Connect with us
Leaderboard 1 XX
Leaderboard 2 XX

Síguenos y subscríbete

Como estar informado y participar en sorteos de carreras y productos, NO TE LO PIERDAS!

Opinión ciclista

Tour de foie (III): El Tour de Francia como analgésico social

Publicado

en

Tuvalum

Esta mañana en una conversación twittera Luis Román comentó con acierto que la necesidad de llenar páginas con el Tour de Francia en marcha daba pie a excelentes piezas de historia y retrospectiva ciclista que en otro momento del año serían imposibles de dar salida. Las necesidades de rellenar las planillas con artículos que puedes publicar hoy, mañana o pasado nos dejan buenos recortes como éste de Gómez Peña y la eterna enemistad de Merckx y Maertens, entre otras pericias belgas.

Pero el Tour también permite que el ciclismo se adentre en otras secciones del diario. Uno de mis columnistas de referencia en materia política, Enric Juliana en La Vanguardia, utiliza los éxitos de Gino Bartali para explicar la anestesia social que estos suponían en la atribulada, y destruida, Italia de finales de los años cuarenta.
Hoy como ayer la historia se nos repite a nuestros pies. Estos días de alcohol y borrachera por la Roja y su éxito en la Eurocopa, Juliana utiliza el Tour de Francia de hace sesenta años para explicar el componente apaciguador del deporte. Un componente que en su día el ciclismo también protagonizó pero que hoy en día me parece tarea compleja repetir.
De cualquiera de las maneras, es conveniente recordar que aunque el fútbol no tapa las miserias de nuestra sociedad sí sirve al menos como reconfortante aliado en tiempos complicados. En la España de los años 50, los debates de sobremesa al tueste del sol de julio giraban en torno a Federico Martín Bahamontes y Jesús Loroño. Aquellos, como hoy Xavi, Ramos e Iniesta, fueron el apaciguamiento que toda sociedad necesita y sólo el deporte puede dar con el objetivo de que un día el ciclismo vuelva a ser muelle sobre el que se amortigüen los malos momentos de muchos.
“Tour de foie” será estos días una forma de aproximar la mejor carrera del mundo con acento y distintivo originales a como venimos viviéndolo, algo que el propio Joan Seguidor haría con brutal maestría.
Si te ha gustado, que espero que sí, algo al menos, dale a alguna de esas pestañas de divertido, interesante,…

Ciclo21
Continuar Leyendo
1 Comentario

1 Comentario

  1. C.S.DelAlamo

    3 de julio, 2012 En 21:51

    Sigo pensando que con el fútbol se pasan. Está bien que sea un "reconfortante aliado en tiempos dificiles" para la mayoria de población.Yo me quedo con las tardes de ciclismo, como la de hoy …¡por ejemplo!!

Dejar Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ciclismo antiguo

Indurain y Valverde: Duitama no admite comparación con Florencia

Publicado

en

Por

Tuvalum

Los marcajes de Indurain y Valverde en sus respectivos mundiales estuvieron a años luz

España es un país relativamente joven en la historia de los mundiales de ciclismo, pero si hemos de quedarnos con dos de siempre, Duitama y Florencia serían los extremos, gentileza de los que consideramos los dos mejores ciclistas a este lado de los Pirineos: Indurain y Valverde.

Entre ambos pasaron 18 años, una mayoría de edad que curiosamente adquirió el ciclismo español en una de las asignaturas pendientes que venía arrastrando desde el segundo cero de su creación.

En ese tiempo sólo queda al margen el oro de Alejandro Valverde, una de las victorias más deseadas del pelotón, en Innsbruck, todo lo demás entra directo en ese periodo, los tres oros de Freire, el doblete de Hamilton de Astarloa, las medallas del mentado Valverde… incluso hasta el registro singular de Abraham Olano, único ciclista capaz de ser campeón contra el reloj y de fondo.

Al ciclismo español le quedan otras asignaturas, no os penséis, como las clásicas del adoquín, pero en esas peleas, salvo Flecha nadie pareció estar con visos de salir exitoso.

