Connect with us
Leaderboard 1 XX
Leaderboard 2 XX

Ciclismo de carretera

Montjuïc quiere que vuelva su escalada

Publicado

en

Escalada Montjuic
DT-Swiss 1024×14

En octubre del 2007, Barcelona perdió uno de sus eventos deportivos más importantes: la Escalada al Castillo de Montjuic.

Hablamos de una  prueba histórica con más de 40 años que vio brillar a Merckx, Poulidor, Bahamontes, Lejarreta, Chiappucci, Jalabert, Purito… casi nada.

Cuantas carreras querrían un palmarés de este nivel, del nivel de la Escalada a Montjuïc.

Ese domingo de octubre a 250m de meta era único.

Kern Pharma

Asomado a la valla, esperaba que al inicio de la Sardana apareciera el coche que anunciaba la siguiente carrera, seguido a los pocos segundos de la cabeza del pelotón retorciéndose en la rampa del 15%.

Algún valiente encendía la mecha desde abajo, y los corredores empezaban a serpentear por la rampa.

A nuestra altura, prácticamente en todas las categorías llegaba el contraataque definitivo, aquel que arrastraba a los elegidos para disputarse la carrera, y yo admiraba a todos los corredores esperando estar un día sufriendo sobre ese asfalto, y si encima ganara sería la bomba.

Subían Cadetes, Juveniles, Elite/Sub23, Tandems, Féminas, Profesionales… ahí no faltaba ninguna categoría.

Equipos de toda España venían para completar los poco más de tres kilómetros de recorrido.

Cuando uno es niño, al menos la mayoría de los de mi época queríamos ganar el Tour como Indurain, pero había que tener objetivos más alcanzables, y el mío era ganar la Escalada o un campeonato autonómico que me hacía ilusión.

Os adelanto que ni una cosa ni la otra, era malo, o como dicen los que quieren maquillarlo, me defendía.

Mi primera participación fue como cadete de primer año. Un día especial, ese y el resto de Escaladas que vinieron los siguientes años.

Era el escenario perfecto, la mejor manera de acabar la temporada, como la final de la Champions o de la Superbowl.

En esas categorías no estás acostumbrado a competir dentro de una estructura de carrera tan grande, tan profesionalizada.

Cruz 400×400

 

Quedábamos los compañeros del equipo para ir en bici.

Los poco más de siete kilómetros hasta la salida eran como una lluvia de ideas en forma de estrategia de carrera.

Supongo que los poco más de 3km que tenía el recorrido hacía que cualquiera pudiera pensar, que ese día igual sonaba la flauta.

Los que se habían pasado el año persiguiendo apostaban en su mayoría por arrancar de salida y llegar con margen a la subida, pero en realidad lo suyo era llegar a la parte dura entre los 15 primeros, dejarse llevar en los primeros ataques y si se podía, arrancar a 200 metros.

Una vez en la salida nos reuníamos con el director que repartía los dorsales. Colocarlos y una vuelta al recorrido para calentar y verlo.

Llegábamos a la subida final, aun en el warm up, y ya nos sentíamos como Freire, Beloki, Purito… incluso caía el típico ataque en broma imaginando el momento de la carrera.

Bajábamos a la salida para los últimos preparativos, charla de estrategia con el director y a la jaula a coger sitio para que cuando nos la abrieran pudiéramos tener primera fila en la salida.

La carrera a una sola subida se jugaba desde la salida.

 

Salíamos subiendo y de pito ataques sin parar.

Coronar el primer repecho y bajada de locura con el corazón saliendo por la boca

Al final del tramo de bajada giro de 180º en una rotonda y para arriba. Si no entrabas en cabeza, el latigazo en subida ya eliminaba medio paquete.

Se estiraba y por algún lado rompía.

Los primeros salían de la rotonda y la cola aun se veía bajando.

Del 30 para atrás, si no era un superclase ya estaba eliminado.

Cuando ese latigazo estaba medio asimilado otro giro cerrado de 180º a izquierda (que muchas veces había caída) y primeras rampas duras.

