticamente irrepetible?

La verdad es que yo sólo quería hacer algo especial para mi cumpleaños número 100 y pensé ¿y por qué no?

Dicen de usted que es un poco cabezota…

Pues sí, si me encuentro bien, lleno de energía y con mucha motivación, cuando tengo una idea en la cabeza nada me detiene.

DT – Swiss 400×400
Cambrils 400×400
Cruz 400×400



¿Cómo fue la preparación para el récord de la hora?

A los tres meses de mi cumpleaños dejé mi residencia en Mitry-Mory, cerca de París, para trasladarme al World Cycling Centre de la UCI en Aigle, Suiza, para preparar mi asalto a la hora en su velódromo. Mi amigo Gérard Mistler fue el que presentó la solicitud oficial para realizar la prueba.

Y la adaptación a la pista ¿qué tal fue?

Pues me tuve que familiarizar con la pista cuatro días antes a la fecha del intento. En principio, mi capacidad para rodar durante una hora no iba a ser problema, pero sí la pista… ¡no había corrido en pista desde hacía más de 80 años!

Imaginamos que le gusta mucho más la carretera…

Sí, prefiero montar en bici al aire libre, pero por aquellas fechas nevaba en Suiza y yo no quería coger la gripe, jajaja. Así que no tuve más remedio que con mi coach Magali Humbert tuve que ir aumentando horas de sillín mientras se acercaba el día del desafío.

¿Es aburrida la pista?

Hombre, la pista es pequeña y uno no para de dar vueltas y vueltas, siempre controlando que no me suba el pulso y así puedo seguir y no encontrarme ni siquiera cansado.

Es cierto… ¿qué le dicen los médicos?

Aunque no lo parezca siempre sigo el consejo del médico y me ha dicho que no pase de 110 pulsaciones y eso hago, aunque un día, subiendo una colina empinada, subí a 134, pero mejor evitarlo.

Lloret 300×250
Gran canaria 300×250



Suponemos que está vigilado bajo estricto control médico…

Los electrocardiogramas dicen que tengo el corazón en excelentes condiciones, aunque conozco mis límites y de un tiempo a esta parte he decidido no pasar de los 100 km porque quiero seguir pedaleando durante algunos años más, aunque los médicos dicen que tengo el cuerpo como si tuviera 70 años.

Venga Mr. Marchand, explíquenos su secreto…

Nunca he abusado de nada, ni del tabaco, ni del alcohol. He tenido la suerte de no tener ningún problema de salud importante. En lo único que me he excedido ha sido trabajando… ¡me retiré con 89 años! ¡Ah! Y siempre estar de buen humor.

¿Qué consejos daría a los jóvenes que llegan a la jubilación?

Que se mantengan en movimiento, que hagan ejercicio físico regular. A mí esto me hace funcionar todo el cuerpo y me mantiene flexible. Si con 80 años hubiera comenzado a jugar a cartas me habría quedado inmóvil, pero yo no podía, nunca he sido capaz de mantenerme quieto.

¿No cree que es un ejemplo increíble para todos?

Pues yo no me considero para nada excepcional, sólo soy una persona normal.

Y esta gran cita nos la dice alguien que nació nada menos que antes de que se hundiera el Titanic.

Por Jordi Escrihuela

Este miércoles cuatro de enero Robert Marchand asalta el récord de la hora

Continuar Leyendo
Click para Comentar

Dejar Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ciclistas

#PodcastJS Oscar Freire: «Yo sé cómo se ganan mundiales»

Publicado

en

Siempre es interesante escuchar sobre ciclismo y vida a Oscar Freire

Hay algo que sucede cuando hablas con Oscar Freire, y es que emerge su eterno atractivo, como ciclista, pero también como persona y conversador.

Su visión del ciclismo parece alejada, por ese carácter despreocupado que luce, pero sabe bien de lo que habla y el terreno que pisa.

Durante más de cuarenta minutos, Oscar Freire nos habla de sus hobbies, de sus salidas en BTT, de la industria de la bicicleta, del ciclismo español, de los ciclistas que han venido para cambiarlo todo, de esas carreras que tanto le gustaban a él y ahora hacen furor y hasta de ser seleccionador.

Freire disfruta de la ganada «jubilación» con una ristra de aficiones que no nos pueden sorprender más, por lo variado y extenso del contenido.

Pero ello no le quita de estar al tanto del ciclismo y lo que sucede, está de hecho muy al día y disfruta como un aficionado más de una generación que admite perfecta para darle grandes momentos al aficionado.

No descarta aspirar a ser un día seleccionador nacional y mira a Peter Sagan, quien aún no está fuera de la carrera por el cuarto mundial, ese que nunca pudo ganar y que te haría único en la historia del ciclismo.

«Yo sé cómo se gana un mundial» es nuestro titular, y Oscar Freire tiene razón, se hizo hasta con tres, los tres en desenlace similar, al sprint o el grupo reducido, pero en circunstancias muy diferentes, por que un día sorprendió a todos (Verona 99), otro fue el más rápido del pelotón sin estar en la terna de grandes candidatos (Lisboa 01) y a la tercera consiguió todo, ser el más rápido siendo el más vigilado de cara al final (Verona 04).