“L’adoquí”, caja de productos y experiencias para los amantes de la bicicleta

Volviendo a Duitama y a aquella tarde-noche, por el horario de aquí, lo cierto es que hemos recordado y debatido ampliamente, en este mal anillado cuaderno, lo que pasó.

Incluso nuestro amigo Miguel González, nos trajo el otro día una opinión muy alejada de la nuestra en la que se volvía sobre si Olano debió o no disputar la jerarquía de Miguel Indurain.

Nosotros siempre defendimos que aquello fue de manual de primero de ciclismo, en una escapada en la que tienes ventaja numérica, lo normal es lanzar al segundo para que los rivales quemen cartuchos en la caza.

Aquello que vimos claro y de cajón se convirtió en el principio del fin para Abraham Olano, quien ganando ese arcoíris se cargó de un peso que le lastró para siempre.

Sin embargo, más allá de lo que Olano hiciera, la grandeza de Miguel quedó reforzada en un día que llevaba su nombre y apellido.

El control que ejerció para que su compañero volara al triunfo contrasta con lo que vimos en Florencia tantos años después.

Si en Colombia el gran rival fue Marco Pantani en Italia, la rueda de Vincenzo Nibali fue veneno para la selección española.

Cruz 400×400

 

Cuando Alejandro Valverde se obcecó en marcar al italiano y Rui Costa tomó metros, que luego fueron segundos irreducibles, la suerte de control y estrategia que Indurain sí supo plasmar para Olano, se esfumó en Valverde, para desgracia de Purito.

El catalán, como Olano, ejerció de segundo espada venido a líder, pero le falló la retaguardia.

Hizo la carrera perfecta, incluso la convenida con el propio Valverde, pues al murciano ya le iba bien que su compañero incordiara, pero la clave estuvo en el marcaje, dejar a Nibali entre él y Rui Costa, en cabeza, fue faltal.

De un oro y plata que muchos saboreábamos, se pasó a los dos escalones bajos del podio.

Valverde dijo que no pudo, que no le dio para salir a por el portugués, cuando sólo cabía esperar algo del luso, siempre escondido, siempre tan fresco.

Aquella tarde, como 18 años antes, hubo lágrimas, pero no de felicidad y sí de incredulidad, Valverde no había sido Indurain, y mira que lo tenía todo para romper la lanza a su favor.

La fotografía es ésta, la actitud y habilidad de uno y otro en un momento similar, separados por tantos años, sin más intención que poner negro sobre blanco lo que hicieron ambos en un momento crítico, y sin olvidar méritos de Valverde, quien fue clave para el tercero de Freire o una ayuda in extremis en la carrera final de Purito en los Juegos Olímpicos de Río.

Que siempre hayamos pensado que Valverde es y ha sido capo, no quita que haya realizado alguna labor para terceros, pero aquel día su perenne grandeza nos cayó a los pies.

 

Ciclo21
Continuar Leyendo

Nairo Quintana

Nairo Quintana, abocado al Tour que menos le gusta

Publicado

en

Por

Nairo Quintana Provenza JoanSeguidor
Tuvalum

Para Nairo correr en el Arkea no le da más margen que el Tour

Nairo Quintana parece tener previsto el debut para la campaña que ya rueda en los Alpes Marítimos, la misma carrera que ganara hace un año por delante de una plana mayor formada por Romain Bardet, Riche Porte y Thibaut Pinot, tres ciclistas que tienen en común con el colombiano el podio del Tour de Francia.

Poca broma.

Quizá por eso, y lo visto días antes en Tour de Provence, el año pasado decimos, muchos pensaron que el mejor Nairo Quintana había regresado para conquistar el terreno que siempre creyó suyo, el Tour de Francia.

Pero no, si una cosa nos demuestra el ciclismo cada poco es que el mes de febrero no es el de julio, ni mucho menos el Tour.

Pero tampoco es la París-Niza, la carrera que el año pasado marcó el final del ciclismo como lo conocíamos, en la que Nairo no pudo estar delante, a excepción de la jornada final de montaña que ganara sin opción alguna para la general.

Ciclobrava – 400×100 Landing

 

Desde que el Tour 2020 llegara a París en septiembre, no hemos visto competir más al colombiano que pasó además por quirófano.

