Connect with us
Leaderboard 1 XX
Leaderboard 2 XX

Ciclismo antiguo

Janer, Otero y Antón, apellidos que son pioneros en el Tour

Publicado

en

DT – 2022 post

La historia de los pioneros españoles en el Tour tiene unos cien años

Haciendo hincapié a esta revisión histórica concerniente a los ciclistas españoles pioneros que sobresalieron en aquellos tiempos un tanto lejanos en el Tour de Francia, que vivía sus primeras ediciones, hemos de destacar como así lo hemos hecho a los primeros paladines del pedal de nuestro suelo,  tales como el aragonés José María Javierre, el vasco Vicente Blanco y el madrileño Juan Orduña, en este orden cronológico, nos adentraremos ahora  en este comentario al ensalzar a otras tres figuras que merecen una especial atención por los logros alcanzados en la competición gala gracias a su férrea voluntad y a su insistencia cara a los objetivos perseguidos.

No fueron otros que el catalán Jaume Janer, el leonés Victorino Otero, y un breve inciso al mencionar también al navarro Guillermo Antón.

De cuando Antón, Janer y Otero decidieron participar

Señalemos que en 1920, se apuntó en la línea de salida otro español: un tal  Guillermo Antón, nacido en Tudela y de ascendencia de una familia propiamente madrileña.

Era un ciclista no muy conocido. Quiso igualmente probar fortuna en el Tour, aquel sonado acontecimiento del que había oído hablar en las reuniones que mantenía con sus amigos de su peña habitual, que fueron los que realmente le animaron para que se inscribiera en el periplo ciclista. Decidió participar aunque, en contra de su voluntad no llegó a muy lejos.

Se vio pronto incapaz de seguir, aguantar siquiera, la estela de los mismos corredores.

Al cabo de dos etapas, sin fuerzas para seguir dándole a los pedales, se vio obligado a abandonar la prueba. Su retirada, su cruz, se produjo en una carretera perdida en pleno territorio francés que ni el mismo recordaba. Fue un héroe efímero. Los rotativos apenas comentaron la noticia. Fue un hecho que pasó casi totalmente inadvertido a los aficionados de su época.

Posteriormente, entre los años 1920 y 1924, registramos otros dos aventureros hispanos: el catalán Jaime Janer y el leonés Victorino Otero, aunque éste se le consideró siempre cántabro de adopción por razones familiares.

Shimano – Leaderboard 1024×300

No hubo éxitos de alto copete, pero se desplazaron al vecino país con una escondida ilusión. Siquiera intentar conquistar alguna gesta que les valiera cara a su futuro y cara a su prestigio personal. Les bastaba que se les considerara laureados en el mundo del pedal.

Janer tomó la salida en el Tour de Francia, en las ediciones de 1920 y del año siguiente.

En tanto que Otero lo hiciera en 1923. Sus participaciones fueron un fracaso en líneas generales.

La falta de experiencia es una moneda que se hace pagar. Los dos abandonaron por las razones que ya comentaremos en nuestros textos más adelante. Por concretar basta afirmar que en el año 1924, lograron los dos al fin cumplir sus propósitos de poder llegar a la ansiada París, punto final y casi un sueño inalcanzable. Janer, en definitiva, se clasificaría en trigésima posición en la tabla de la clasificación general, en tanto que su compañero de fatigas, Otero, alcanzaría la cuadragésima segunda plaza. Unas realidades bien trabajadas y festejadas debidamente entre sus paisanos.

Gran canaria 400×400
SB Hotels
Cruz 400×400

El valenciano Cardona se hizo valer

Con todo y hay que decirlo, el valenciano Salvador Cardona, que llevaba años viviendo en Francia, rompió todos los esquemas y tuvo más suerte, una suerte justa, más que aquellos otros representantes que le antecedieron. Participó en el Tour de 1928,  clasificándose al final en decimoquinta posición. Al año siguiente, con más experiencia, le fueron mejor las cosas.

Se permitió el lujo, por vez primera, de vencer en una etapa: la Bayona-Luchon, de nada menos 363 kilómetros, en una jornada enteramente montañosa y dantesca por las pésimas condiciones climatológicas reinantes.

En París conseguiría el cuarto lugar en la clasificación general, una actuación memorable. Todo un privilegio extraordinario que perdura en el libro de los recuerdos.

Por  Gerardo  Fuster

Terres Ebre – Inferior post 1024×300
Continuar Leyendo
Click para Comentar

Dejar Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ciclismo antiguo

Cuando Banesto se quedó con Amaya

Publicado

en

Por

DT – 2022 post

La fusión entre Banesto y Amaya juntó a Indurain y Antonio Martín por unos meses

DMT – KRSL pogi’s edition

Aquella historia se produjo en el otoño de hace treinta años, un paso inesperado en aquel entonces, la fusión de dos de los mejores equipos españoles, Banesto y Amaya, que estos días recordamos en plena vorágine entre Soudal y Jumbo.