Una puesta a punto de la bicicleta en cinco pasos

La curva del tiro pichón a 600m ya lanzaba la carrera de verdad.

En mi primera experiencia llegué mal colocado.

Me comí el latigazo de la rotonda, el del pie de subida y al palco. No llegué a cortarme pero ni pensar en disputar, eso sí, vaya subida.

Para un cadetillo, juvenil eso era como una llegada de Tour. Las vallas, el público, cada 10 metros la gente animándote (ventajas de correr en casa).

El esfuerzo era corto unos 7 minutos largos, y unos 2 minutos la subida dura.

Pero qué disfrute.

Con el paso de categorías algo fui mejorando, en mi segundo año de juvenil llegué a ser 15º, único año en que tuve opción de jugar a ganar, pero pese a ver tantísimas ediciones y saber donde se jugaba la carrera, a veces el exceso de confianza te lleva por el mal camino.

Divertirme de verdad el año de elite y sub 23. 3 vueltas al circuito, en el mismo formato que el de los profesionales.

https://www.instagram.com/p/CCQZsinoySI/

La primera subida se iba rápido pero suficientemente fresco como para disfrutar del ambiente de la subida, con mucho más público que cuando subían los cadetes.

La segunda subida te apretaban las tuercas con algún ataque malintencionado, pero aun quedaban balas, y la subida final un sálvese quien pueda al estilo cadetillo, pero no sé si por experiencia o que, pero llegar bien colocado era más fácil.

Por desgracia esa mañana de ciclismo, en la que cualquier corredor de cualquier categoría podía sentirse como un profesional, desapareció.

Ese día en el que los aficionados tenían fácil acceso a los profesionales, ver bicis, cazar autógrafos, o los tan preciados trofeos que eran una gorra a un bidón, quedó en el recuerdo de los que sí pudimos disfrutar de esos domingos de octubre.

Parece mentira que nadie haya podido recuperar esta prueba y que hayamos tenido que pasar una pandemia para que alguien haya vuelto a pensar en una escalada al Castillo de Montjuïc que ya empezábamos a tener olvidada.

Fue en el triatlón 123 a remontar, en modo cronoescalada.

En cuanto me enteré no lo pensé 2 veces.

¿Rememorar esa subida en carrera? Sí por favor!!!!

Ahí estaba yo, con mi bici Clementina en la salida para completar los 2,7 km de recorrido.

Salí muy conservador para retorcerme y dejármelo todo en las tan añoradas rampas del Castillo.

Llegar al tiro pichón esperando que apareciera delante de mí la rampa de la Sardana.

Lástima que mi actual momento de forma ni se acerca al de mis años de corredor, pero aun así pude subir con dignidad, y visualizando, como si fuera ayer, las vallas repletas de público animándome.

Apretar un poco más el culo a falta de 200 metros como si quisiera lanzar ese ataque ganador que nunca lancé, porque era malo, o como he dicho me defendía.

Necesitamos que vuelva la Escalada a Montjuïc.

El público lo merece y el futuro del ciclismo lo agradecerá.

Por Eric Monasterio

Continuar Leyendo
Click para Comentar

Dejar Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ciclismo de carretera

La Ciclobrava by Orbea desvela los mejores secretos ciclistas de Girona

Publicado

en

Por

DT-Swiss 1024×14

Un clásico con salida y llegada en la Sea Otter Europe Costa Brava by Continental, eso es la Ciclobrava

La ciudad de Girona, desde el corazón de la misma Sea Otter Europe Costa Brava by Continental, será una vez más salida y llegada de una de las grandes citas cicloturistas del año. Es la Ciclobrava by Orbea, un paseo en tres versiones que descubre al ciclista una tierra amable, combinando paisajes de media montaña, bosque mediterráneo y mar atravesando algunas villas medievales y disfrutando del premio de una entrada a la ciudad de Girona que queda para el recuerdo.

El próximo 22 de septiembre a partir de las 8 de la mañana, en intervalos de 10 minutos, se pondrán en marcha las 3 versiones de este clásico cicloturista que invita a descubrir el mismo paisaje que atrae anualmente a ciclistas de medio mundo de forma relajada, en recorridos pensados para disfrutar de una jornada de ciclismo que ofrece, además, el atractivo de salir y llegar en medio de un festival internacional de ciclismo con las mejores marcas y las últimas novedades.