Conocido el recorrido del Tour 2021, quedó claro que las ediciones aquellas en las que Nairo iba a tener un ratio de montaña-crono favorable habían pasado a la historia.

Tras varios años de empacho de cumbres, en lo que tampoco ha servido para ver mejores espectáculos, la mejor carrera del mundo ha optado por modular el mensaje, bajando en tono en las cumbres y abriendo un poco la mano a los croners.

Nairo, como Landa, como otros tantos, sale malparado de este giro en los recorridos, giro que por otro lado era previsible, viendo como la carrera se convierte en una especie de clase de spinning sin más opción a distanciar los rivales que en una crono individual, aquella modalidad que se corre sin gregarios que caminen como los líderes.

Barruntó entonces Nairo Quintana la posibilidad de ir al Giro, pero según está montado este ciclismo, Arkea lo iba a tener complicado, al punto que se ha confirmado que no va tener  sitio.

Cruz 400×400

 

La Vuelta a España no tampoco invita al Arkea, al final como hacen en el Giro, la española mira por los equipos de casa, como bien nos dice Guillén «el organizador tiene total discreción sobre sus invitaciones y nuestro objetivo son los equipos españoles«.

En este caso además quedará uno fuera.

La combinación de Cruz para tu portabicicletas

De esta manera la campaña de Nairo pasará inevitablemente por el Tour de Francia, en lo que supone ya el día dela marmota, algo ya visto: cada cosa que haga será leída en clave Tour, cada triunfo, cada gesto y luego, ya en Francia, la realidad seguirá marcando que para el colombiano el tren francés hace tiempo que partió.

 

 

Ciclo21
Continuar Leyendo

Opinión ciclista

Los ciclistas siguen sin peso ante la UCI

Publicado

en

Por

Tuvalum

Las nuevas decisiones de la UCI retratan un gremio ciclista desunido

El lío generado por la UCI y sus decisiones sobre las posturas de los ciclistas sobre la bicicleta, en especial en los descensos y en los llanos en los que se puede rodar acoplado a un «imaginario» manillar de triatleta, ha vuelto a poner de relieve que en el gremio de los ciclistas la coherencia brilla por su ausencia.

El otro día, hablando en nuestro podcast con Jorge Quintana, el periodista nos daba algunas claves sobre lo que está pasando que queremos traer aquí:

«La UCI entra en un terreno muy pantanoso que es el de decirle a ciclistas con muchos años de experiencia cómo gestionar su bicicleta, prohibiendo esas dos posiciones en cualquier circunstancia. Es posible que recuperaremos posturas olvidadas que al final pueden acaban ser siendo más peligrosas»

Las palabras de Jorge llegaron más o menos el día que, en la primera etapa de la Provenza, nos encontramos con un final criminal lleno de isletas y rotondas que hizo padecer por la seguridad de los corredores.

Carlos Verona lo denunció con toda la razón aquella misma tarde…

Ciclobrava – 400×100 Landing

 

Sucede en cambio que a la luz de las prohibiciones de la UCI, algunos pros pusieron el grito en el cielo, hablando pestes del fondo de la medida, tachándola de ridícula, poniendo en duda el hecho, como rezaba la nota de la UCI, de que los ciclistas hubieran dado su OK.

Y es ahí donde vamos a la segunda parte de la historia, que muchos ciclistas no se sienten representados por su sindicato.

Matteo Trentin y Philippe Gilbert fueron los firmantes de ese acuerdo en nombre del sindicato de un gremio formado por gente que en muchos casos no debe abrir los mails de comunicados que afectan a su profesión.

Las quejas de Matteo Trentin son coherentes, «menos redes y más abrir mails« y es que lo cómodo, quejarse en twitter, desplaza a la posibilidad de asumir un liderazgo más activo ahora, que es cuando se toman las decisiones.

Cruz 400×400

 

Verona habla de The Riders Union y está bien, pero mientras se fragua esa opción, «más democrática y transparente» a su juicio que la hoy operativa CPA, pasan cosas y se deciden temas importantes.

Algo se están perdiendo por el camino y quizá la primera consigna del sindicato en ciernes sea desandar lo andado estos días.