Cuánto extrañamos aquellos años e incluso sus desenlaces míticos como el de Zabel en San Remo.

Imagen: Sportyou

Lloret 300×250
Gran canaria 300×250



 

 

Continuar Leyendo

Ciclistas

¿Qué ciclista quiere ser Joao Almeida?

Publicado

en

En el Joao Almeida ciclista hay muchos matices por concretar

En las líneas reforzadas del UAE, la llegada de un ciclista como Joao Almeida pasaría desapercibida si no fuera uno de los corredores que más miradas ha sabido concitar.

El luso es uno de los corredores que mejores comentarios levanta de una parte de la afición y aunque son merecidos,, no sabemos el motivo exacto, pues su carrera, aunque va a otro ritmo respecto a otros compañeros de generación, tiene tantas ventanas abiertas que, sinceramente, no sabemos qué esperar de él.

No sabemos a qué podría dedicarse en el futuro, decimos, otra cosa es que no admitamos que estamos ante un corredor excelente, que sigue creciendo, que tiene grandes mimbres para triunfar y que, mucho me temo, va a seguir dando que hablar.

DT – Swiss 400×400
Cambrils 400×400
Cruz 400×400



Pero como le sucede a muchos, no sabríamos ubicar las intenciones ni los objetivos realistas para Almeida

Sus dos últimos Giros de Italia son las grandes a las que agarrarnos para intuir qué puede suceder en el futuro.

Muy pocos corredores son capaces de demostrar que son vueltómamos en las primeras grandes en las que compite, Joao Almeida es un ciclista aún joven y sin embargo ha demostrado cierta consistencia en una prueba de la dureza de la grande italiana.

Consistencia para ser aspirante al maillot blanco, para ser top ten, pero ¿para el premio gordo?

Joao demuestra tablas, pero le falta algo, un puntito para estar finalmente delante: desde las primeras selecciones de la carrera, hablamos del último Giro, sufrió para mantener el tipo y fue ahí donde perdió un tiempo que luego, al final, extrañó para acabar más adelante en la general.

Por que, curiosamente, y pesar de verle un buen «puncheur», joven aún y todo eso, va a más en la tercera semana, cosa que no diríamos por el perfil de corredor que es.

Lloret 300×250
Gran canaria 300×250



A diferencia del año pasado, que fue maglia rosa tantos días, Joao se quedó con ganas de subir al podio en 2021, pero esta vez la carrera le sirvió para reforzar su creencia que puede ir a más, pues sabe gestionar la tercera semana, se vio entre rivales mucho más sólidos y acabó en una nada desdeñable sexta plaza la general.

Si Joao Almeida hubiera sido un bluff, como escuché esos días de Giro, habría sido el típico ciclista que, a sabiendas que la carrera había volado para él, se habría borrado de competir e iría a por etapas.

Pero él mantienen esa firme convicción que puede estar arriba en las grandes, y en UAE,  a falta del plan final, podría volver a por el Giro, una grande que ha sepultado los kilómetros contrarreloj que tan bien le van, pero que por plan interno del equipo (Pogacar al Tour y Marc Soler a la Vuelta) encajaría en su calendario.

Un calendario, eso sí, que no debería ceñirse para nada al Giro o las grandes, por que aquí vemos ciclista con madera de hacer cosas grandes, de estirar el cuello de los grandes en un final accidentado en Tirreno, siendo incluso ajusticiado por su propio compañero Alaphilippe en meta, o de ganar con la solvencia que consiguió su etapa en Polonia.

Llegó a ser, no olvidemos, líder en la Volta, antes de que los Ineos no dejaran piedra sobre piedra

En el fondo de armario que ha ensanchado UAE, Almeida, bien conocido por Matxin, es una de las cartas ganadoras, sólo esperamos que no haga un Hirschi.

Continuar Leyendo

Ciclistas

#PodcastJS Omar Fraile: «Ojalá hubieran más equipos como Ineos»

Publicado

en

Para Omar Fraile el ciclismo ha dado un salto increíble en diez años

Ahora mismo Omar Fraile es uno de los faros del ciclismo español.

Es un corredor soberbio, con planta, experimentado y polivalente, y a partir del año que viene ciclista del Ineos, «El Equipo» como él dice.

Un paso que deja atrás el periodo más dorado para Omar, el de Astana, con quienes ha sido campeón de España y el último ganador de etapa del Tour para el ciclismo español.

Con diez años en el oficio, Omar Fraile admite que los cambios que se han dado en este periodo han sido brutales, cambios en todos los sentidos, desde experiencia de los corredores, a preparación, material y nutrición, cambios que dan con el ciclismo que estamos viendo, posiblemente el más competitivo de la historia.

Ganar es muy complicado, no para de repetirlo, como lo es sacar buenos ciclistas desde edad temprana, pues las cosas no están sencillas para nadie y mucho menos para el ciclismo de base en el que tantas ilusiones él, personalmente, pone.