Inscripciones

Kern Pharma

Los 3 recorridos La Ciclobrava by Orbea

Versión larga: 150km y 2000 md+

Trazado que se va a los 150 kilómetros pero con un desnivel moderado. En el mismo, se abordarán las subidas a Sant Grau d’Ardenya, justo antes de afrontar el descenso hasta línea de costa, Romanyà, La Ganga y Montjuic entrando ya en la ciudad de Girona. Señalar que tanto Romanyà como La Ganga han visto pasar la Volta a Catalunya, carrera del máximo circuito mundial, en los últimos años.

Versión media: 100km / 1150 md+

Con 100 kilómetros exactos, esta propuesta coincide en la parte con la más larga, superando los altos Romanyà , La Ganga y Montjuic más el acceso a Madremanya, más o menos en el kilómetro 75 del recorrido.

Versión mini: 70km / 800 md+

Esta Habrá 3 puertos, el primero el de Santa Pellaia, nuevo este año, coincidirán este formato mini con el recorrido corto en Madremanya y finalmente tendrán que afrontar Montjuïc.

Emblemas que sólo se ven en La Ciclobrava by Orbea

Con varias ediciones a la espalda, La Ciclobrava by Orbea ha logrado construir una identidad visual en la que destacan varios escenarios en un trazado, por otro lado, bien cubierto en materia de seguridad con avituallamientos bien surtidos. En ellos, como en la salida y llegada, el ambiente ciclista que se respira es total. Y siempre existe la opción de sumergirse en el mar de novedades que se dan cita en la Sea Otter Europe.

En el mapa de La Ciclobrava by Orbea destaca Sant Grau d´Ardenya, la puerta del Mediterráneo de la versión larga: una subida no muy dura que ofrece una enorme recompensa visual en su cima, con la inmensidad del Mediterráneo, ante los ojos del ciclista.

Monells es uno de los pueblos más simbólicos del patrimonio medieval de Girona, con su entramado urbano intacto desde hace siglos y pedazos románicos en sus murallas, a ventanas góticas trepando por las fachadas. Fue escenario de la famosa película “Ocho apellidos catalanes”

Siempre por carreteras tranquilas y poco transitadas la entrada a Girona se hace por Montjuïc, un epílogo de época de la ilustración, con su castillo del siglo XVII que abre vistas espectaculares sobre la catedral y la Ciutat Vella de Girona, el sky line más conocido de la ciudad más ciclista del mundo.

Dentro del Gran Fondo World Tour

La Ciclobrava by Orbea forma parte del circuito Gran Fondo World Tour, un calendario que pone el pie en los cinco continentes que se alarga durante todo el año que esta temporada ofrece un ranking para aficionados fruto de su colaboración con la web Pro Cycling Stats.

Según se completa una marcha se pasa a formar parte de esta clasificación que busca hacer crecer una comunidad ciclista de amantes del gran fondo por todo el mundo.
Programa
Sábado 21.09.24 // 9:30h a 19:15h Recogida de dorsales

Domingo 22.09.24
– 06:30h a 08:00h Recogida de dorsales
– 08:00h Salida Ciclobrava by Orbea 140KM
– 08:10h Salida Ciclobrava by Orbea 100KM
– 08:20h Salida Ciclobrava by Orbea 70KM

Inscripciones 

Continuar Leyendo

Ciclismo de carretera

Trek Madone 8ª generación, todo en una bicicleta

Publicado

en

Por

DT-Swiss 1024×14

Escaladora y aero al mismo tiempo, las nuevas Madone by Trek mantienen el nervio competitivo

Pudimos conocerlas antes de verlas en acción por la tele, ya a finales de mayo, y han entrado poco a poco en escena. Son las nuevas Trek Madone de 8ª generación que ruedan con los mejores ciclistas del mundo desde el Dauphiné y Vuelta a Suiza, pero que han desembarcado con todo su potencial estos días en el Tour de Francia.