En definitiva otro, uno más, ejemplo de lo que es este mundillo, tan pequeño en apariencia, tan grande y gélido en esencia, si el ciclista no es capaz de encontrar unanimidad en decisiones que ponen en cuestión, como dice Jorge, su forma de manejar la bicicleta, ¿cómo han de atacar a fondo a organizaciones tipo Polonia con negligencias como las de Jakobsen y Groenewegen?.

 

Ciclo21
Continuar Leyendo

Ciclistas

Andorra, paraíso fiscal pero también ciclista

Publicado

en

Por

Purito Tour JoanSeguidor
Tuvalum

El ciclista profesional que se instala en Andorra no sólo lo hace por un tema financiero

Recuerdo que en casa de un afamado ciclista contemplar una vista privilegiada sobre el valle, abajo Andorra la Vella, la parte más comercial y turística, la famosa calle en la que un camión perdió el control, calle que hoy es peatonal, a la izquierda de ese balcón el cristal punzante de Caldea y las montañas que van a Francia, a la derecha la vega yéndose hacia la frontera…

«Mira ahí vive Luisle, por ahí Dan Martin…, los tengo todos a la vista» me comentaba mi interlocutor orgulloso de su vista.

Una vista que trasladada al mapa supone más de 50 profesionales ciclistas viviendo ahora mismo en Andorra, y subiendo.

¿Por qué Andorra le ha tomado la delantera ciclista a Girona?

Nos vamos más de veinte años atrás, cuando a Lance Armstrong le vendieron el palacete en el centro de Girona.

Qué historias cuenta Tyler Hamilton de Girona en su libro, historias para no dormir.

Pero el ejemplo de Lance Armstrong cundió y muchos se vinieron a una de las ciudades más bonitas que conocemos.

Pequeña, recoleta, cargada de rincones, es sencillo que una grupeta de tres o cuatro ciclistas perfectamente y lujosamente uniformados te asalte por Girona.

Ver un corredor del Orica, otro del Garmin, entonces, hoy Education First… Girona, a pesar de haber perdido la aureola de antaño, sigue siendo hub ciclista.

Ciclobrava – 400×100 Landing

 

Dice Aleix Serra en este artículo que el pelotón se divide entre Girona, Andorra y la Costa Azul.

Nosotros pudimos ver a Philippe Gilbert en un cambio de guardia frente al palacio de los Grimaldi en Mónaco, venía de hacer una ruta que se sabrá tanto como las ganas que tiene de añadir San Remo a su palmarés.

Allí tiene su vida como otros tantos, e incluso una tienda de bicicletas en el centro-centro, cerca donde pasa la F1.

Pero Andorra es otra cosa, para el ciclista es el boom.

Atribuirlo todo al tema fiscal, ahora que se está pasando lija a los Youtubers, y que Purito se ha puesto en el foco, será incompleto

Obviamente que lo fiscal pesa, como lo haría si cualquiera de nosotros estuviera en su lugar: tienen una corta y a veces efímera trayectoria profesional, en la que algunos ganan mucho en poco tiempo y hay que agarrarse a cualquier historia que les ayude a alargar las ganancias.

No son tontos.

Otra cosa es cuando van por ahí defendiendo los colores no sólo de España, también de otros países y la gente se lo recrimina, cuando en el fondo hacen su trabajo, sin más.

Quien crea que la bandera les mueve, que vuelvan a tiempos de Melchor y Gaspar.

Cruz 400×400

 

Pero a lo fiscal se unen otras cuestiones.

Purito probó a entrenar en Andorra siendo aún del Caisse d´ Epargne con un objetivo, dejar tras esa etiqueta de buen “uphill finisher” y empezar a aguantar los puertos de más de una hora.

Entrenó y entrenó al punto que llegó un día que se percató de dos cosas: que el sitio era ideal para lo que buscaba y que pasaba más tiempo en él que en casa.

¿Solución?

Instalarse e iniciar la vida allí.

Es decir que lo fiscal seguro que pesa, pero que hubo un amor cruzado de primera vista, el primer antecedente de la primavera ciclista que vive hoy Andorra.