La historia la contó bien entonces Carlos Arribas en El País, con todos los protagonistas en la crónica, explicando una acción que evidenciaba que los años de muchos equipos en el ciclismo española habían tocado a su fin.

Si tres temporadas antes, podíamos tener hasta once equipos nacionales en la Vuelta, en 1994 el filtro dejó sólo a cinco, además del Banesto, que hizo desaparecer Amaya del mapa, la ONCE como gran rival, el Kelme como eterno aspirante al trono de los grandes y la suma de Deportpublic y Artiach, pues el Clas había pasado a la panza del Mapei, con una buena parte de sus activos (Rominger, Olano y Escartín).

Es curioso que aquel Mapei que empezaba a ser grande sea el germen de lo que hoy es el Soudal-Quick Step. 

Shimano Sep 2022 – Post

Volviendo sobre aquel movimiento, que Banesto absorbiera parte de Amaya era en la práctica la unión de la gran estrella del momento, Miguel Indurain, con la gran promesa del ciclismo español, Antonio Martín Velasco.

Aquel camino compartido duró unos meses, pues el ciclista madrileño murió atropellado mientras entrenaba coincidiendo con la disputa Ruta del Sol.

Del Amaya, Banesto no sólo tomó al de Torrelaguna, y se trajo a los hermanos Zarrabeitia, Juan Antonio y el también prometedor Mikel que sería segundo en la última Vuelta en abril, año 1994, Jesús Montoya, Vicente Aparicio, Santiago Crespo y un viejo conocido de la estructura de Echávarri, Melcior Mauri.

El nuevo superequipo español manejaba un presupuesto de 2000 millones de pesetas y llegó a tener hasta 29 ciclistas, entre los que emergían ciclistas del filial como Ángel Casero o Santiago Blanco.

Gran canaria 400×400
SB Hotels
Cruz 400×400

Así las cosas, fue curioso el carrusel de declaraciones por todas las partes esos días.

Fracasadas sus negociaciones con Freixenet, Mínguez vio bueno el cobijo de Echárvarri, mientras en la ONCE se lamentaban en el golpe que se le propinaba al equilibrio del pelotón español, no en vano los amarillos tenían en ciclistas internacionales (Zulle, Jalabert y Breukink) sus principales líderes.

El mago Echávarri, con Miguel Indurain coronado tres veces ganador del Tour y dos del Giro daba un golpe de teatro certero y eficaz, juntando un equipo que le proporcionaba el fondo de armario necesario para competir en las tres grandes.

Lo que estos días estamos viendo con el Soudal y Jumbo, ya lo vivimos en España, Banesto y Amaya confluyendo en unos nombres y dando salida a otros también importantes, como Lale Cubino que se fue a Kelme u Oliverio Rincón a la ONCE.

Todos estos movimientos recordadlos estos días, si lo de Soudal y Jumbo se acaba confirmando.

Imagen: La Guía del ciclismo

Terres Ebre – Inferior post 1024×300
Continuar Leyendo

Ciclismo antiguo

DEP Francis Lafargue y las historias que nunca sabremos

Publicado

en

Por

DT – 2022 post

Figuras como Francis Lafargue explican mi amor por el ciclismo

DMT – KRSL pogi’s edition

De la foto que ilustra este artículo me gusta todo, Perico en medio con ese maillot, el más bonito de la historia del ciclismo, interpelado no sé por quién y con Francis Lafargue detrás.

Sabéis que Francis ha fallecido este jueves, nuestro pésame para toda su familia y abundante grupo de amigos, como hemos podido ver.

Para los de mi generación, Francis Lafargue era algo así como el amigo que sabías que iba a tener a tus ídolos perfectamente cuidados.

En tiempos en los que salir más allá de los Pirineos era una aventura, tiempos en los que no teníamos ni idea de otros idiomas y pensábamos que Alpe d´Huez estaba en otro planeta, sólo oír que Perico, Laguía, Indurain y Gorospe estaba con Francis Lafargue antes y después de cada etapa, que los ayudaba por los vericuetos de algo tan complicado y gigante como el Tour, sólo oír su nombre nos calmaba.

Shimano Sep 2022 – Post

Han pasado muchos años de aquella época, años ochenta y noventa, pero en especial los ochenta, tiempos de descubrimiento del ciclismo al que España estaba ajeno, el Tour de 1983, mágica edición que recordamos hace un año con su gran protagonista, Ángel Arroyo.