Cabalgan por el mejor pelotón posible y ya han dado que hablar con Jasper Stuyven, quedando muy cerca de ganar la famosa etapa del sterrato en Troyes, Giulio Ciccone, entre los mejores del Galibier, y Mads Pedersen, jugándose los cuartos en las mejores volatas del mundo.

Rinden en todos los escenarios, al punto que no adivinas si es más aero o escaladora

Kern Pharma

Las nuevas Madone de Trek llegan con el objetivo de simplificar la oferta y aunar referencias. Poco a poco los tiempos de bicicletas aero y escaladoras en el catálogo quedan atrás. Ahora se quiere comer de los dos platos al mismo tiempo, dándole al ciclista lo mejor en cada caso, optimizando prestaciones como ligereza y aerodinámica, a gusto del recorrido y el piloto.

La bicicleta es elegante, defenderemos siempre las formas clásicas, pero con señas de identidad, como el IsoFlow, que hacen de cada máquina un objeto de deseo al que sacarle todo el partido y rendimiento. En nuestra salida comprobamos sus virtudes, incluso en medio de un aguacero seguido de una buena ración de frío, pero emocionados por montar algo tan nuevo y único.

Primeras impresiones

Las sensaciones iniciales entran por la vista. La limpieza de líneas conecta con la filosofía de bicicleta según los estándares de Trek, pero eso sí, con la firma visual que les hace más distinguibles.

Estéticamente los botellines planos y aeros nos gustan, dan sensación compacta, aunque en nuestro caso al intentar cambiarlos por unos clásicos y grandes, vimos que no cabían. Entendemos que la marca piensa en otras posibilidades de portabidones, tema importante para las salidas de verano.

La barra transversal nos gusta, es más estrecha que el modelo sólo aero, transmitiendo un aspecto más tradicional y ligero.

Por lo general, toda la tubería es más estrecha, preparada para un paso de rueda de hasta 32mm, aunque contrasta con la horquilla plana. El golpe visual es atractivo, esta horquilla le da un aire aero muy chulo, en contraposición con las patillas traseras, reducidas a la mínima expresión.

El IsoFlow queda encajado entre el tirante trasero y el tubo horizontal, no sin varias pruebas anteriores. Es ya un clásico para Trek, ese sistema que permite distinguirlas de lejos, incluso en las esas bicicletas negras con el nombre en mate tan difícil de leer si no estás muy cerca.

El ciclista más clásico posiblemente sea reacio a un sistema tan de Trek, aunque si entrase sólo en las prestaciones no cabría duda. En las salidas largas, la absorción que propicia el IsoFlow es muy apreciada.

Sobre la bicicleta

La bicicleta que probamos continua con esa tendencia de estrechar el manillar, unos 3 centímetros por lado, una cifra que se nota mucho en la conducción de la bicicleta, muy reactiva y con mejor agarre vertical y brazos menos abiertos cuando te pones de pie sobre la misma.

Rodando con ella, tenemos la oportunidad de comprobar como actúa el IsoFlow. Si bien estéticamente no acaba de convencer a todos, quizá a los ciclistas más clásicos, el trabajo de absorber impactos da resultados según ganamos kilómetros. Mejor absorción es más comodidad y por ende rendimiento.

Esta vez el IsoFlow viene más compacto y mantiene sus propiedades aerodinámicas.

Gran canaria 400×400
SB Hotels
Cruz 400×400

Con ella podemos rodar acoplados y subir rápido, aunque queda saber cómo responde en las cuestas más exigentes. De inicio con un asiento más cerca del manillar, creemos que debe responder bien. Además es sencillo ponerse de pie.

Las llantas de 50mm que usamos están en el límite para no padecer el efecto vela en las bajadas. Aquí tenemos a partes iguales rapidez y rigidez, en la entrada de las curvas y la posibilidad de rodar bien acoplados en el llano.

En nuestra prueba tuvimos potenciómetro incluido y SRAM, como equipamiento transmisor.