Y así tenemos un pelotón de figuras internacionales que permite cruzarte con Simon Yates con la bici de 2021 y la ropa de 2020 lo mismo que saber de un bloque de apartamentos donde duermen los Movistar cuando suben a entrenar.

La lista de “andorranos” en el pelotón la tenéis todos clara, ya se lo han repasado a Aleix Espargaró y Purito Rodríguez por su vídeo de hace unos días en cada comentario, en cada ataque, pero insisto, si estuvierais en su lugar muy posiblemente haríais lo mismo.

Ellos son unos privilegiados, ni más ni menos, que disfrutan de un ambiente exclusivo entre otros que son similares, en estatus e ingresos, y por eso harían bien en cuidar sus modos y lo que dicen.

Sin embargo dejar de admirarles o de quererles por este hecho es tan ridículo como no sentarse un momento y pensar qué sistema estamos alimentando para existan sitios así en el siglo XXI.

Imagen: FB de Giro d´Italia

Ciclo21
Continuar Leyendo

Ciclistas

La UCI prohíbe el «bicho bola»: la venda antes de la herida

Publicado

en

Por

Tuvalum

La UCI prohíbe el «bicho bola» ¿qué será lo siguiente?

Una vez más la UCI vuelve a dar que hablar con su último comunicado anunciando diferentes medidas y modificaciones del reglamento, esta vez sobre el peligro de posiciones como el «bicho bola».

Si en otras ocasiones han sido aspectos como la regulación del a medida de los calcetines, esta vez el revuelo en las redes se ha producido por el párrafo en el que se anuncia: “…and taking up dangerous positions on the bike (especially sitting on the top tube)”.

Medida de aplicación a partir del 1 de abril y que acaba de facto con la popular postura de «bicho bola» que vimos utilizar a Peter Sagan tras su ataque ganador en el Mundial de Richmond en 2015 pero que popularizó  definitivamente Chris Froome en el descenso del Peyresourde en la 8ª etapa del Tour de Francia y que le sirvió para alzarse con la victoria en la meta situada en Luchon.

Ciclobrava – 400×100 Landing

 

Casualmente el mismo puerto y el mismo final de etapa en el que Pedro Delgado se ganaba en el Tour de 1983 el apodo de “Le fou del Pyrénées”.

https://pedrodelgado.com/

 

Nuevamente resulta curioso que la UCI se dedique a establecer una regulación sobre una posición de la que, hasta la fecha, no se conoce que haya sido la causa de ninguna caída ni incidente habiendo tantos otros aspectos que quizás requieran una atención más inmediata.

Esta ausencia de percances nos lleva a la suposición (interpretación totalmente personal) de que la federación internacional en este caso lo que pretende parar es la imitación que se produce entre los cicloturistas y corredores de otras categorías, habitualmente con menos destreza técnica y dominio de la bicicleta que los propios profesionales que han venido utilizando este recurso para raspar segundos en los descensos.

Más allá de opinar en si está bien o mal la prohibición, o si es o no una postura peligrosa, que personalmente opino que no lo es más que, por ejemplo, quitarse o ponerse ropa mientras se rueda a 60 por hora dentro de un pelotón lo que preocupa es el melón que la UCI abre con esta regulación.

Cruz 400×400

En primer lugar por la arbitrariedad de la frase “adoptar posiciones peligrosas sobre la bici”

¿Qué define lo que es o no una posición peligrosa más allá de la reseñada postura de sentado sobre el tubo?

¿Esto significa que posiciones como la utilizada por Perico con el pecho volcado sobre el manillar o su opuesta empleada por Pantani descolgando el trasero tras el sillín se pueden seguir utilizando?

¿Es o no peligrosa la posición aerodinámica tradicional con la cabeza pegada al manillar y las manos muy juntas agarradas a la cruceta?

¿Y esa colocación tan típica de los rodadores con los antebrazos sobre un imaginario manillar de contrarreloj?

La ambigüedad nunca es buena cuando hablamos de normas y regulaciones, pero precisamente eso es lo que parece haber introducido la UCI con este último comunicado, dejando la potestad de decidir qué es o no peligroso en manos del juez-árbitro de turno.