Con la muerte de Francis Lafargue recaigo en lo que otras veces hemos comentado en este mal anillado cuaderno y es que perdemos historia hablada y viva del ciclismo.

Recuerdo con mucho cariño el par de días que he podido hablar con Fede Bahamontes con calma, porque le saqué aquello que buscaba, le preguntaba y tenía respuesta a unas inquietudes que poco a poco pierden quienes las responda.

Gran canaria 400×400
SB Hotels
Cruz 400×400

Es un poco lo que dice Carlos Arribas en su obituario de Francis, un texto escribo con la ternura y cariño que sólo él puede transmitir.

Leo ha historia cómo Francis Lafargue abordó a José Miguel Echávarri en la Plaza del Castillo de Pamplona y les veo ahí, jóvenes e inquietos tramando con toda la ilusión lo que sería el gran éxito del Tour de 1983.

Esas cosas, esos encuentros, esa intrahistoria que explica tan bien la historia que vemos, nos la estamos perdiendo mirando siempre adelante, siempre vigilantes del presente y futuro inmediato, sin saber que por lo que pasamos han pasado ya muchos antes.

Me apena la pérdida de Francis, como la de otros personajes de este circo que he tenido la suerte de conocer y a los que siempre recurriré en los momentos de incertidumbre, pues al final el ciclismo, a pesar de todo lo que le ha rodeado, sigue siendo sentimiento, recuerdo y emoción.

Imagen: Lorenzo Ciprés

Terres Ebre – Inferior post 1024×300
Continuar Leyendo

Ciclismo antiguo

Ulrrich en 5 esenciales

Publicado

en

Por

DT – 2022 post

Pocas fuerzas de la naturaleza he visto equiparables a Jan Ullrich

DMT – KRSL pogi’s edition

Cuando Jan Ullrich subió el Angliru, el primero de la historia, lo hizo hace casi un cuarto de siglo al lado del líder Abraham Olano, cuando el maillot era dorado.

Recuerdo aquel día, hicieron más ruido el puerto y sus desniveles que los propios nombres de la jornada, y eso que hubo quien se coronó para la eternidad, como el Chaba Jiménez, ganador entre la niebla y el tétrico final que debió protagonizar Pavel Tonkov.

Jan Ullrich fue contemporáneo del Chaba, dos corredores diametralmente diferentes pero con algo en común, agitaban la admiración de la gente como nadie.

Quería por eso hablaros del alemán en cinco esenciales.

Rudy projet – 2023 – EOS Helmet

Explosión y ocaso muy rápidos

En el ciclismo actual nos impresionamos por la proliferación de ciclistas jóvenes con la lección muy bien aprendida, pero no son ni de lejos los primeros en saltar a la fama muy jóvenes.

Jan Ullrich irrumpió entre Indurain, Rominger, Jalabert, Zulle y Riis a la edad de 22 años y los puso firmes desde el primer Tour que corrió en cabeza.

De hecho al año, ganaría la carrera de una forma tan aplastante y completa que muchos entendimos que aquel reinado iba a para largo,… hasta que llegó un tal Lance Armstrong.

Condiciones físicas como pocos

La sensación que en ciclismo he asistido a dos fuerzas de la naturaleza se plasma con Jan Ullrich y Miguel Indurain.

Ambos han exhibido unas condiciones que no recuerdo en muchos más, con un poder en cada pedalada que hacía temblar la concurrencia.

Como Ullrich tuviera el día, poco se podía hacer.

Gran canaria 400×400
SB Hotels
Cruz 400×400

Un desastre táctico

Era tan el poder del alemán sobre la bicicleta que su capacidad táctica nunca fue su fuerte.

Se brindó a duelos al sol en escaladas ante gente como Marco Pantani y Richard Virenque de los que salió muy perjudicado y achicando agua.

A diferencia de Indurain, Ullrich no manejó la pizarra con la destreza que se le supone a superclase.

Con los años su duelo con Armstrong hizo más acusada esa sensación.

Sea Otter 2023 CicloBrava
Cambrils 2023 400×400
Gravel Sea Otter

Los inviernos de Ullrich eran muy largos

La vuelta a la competición cada mes de febrero era un reguero de fotos y periodistas hablando del estado físico de Jan Ullrich y lo redondo que a veces lucía.

Si en plena forma, era como un cuchillo en la mantequilla, lo vemos en la imagen que ilustra el artículo, su cara redondeada por los excesos del invierno fueron un clásico de las primeras carreras.

¿Un día?

De entre las jornadas que nos dio el alemán destaco una en la que no logró el objetivo pero que habla de su calidad.

Al día siguiente de su desfondamiento en Les Deux Alpes, armó un ataque en plena Madeleine que sólo siguió Pantani y no miró para atrás en momento alguno.

