Connect with us
Leaderboard 1 XX
Leaderboard XX 2 – 2imagen
Leaderboard 2 XX

Síguenos y subscríbete

Como estar informado y participar en sorteos de carreras y productos, NO TE LO PIERDAS!

Mundo Bicicleta

Pistards en la carretera: una historia de éxitos y alguna desilusión

Publicado

en

WorldTour 2022 – TopPost

Puesto en que el en balance de esta  primera semana del Giro no arroja más luz que la presumible igualdad de los que hace ocho días creíamos principales favoritos de la carrera, quiero ahondar en un tema que ya tratamos hace unos días sobre el bue tino de los pistards sobre el asfalto. Y es que de salvo las tres últimas etapas de la grande italiana, el resto de éxitos son atribuibles a gente cincelada en un velódromo en su totalidad o en parte, como la victoria en la crono por equipos del Garmin, un equipo también vinculado a esta modalidad. Es por ello que saco del baúl este artículo –con la ayuda de Jaume Mas- que publiqué en mi feliz etapa del Meta 2Mil hace dos años, tal cual -con las imprecisiones propias del tiempo transcurrido. Para que veáis quién es quién en la carretera con hechuras de pistard.


Una historia de éxitos y alguna desilusión

La connivencia de ciclistas venidos de otras disciplinas con la carretera es algo tan arraigado como la antigüedad de éstas. La moda hasta no hace mucho era la de escrutar bikers sobre el asfalto, el Campeonato del Mundo firmado por Cadel Evans es la punta del iceberg. Conviene seguir también al ex biker Jean Christophe Peraud, actual subcampeón olímpico ahora enrolado en el Omega Pharma y que el año pasado dio la “campanada” proclamándose campeón francés contra el crono. Con ellos conviven otros como Ryder Hesjendal, Jakob Fugslang y otros tantos han prolongado sus exitosas carreras desde las ruedas gordas a las finas.
Por de pronto, la pista ejerce de “lobbie silencioso” arrojando a las carreteras un puñado de buenos ciclistas, de muchos de los cuales ignoramos su procedencia. Sin embargo fantástico el Tour cuajado  por Bradley Wiggings, dos veces campeón olímpico y varias del mundo de persecución, ha abierto esa investigación alimentada además por el éxito de Theo Bos en la Clásica de Almería y Vuelta a Murcia. El veloz holandés es el último punto en la evolución de esta teoría, cabe no olvidar que Bos es varias veces campeón del mundo en disciplinas de velocidad.
Si bien el año pasado Bos fue protagonista de uno de los hechos más lamentables de la temporada cuando empujó violentamente al líder de la Vuelta a Turquía Daryl Impei, su trayectoria, ahora en el Ceruelo Test Team, despierta reacciones. De cualquier manera, si un velocista debiera hacerlo bien en carretera ese tendría que ser él. Su constitución no es la habitual en un velocista de elite. Sus dimensiones y corpulencia no son las de Hoy, Escuredo y Tournant. Su músculo es largo y sus posibilidades aumentan exponencialmente sobre el asfalto. Trabaja insistentemente en mejorar sus cualidades en ruta, superar pequeñas cotas sin restar competitividad en las llegadas que son su objetivo y los resultados han llegado. La velocidad que se practica en pista es otro mundo, o lo que es lo mismo, si Bos se adapta a la carretera puede ser un dignísimo rival del propio Cavendish, ahora mismo a años luz de sus rivales. Su caso sólo es tan singular que sólo tiene parangón con la rusa Olga Slyusareva, actual recordwoman de los 200 metros hace 17 años, campeona olímpica de puntuación en Atenas y muchos triunfos en carretera, entre otros etapas en el Giro de Italia. En el otro lado de la balanza recordar la fallida experiencia en carretera de José Antonio Moreno tras ser campeón olímpico del kilómetro en Barcelona.
  