Madone por Emonda

Ya lo podemos decir, la referencia Emonda quedará en la historia de la marca nacida en Waterloo, Wisconsin. Ahora hablaremos ya de Madone, esa subida cerca de Montecarlo en la que se han fraguado grandes leyendas y que conecta perfectamente con el gen competitivo que Trek infiere en todos sus modelos, un gen que entra en vena en esta octava generación de la Madone.

En el catálogo la firma nos propone ocho modelos, cuatro y cuatro entre serie SLR y SL. La línea la marca la calidad del carbono, en el primer escalón, se ofrece una referencia de aluminio más resistente y ligero, buscando un equilibrio que el equipo de Trek ha demostrado que no es imposible: subir como la Emoda y volar como la Madone.

Todo fruto del feedback de los dos equipos ciclistas, masculino y femenino en carretera y pruebas en el túnel de viento. Todos han sido proactivos, pero en especial corredores a los que tenemos en alta estima, como el danés Mads Pedersen, siempre solicito.

Fruto de este trabajo, tenemos ahí el último paso de Trek.

Imágenes de acción: A.S.O- Billy Ceusters

Continuar Leyendo

Ciclismo de carretera

La furgoneta de Visma Lease a Bike

Publicado

en

Por

DT-Swiss 1024×14

Con el «control room» Visma pone sobre la mesa algo que seguramente todos acaben imitando

En la previa del Tour Visma nos presenta su «control room», una furgoneta llena de tecnología para seguir in situ la carrera y darle un vértice más a la dirección del equipo durante la carrera.

«Estamos contentos implementar el Control Room en colaboración con nuestros partners para recoger más datos y analizar incluso mejor el desarrollo de la carrera en vivo y tener una mejor perspectiva de lo que está pasando. Esto ayudará al coche y a tomar las mejores decisiones«.

Así nos definen una innovación que tiene doble lectura.

Kern Pharma

Por un lado, Visma se apunta el tanto de ser el primero en aportar una idea que no descarto muchos acaben haciendo suya.

Algo así como el rodillo tras las carreras y lo que popularizó el Team Sky, entre otras cuestiones.

El efecto publicitario, más cuando alguno de sus mecenas es tecnológico es redondo.

Gran canaria 400×400
SB Hotels
Cruz 400×400

Luego está el efecto práctico, sobre la carrera, que está por ver.

En teoría más ojos y mejores medios tiene que redundar en la dirección del equipo, Visma ya se ha distinguido por estrategias muy eficaces y ahora esto debe dar una vuelta de tuerca.

Le quitará presión a quien lleva el volante, la responsabilidad se diluye, con lo que ello conlleva.

Pero no nos engañemos, el peso de todo sigue estando sobre los ocho que vistan de azul en la salida de Florencia y eso sigue conllevando los riesgos que todos sabemos.

En todo caso, una mejora así, por mucho que parezca de «repelente niño Vicente» siempre es bienvenidam el ciclismo sigue creciendo.

Por cierto…

A ver qué datos van a manejar en Visma en el directo, porque la UCI va a estar atenta.

Continuar Leyendo

Ciclismo de carretera

En la Emilia Romagna, el ciclismo se viste de gala

Publicado

en

Por

DT-Swiss 1024×14

Paisaje, cultura, gastronomía y tradición son las señas que distinguen el ciclismo en la Emilia Romagna

Lo están esperando como agua de mayo, ilusión, ganas y muchas expectativas, la salida del Tour de Francia desde Italia, atravesando Toscana, Emilia Romagna y Piemonte, marcará un antes y un después en el amor de esta tierra por el ciclismo.

Nosotros pudimos verlo en primera mano, explicado por el propio Davide Cassani, pero también por los diferentes actores para que Italia albergue la Grande Départ 2024, un año después de hacerlo en Bilbao.

Será una fiesta de dos millones y medio de personas por el recorrido y también para quienes amamos el ciclismo, la buena vida y lugares tan bellos como la Emilia Romagna.

Kern Pharma

Tres días de ciclismo por el lugar y te percatas de los rasgos que hacen de esta región una de las más atractivas para el ciclista, la segunda en recepción de aficionados en Italia, sólo superada por el Trentino.