Por: Sergio Palomar

Foto: Eurosport

Ciclo21
Continuar Leyendo

Ciclismo

La retirada de Dumoulin demuestra que el ciclismo profesional es cualquier cosa menos salud 

Publicado

en

Por

Tuvalum

Las respuestas a la retirada de Dumoulin se encuentran en el límite que está el deporte profesional

Con la retirada de Tom Dumoulin de la concentración del Jumbo Visma y por ende del ciclismo profesional por tiempo indeterminado las reacciones, y especialmente preguntas, empezaron a aflorar por las redes…

Cierto es que Tom Dumoulin se une a otros casos de ciclistas que en la flor de la vida o con lo mejor por venir deciden dar un paso al lado, cuando no por la retirada.

Dumoulin asegura que lo deja por un tiempo, quiero ser optimista y pensar que volverá, pero da mala espina.

Otros dieron el paso atrás definitivo y salieron de una espiral que en el mundo del mortal aficionado es complejo entender.

Algún joven australiano colgó antes de tiempo, también Marcel Kittel, incluso mantuvimos no hace mucho una charla con Martín Bouzas, un ciclista gallego que ha elegido estudiar para cartero en su pueblo antes que proseguir con algo que no le hacía feliz: el ciclismo.

¿Qué motivos les empuja a dejar el ciclismo?

Cruz 400×400

 

Muchos y variados, después de hablarlo con no pocos ciclistas, y leyendo las palabras de Dumoulin basar tu felicidad en la vida en el éxito deportivo es muy arriesgado, pero es que el éxito deportivo marcará tu estatus… un círculo vicioso.

Un ciclista profesional está en medio de tantas cosas que caer de un pedestal es más sencillo de lo que en principio parece.

Con su retirada temporal, Dumoulin admite quitarse kilos de encima saliendo del foco y de los escrutinios de los aficionados que esperan lo mejor de él.

El paisaje que muchos idealizamos en el deporte profesional de éxito, glamour y dinero es algo muy poco común, la inmensa mayoría queda fuera de mismo, las penurias son tremendas y las recompensas, casi siempre, pingües.

Martín Bouzas era muy explícito hablando de estar separado de los tuyos, «tirado en cualquier aeropuerto» tras poner tu cuerpo mucho más allá de lo recomendable.

El ciclismo profesional es cualquier cosa menos salud

No es complicado percatarse de ello, os invito a ir a cualquier desayuno de un concentración un día de estos en Levante, tipos huesudos y tostados ya en enero, fuera de temporada, ¿cómo estarán en la tercera semana del Tour?

Lo que muchas veces hemos dicho, lo lo hagáis en casa, pues eso.

Son máquinas de matar y generar vatios, medidos hasta la obsesión, sin margen para un nugget de pollo extra o un helado, por que cada gramo penaliza, sin más horizonte que la carretera, la línea continua y no perder la rueda de tu rival.

Es eso, y lo que a nosotros nos entretiene, es un peso colosal sobre las espaldas de esta gente.

Gente que, como sucede como Dumoulin, lo ha sido todo, fama y gloria, Giro, Mundial, el podio del Tour… les sobreviene una lesión y cuando vuelven el panorama es diferente al que dejaron.

Lo comentó Santiago Botero sobre Egan Bernal: «Con los mismos números que un año antes Egan se dio cuenta que no tenía no para seguir a los mejores«.

Esto le ha sucedido al campeón saliente del Tour ¿qué no le habrá de suceder a Dumoulin?

Dumoulin ve cómo la vida le sonríe a su compañero Van Aert y de paso a Van der Poel trepar por los corazones de los neerlandeses, tan amantes de la bicicleta per al mismo tiempo ávidos de volver a tener grandes campeones.

Viendo al neerlandés, viendo a Kittel y a otros menos conocidos, cabe valorar lo que han hecho y hacen otros como Valverde o Froome, regresando de los infiernos de caídas de pesadilla y recuperaciones que minan a cualquiera.

Esperemos ver a Tom de nuevo, es una debilidad de este mal anillado cuaderno, pero mucho me temo que lo que nos dijo Borja Cuadrado sobre que no le veía ganando otra vez una grande es un pronóstico con visos de éxito.

