Connect with us
Leaderboard 1 XX
Leaderboard 2 XX

Síguenos y subscríbete

Como estar informado y participar en sorteos de carreras y productos, NO TE LO PIERDAS!

Ciclistas

La dimensión no ciclista de Bradley Wiggins

Published

on

Tuvalum

Cómo han cambiado los tiempos, aquellos en los que veíamos estrellas de brillo imperecedero arrastrarse por las rutas de medio mundo, intentando alargar lo “inalargable”, haciendo testigos de su declive por donde pasaba su tubular. Figuras que no admitieron que la llama de la juventud se apaga, que con ella se va el fragor de la lucha y el acierto en la carrera. Figuras que no entendieron que el telón debía bajar y que empequeñecieron su leyenda como nunca hubieran merecido.

Hoy vemos que casi todas las estrellas lo dejan con buen sabor de boca y exhibiendo el tono que los distinguió. A nadie le extrañaría que Fabian Cancellara hubiera seguido una campaña más, si se ha ido como campeón olímpico y desde el podio de Flandes, lo mismo podemos pensar de Purito Rodríguez o de su verdugo en el Giro, Ryder Hesjedal. Todos cuelgan la bicicleta con la sensación de que tenían algo más y todos lo dejan en un mar de dudas, cuestionándose si hacen bien y si es de recibo alargar lo que un día dijeron que tenía que acabar.

Entiendo que Bradley Wiggins ha estado en esta tesitura estos días. No me extraña, es una vedette, el auténtico “llena velódromos” del momento. Hace medio siglo cuando Miquel Poblet aparecía en los carteles, el público acudía en manada. Como el “noi de Montcada” hubo unos cuantos, estos días ha sido Wiggo, con Cavendish, quien ha hecho de Londres y Gante una fiesta bajo techo con gente brindando en la pelousse, brindando con ciclismo.

Dicen en la cuenta del British Cycling que se cierra una era con el adiós de Wiggins, yo creo que se cierra algo más. Al corredor lo conocemos bien, su trayectoria, sus méritos, sus defectos,… lo tenemos por la mano. Incluso tenemos constancia del proceso que hay abierto en su país respecto al famoso paquete que un día recibió, el tema de las excepciones terapéuticas y las sombras que angulan al personaje.

Todo eso es sabido, pero en el caso del corredor londinense nacido en Gante, la lectura va un poco más allá, y tiene que ver con el ciclismo que no es ciclismo, pero que vende ciclismo, destila ciclismo y habla de ciclismo. Tiene que ver con la tendencia que hoy vemos en no pocas ciudades, de cafés ciclistas, de libros ciclistas, de ropa de vestir con hechuras ciclistas, revistas ciclistas de culto,… de cultura ciclista en definitiva.

Tiene que ver con eso y creo que Wiggins es culpable en su parcela de que ese reguero de conocimiento haya pasado de mano en mano y ahora nos veamos en locales en los que cuelgan bicis y hay un póster de Eddy Merckx. Wiggins, en su poliédrica personalidad, ha contribuido, no sé si queriendo, a esa nueva dimensión que en el caso de este deporte le ha hecho mucho bien pues lo ha sacado de su estigma de dopaje y siempre culpable en el que reculaba hace no tanto tiempo.

Está claro que esa labor ha sido facilitada por los éxitos deportivos que en un principio fueron de pista, pero lo que en otros países no se ha logrado hacer, que el ciclista como tal cause tendencia y sea referente en algo que no sea sólo la bicicleta, Wiggins ha demostrado que es posible lograrlo.

Veremos ahora lo que se prodiga fuera del circuito, lejos de la presión de ser profesional, acentuando esas muecas poco convencionales, como saboreando una cerveza a medio afeitar o vestir esos jerseys de punto grueso que parecían sólo para tenistas o dando que hablar en los consejos de redacción por una imagen poco afortunada. Yo creo que no será consciente, pero aquello que haga tendrá que ver con la percepción que hay sobre este deporte que necesitaría más ciclistas que excedieran su papel en el pelotón.

INFO

365 días al año de bicicleta por parajes de ensueño

Ciclo21
Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.