Ganó la etapa, pero no recuperó el amarillo, aunque dejó un sello imborrable sobre aquel infausto Tour de 1998.

Imagen: Narración Deportiva

Terres Ebre – Inferior post 1024×300
Continuar Leyendo

Ciclismo

Lejarreta en 5 esenciales

Publicado

en

Por

DT – 2022 post

Cuando hablamos de Lejarreta, lo hacemos de los valores mismos del ciclismo

Rudy projet – 2023 – EOS Helmet

Con la Vuelta en efervescencia y con ese Conexión Vintage que acaban de dedicarle y que quiero ver, queremos echar una mirada a uno de los corredores más queridos y apreciados que he disfrutado desde que veo ciclismo: Marino Lejarreta.

Le llamaban el «Junco de Bérriz», junco porque nunca se doblaba ni se doblegaga, sacando os mejores valores de este deporte como pocos han logrado hacer

En la conclusión del Vintage de Paco Grande, Benito Urarburu, quien estuvo en el estudio hablado de Marino y su trayectoria, habló del enorme carisma alcanzando por un ciclista que no tuvo el mejor palmarés de su tiempo.

Marino Lejarreta convivió con egos enormes, en una historia llena de muchos nombres queridos y seguidos en aquel pelotón español.

Marino convivió con Perico, Pello, Alvaro Pino, Fede Etxabe, Eduardo Chozas, Alfonso Gutiérrez y una larga lista que habla de la cantidad y calidad que se manejaba a este lado de los Pirineos, durante los años ochenta.

Pero vamos con el vasco, vamos con Marino Lejarreta y los cinco elementos que quiero destacar.

Humildad en la competición

Todo lo que Marino representaba era humildad, una ambición tranquila, honesta y sincera, un ciclista que voló muy alto en lo deportivo, que compitió con lo que tuvo, sin que nunca ofendiera a nadie.

Shimano Sep 2022 – Post

Ejemplo de sacrificio

Seguimos con los valores más evidentes del ciclismo para hablar de Marino.

Conocidas fueron sus temporadas con las tres grandes en escasos cuatro meses, cuando la cosa arrancaba con la Vuelta en abril y finalizaba con el Tour en las postrimerías de julio.

Acostumbraba a hacer dos grandes bien o muy bien, y «flojear» un poco en la otra, pero ello no le sacó nunca de las quinielas de outsider.

Pionero en el extranjero

A inicios de los ochenta Marino fue uno de los grandes nombres del ciclismo español en irse a Italia y conocer de primera mano lo que allí se cocía.

Aprendió mucho y cuando volvió a España, entonces un país aún lejos de las grandes potencias, supo transmitir esos aires de modernidad.

Gran canaria 400×400
SB Hotels
Cruz 400×400

Clave en la explosión del equipo ONCE

Aunque dejó el ciclismo de forma abrupta, por una caída en Amorebieta, Marino Lejarreta fue uno de los personajes que le dio relevancia y peso al primer equipo ONCE en el pelotón.

De amarillo, fue protagonista en grandes momentos, como la etapa que ganó en el Tour, en Millau, la Vuelta en la que colaboró para que Melcior Mauri se llevara el amarillo o en el Giro de Franco Chioccioli, que por algún instante pensamos que tenía opciones serias de disputar.

Sea Otter 2023 CicloBrava
Cambrils 2023 400×400
Gravel Sea Otter

La Vuelta del 83

Cuarenta años después, podemos seguir diciendo que Marino Lejarreta fue sin duda uno de los grandes protagonistas en la que muchos consideran la mejor Vuelta de la historia.

Un mal paso en unos abanicos le dejaron fuera del concurso de una general en la que sin embargo brilló de inicio a fin, siendo el primer ganador de la historia en los Lagos de Covadonga, plantándole cara a un tal Bernard Hinault.

Defendía ese año el dorsal uno que le vino de rebote por el positivo de Angel Arroyo un año antes y lo hizo hasta el final, saliendo en la foto de días tan icónicos como el de Ávila y la masacre de Hinault.

Hoy a Marino le vemos como entonces, con pelo blanco, pero con el mismo poso de tranquilidad, humildad y cercanía de siempre, sabedor que buena parte de nuestros mejores recuerdos de ciclismo pasaron por sus piernas.

Terres Ebre – Inferior post 1024×300
Continuar Leyendo

DESTACADO:

Lo + leído

Copyright © 2017 Página propiedad de JoanSeguidor. www.joanseguidor.com y www.elvelodromo.com son propiedad Joanseguidor. Agencia especializada en contenido deportivo, Ciclismo de carretera, BTT Mountain Bike, Gravel o ciclocross y el mundo relacionado con la bicicleta.