En todo caso, esto es más común de lo que imaginamos, al fin y al cabo la psicología del pelotón es algo de lo que se habla hace mucho… 

 

Ciclo21
Continuar Leyendo

Ciclismo antiguo

¿Por qué siempre sale alguien con el dopaje cuando recordamos a Indurain?

Publicado

en

Por

Tuvalum

Rara es la vez que un contenido de Indurain no recibe respuestas de dopaje en las redes

Hace casi cinco años un conocido seguidor de Miguel Indurain, Manuel Pérez, en su grupo de Facebook escribió un bonito artículo en este mal anillado cuaderno, que finalizaba con una referencia al dopaje…

No tengo ni la más remota idea si dentro de 200 años aparecerá en algún laboratorio de Francia, un doctor o un investigador con una micro muestra de un pis que dejó Induráin en no sé qué sitio, ni si ese pis tendrá un nanogramo de una sustancia que tenía uso terapéutico u otro… Me daría igual, le he visto atender a todo el mundo siempre con una sonrisa; tener detalles personales que te dejan boquiabierto, miles de cosas que darían para un libro. Pero me quedo con una sola cosa. Miguel Induráin es de verdad, es real. Fue, es y será el mejor.

En este cuaderno nos gusta recordar mucho a Miguel Indurain, lo admitimos

Ponemos acento en gestas deportivas que creemos nunca volveremos a ver, La Plagne, Luxmeburgo, el mundial de Colombia… fueron tantas cosas, en tantos años, que los recuerdos trepan hasta estas manos y toman forma a través de un teclado que sí, rezuma nostalgia, a veces mucha.

Pero fueron nuestros años, los de nuestra adolescencia, crecimos viéndole en la televisión, soñando vagamente un día estar ahí, entre la gente, en los puertos, sorteando mil obstáculos, todos con suerte, omitiendo lo mucho de duro y triste que tiene este oficio.

Quizá el libro que mejor retrata este sentimiento es el que recuerda a Bugno y las horas y días que el autor se dedicó a seguirle con admiración por medio mundo aquellas tardes de los veranos de los noventa.

Escuchad cualquier capítulo de Pedal Vintage, que nos firman los excelentes Saúl Miguel y Miguel González, para entender que los noventa pusieron los cimientos de esta pasión que demostramos por el ciclismo.

Y el rey de esa época, fue Miguel.

Cruz 400×400

 

Sin embargo, raro es el artículo sobre Indurain que no acaba con insinuaciones de dopaje por alguna de las redes en las que nos movemos.

Para muestra un botón…

Ya sabemos que el ciclismo de los noventa arrastra un merecido estigma, ya sabemos de exhibiciones estratosféricas, somos conscientes de la factura que le ha supuesto al ciclismo y queremos creer, así nos lo repiten por mil sitios, que todo está más limpio y decente.

Un día reflexionamos sobre los rivales de Indurain, pocos se libraban de un positivo en su trayectoria.

Sólo comentarlo, casi nos cuesta salir del país.

Queremos creerlo, incluso cuando sale alguna noticia en sentido contrario, incluso cuando vemos cosas que necesitas de frotarte los ojos para creerlas.

Como todo en la vida, lo que vemos en la tele tiene magia, y la magia, el truco, y si no somos capaces de admitirla, quizá es que malgastamos el tiempo y energía en algo que no nos merece la pena.

Claro que hay que denunciar cuando la falta es flagrante e incluso está juzgada, todo lo demás es ruido, mala hostia y mal perder, pues insinuar estaríamos insinuando hasta el infinito.

Cuando te dicen «es que es un secreto a voces», es sencillo, ve y denuncia, para lanzar porquería, mejor quedarse en la cueva.

Nosotros sabemos bien lo que había en los noventa. como dije aquello era magia, pero la vimos saliendo del caparazón, la recordamos como eso y ese recuerdo es más potente, como bien dice Manuel en el primer párrafo, que todas las insinuaciones que puedan caer, vengan de donde vengan.

Aquello fue verdad, nuestra verdad.

 

Ciclo21
Continuar Leyendo

Lo más leído