A pesar de correr por medio mundo sigue apegado a la tierra, corre ciclocrosses en invierno, cuando puede, y mantiene en su corazón un día, el que ganó una etapa de la Itzulia en Eibar delante de toda su gente.

Pero sabe que el negocio es efímero, que la vida del deportista es corta, por eso no duda en decir que ojalá hubieran más equipos como el Ineos, su nueva casa, por mucho talento que sean capaces de aglutinar.

Imagen: RFEC

Lloret 300×250
Gran canaria 300×250



Continuar Leyendo

Enric Mas

El vaso de Enric Mas está ¿medio lleno o medio vacío?

Publicado

en

La temporada de Enric Mas es buena y mala al mismo tiempo

Para hablar del año de Enric Mas podemos viajar al inicio de campaña, pues allí se dio una circunstancia que explica qué tipo de ciclista tenemos sobre la mesa.

Fue en la Vuelta a la Provenza, bolo de inicio de temporada que, a diferencia de hace treinta años, parece que es el fin del mundo para muchos.

Los Ineos dominan a placer, Iván Sosa gana en el Ventoux, Egan Bernal muestra una cara muy mejorada respecto a 2020 y sabemos de Carlos Rodríguez en primera persona.

La carrera en sí, su valor, es lo que es, pero demuestra que en el ciclismo actual no hay tiempos muertos ni carreras de relleno.

No pocas estrellas lo entienden así, es más, desde las primeras competiciones los ciclistas top ya empiezan a repartirse los premios, da igual que sea el UAE Tour o la Estrella de Bessèges, todo cuenta y es bueno para el palmarés.

Pogacar gana en la carrera de casa, Roglic se estrena en la París-Niza ganando tres etapas y cediendo la general en la etapa final, VDP y Van Aert, prácticamente solapan la campaña de ciclocross con la de ruta…

Es la norma del nuevo ciclismo ¿para todos?… no, para todos no, hay unos cuantos que siguen en conceptos de los ochenta, centrando la campaña en lo que se considera lo gordo y pasando sin pena ni gloria por las otras carreras.

DT – Swiss 400×400
Cambrils 400×400
Cruz 400×400



Cuando Enric Mas llegó muy descolgado al Mont Ventoux, el mar de fondo que ha rodeado a Movistar durante toda la campaña empezó a sonar.

Recuerdo entonces que escribimos…

Enric Mas parece vivir en ese tiempo, un tiempo en el que ponerse un dorsal como parte de la rutina del entrenamiento era normal y admitido, aunque a veces al aficionado medio le disgustara ver a Indurain a media hora de los mejores.

En un ciclismo en el que cada día parece jugarse una final, cualquier sprint de la Provenza se disputó como el jodido Tour de Flandes, tomarse una competición como una manera de espabilar el cuerpo, sin más, te retrata.

Y en estas que Enric Mas llega al Ventoux descolgado de los mejores…

Pasados los meses, seguimos pensando que Enric Mas es un ciclista de los ochenta, en concepto y planteamiento, que ha caído en medio de este nuevo ciclismo.

Y así sucede, que en una campaña en la que puede volver a sacar pecho por repetir segunda plaza en la Vuelta, no sabemos si mirar en positivo o en negativo lo que ha logrado y puede lograr.

Por que Enric Mas es uno de los mejores vueltómanos de su generación, crece tranquilo, muy tranquilo, pero con la sensación de que a cada paso que da, parece más lejos de los dos mejores del mundo, los eslovenos, e incluso del colombiano Egan Bernal.

Lloret 300×250
Gran canaria 300×250



Siempre podrá decir Enric Mas que el Tour de Francia que firmó estuvo bien, que incluso soñó con ganar en Luz Ardiden, pero no puede esconder que, a sus malas cronos, le sumó sendos momentos flojos en las dos cimas más duras, Ventoux y Portet, comprobando como por medio se le ha metido gente como Vingegaard o Carapaz que no hacen otra cosa que ponerle más complicado llegar un día al podio de la mejor carrera del mundo.

Luego en la Vuelta, es cierto que Enric nos hizo creer, esa tarde en Valdepeñas, o incluso en Velefique, que se iba a atrever a algo más que aguantar y aguantar, la realidad de los Lagos fue otra, tan sencilla como mirar los tiempos y ver que le queda un mundo para acercarse a Roglic.

¿Seguirá progresando Enric Mas?

Queremos creer que sí, pero en todo caso, si no lo hiciera como él quiere, hay otras opciones, otros objetivos, quizá más pequeños, pero que seguro le acercarán al aficionado -triunfos de etapa, escapadas y esas cosas que hacen tantos buenos ciclistas en los tiempos actuales-.

Al final a los premios gordos optan muchos, pero aspirar, lo que se dice, aspirar a ganar, como dijimos el otro día, sólo vemos a dos o tres, los demás son outsiders y por medio siempre surgen sorpresas.

Imagen: Photogomezsport

Continuar Leyendo

TWITTER

Lo + leído