El kilómetro cero de la segunda etapa del Tour

Ubicados en Cervia, nuestro cuartel estuvo en la salida real de la que será segunda etapa del Tour 2024, toda vez que a caravana haya partido en neutralizada desde Cesenatico.

Luego la carrera tomará el corredor del Po para acabar en la capital de la Emilia Romagna, en Bolonia, donde el ciclismo sabe a universidad y ragú con su símbolo de San Luca y sus avenidas porticadas.

Paisaje amable

El de la Emilia Romagna será un paisaje verde, pero para nada plano, en especial en la primera etapa.

La cornisa montañosa que la separa de la Toscana nos siguió a cada paso, con dos vigías muy evidentes, la República de San Marino y sus torres en lo alto y el Carpegna, el sitio que Marco Pantani puso en el mapa.

Por cierto que en breve será la Nove Colli, la marcha más importante de Italia, aunque nosotros vimos el Granfondo Via de la Sale, más pequeña en dimensión, pero muy bella porque el trazado ofrece un poco de todo de la Emilia Romagna.

La tradición de la sal del lugar queda retratada en las salinas en la salida de Cervia, un paisaje amable y plano, expuesto al viento del momento, pero perfecto para tomar contacto con el territorio.

Ese peso de la sal lo disfrutaremos en los canales al mar de Cesenatico o Cervia, entre cafés para el «coffe ride» o un buen pescado,

Ojo que el de Cesenatico lo firma el propio Leonardo Da Vinci.

Gran canaria 400×400
SB Hotels
Cruz 400×400

Una vez en el interior, las colinas nos ofrecen continuos pueblos salpicando pequeñas lomas, como desafiantes para ser alcanzados.

Ahí estaban Longiano, Roncofreddo y Borghi, entre otros.

La subida a Sogliano al Rubicone es una de los emblemas del lugar, con su continuo de curvas de herradura, contadas una a una, como una gota malaya sobre la resistencia del ciclista.

Formaggio di Fossa

La recompensa en Sogliano tiene forma de queso en tres versiones, es el queso de Fossa, variedad romagnola que sabe a gloria bien maridado con los sangiovese de la zona, las mismas viñas que vas viendo por el camino.

En Fosse Brandinelli, padre e hijo te llenan la mesa de su fantástico queso, leche de los Dolomitas y un hacer ancestral en sus cuevas.

La experiencia ciclista se complementa perfectamente con la gastronómica con toda la variedad de productos de la zona, con especial atención a sus pescados.

Y claro, las piadinas.

Donde el Rubicón

En la primera parte de una de las salidas, nos sentiremos Julio César cuando trazo en el Rubicón la división del Imperio Romano.

En Savignano sul Rubicone veremos el famoso lugar bajo la estatua del gran emperador en el puente sobre uno de los ríos más célebres de Occidente.

Hoteles a punto

Antes que Alicante, antes que Mallorca, los hoteles de Emilia Romagna eran los frecuentados por los equipos profesionales, en sus concentraciones de invierno.

La región aglutina toda la oferta bajo el sello de Terrabici, marcando pautas muy claras para que el ciclista se sienta como en casa, con menús especiales, trato familiar, todas las instalaciones y horarios adaptados.

La gran cantidad de hoteles familiares en la zona asegura que el trato al ciclista se ha heredado de padres a hijos.

Hotel Lungomare en Cesenatico

Marco Pantani 

El embajador de la zona, el gran ciclista que mucho tiempo después sigue vigente en el corazón de tantas y tantas personas que se acercan a su Spazio, junto a la estación de tren, al monumento del paseo marítimo de Cesenatico y a la carretera que pasa por enfrente de su casa.

Una tramo que tiene un gran pirata pintado en el suelo…

Continuar Leyendo

DESTACADO: Tout de Francia

Lo + leído

Copyright © 2017 Página propiedad de JoanSeguidor. www.joanseguidor.com y www.elvelodromo.com son propiedad Joanseguidor. Agencia especializada en contenido deportivo, Ciclismo de carretera, BTT Mountain Bike, Gravel o ciclocross y el mundo relacionado con la bicicleta.