WIGGINS Y EL TEAM SKY
Bradley Wiggins es un ciclista nacido en Londres hace 29 años. De larguirucho perfil y austero carácter, Wiggo, pues así se le apoda entre el pelotón anglosajón, ha sido el gran dominador de la persecución mundial durante el periodo olímpico de Atenas a Pequín. 2008 fue su gran año en tanto se proclamó triple campeón del mundo en Manchester, de las dos persecuciones y de la americana en compañía de Cavendish, y doble campeón olímpico en la capital china. Consciente de que en pista poco o nada le quedaba por hacer, y ante el finalmente confirmado recorte del fondo en los juegos, ha decidido centrarse en la carretera. Ha perdido peso, corrió el Giro sin presión y se destapó en el último Tour. Ha renunciado a parte de su potencial contra el crono, no pudo ganar ninguna en la gran ronda francesa, pero ha puesto al descubierto todas las cualidades de un fondista, como así lo revela su cuarta plaza final. Ahora Wiggings dice apostar por la “Grande Boucle”, tentación arriesgada dada la cantidad de pretendientes que parecen mejor situados que él, sin embargo, su caso no deja de ser paradigmático, y quizá será imitado en lo sucesivo si atendemos al brutal retroceso del fondo en los Juegos Olímpicos.
Fruto de la experiencia adquirida por los ingleses en la pista ha surgido el nuevo Team Sky, un concepto de estructura ciclista que parece reinventar todo lo inventado. Con el núcleo de corredores convivirán gran parte de los mentores del equipo británico de pista, desde el propio alma mater del proyecto, Dave Brailsford, a psicólogos, preparadores, nutricionistas y un largo etcétera. Dicen que la pista tiene éxito en las islas por la imagen de modernidad que transmite, si esas maneras se proyectan sobre el asfalto quizá cambien las tornas también en las colapsadas carreteras del Reino Unido.
Junto a Ben Swift, también pistard de cuna, el nuevo Sky incorpora elementos autóctonos como Steve Cummings y Geraint Thomas, campeones del mundo y olímpicos en persecución por equipos, pero también entronca con la tradición australiana mediante la incorporación de ciclistas como Chris Sutton, 25 primaveras y títulos nacionales y podios mundiales en categorías inferiores de pruebas de fondo, lo mismo que Mathew Hayman, clasicómano muy valorado por Flecha. No hay que irse muy lejos para encontrar al neozelandés Greg Henderson, ganador de Copas del Mundo de americana y poseedor de una medalla de oro en los Juegos de la Commonwealth. Incluso a Juan Antonio Flecha se le conocen buenas maneras en la pista durante sus años de amateur.
  
AUSTRALIA, LA GRAN CANTERA
Amén del Reino Unido, el gran polo de la pista mundial, con mayor tradición y arraigo si cabe, se sitúa en Australia. Raro es el aussie que brilla que no haya pasado por las huestes de un velódromo. Ejemplos como el ex biker Cadel Evans o el “caza etapas” Simon Gerrans suponen rarezas en la tradición ciclista de las antípodas, lo mismo que Robbie Mc Ewen, procedente del BMX, aunque no Baden Cooke, con victorias nacionales en pista. El grueso de corredores de esa isla- continente han proyectado en el asfalto lo que han aprendido en la pista. Si en Pequín hubo color inglés, en Atenas, cuatro años antes, el medallero fue tema australiano. En la persecución por equipos se llevaron el oro con una cuarteta cuyo hombre carismático fue Bradley Mc Gee, líder del Tour de 2003, ganador de aquel famoso prólogo del centenario en París. Acompañaron a Mc Gee tres ciclistas muy fecundos en la carretera: el fornido Graeme Brown con un buen puñado de sprints a las espaldas, el veloz Brett Lancaster, maglia rosa en el Giro 2005, y Luke Roberts, ganador hace bien poco de una etapa en Murcia. A estos hitos en ruta hay que añadirles una retahíla de éxitos en mundiales, juegos y copas del mundo. Una cuarteta que en su momento marcó 3´56´´, un récord que aunque superado fue estratosférico a mediados de la pasada década.
También en Atenas la selección australiana se colgó el oro merced a la pareja de americana formada Brown- O´ Grady. Y es que Stuart O´ Grady lleva en liza casi veinte años con resultados en casi todas las grandes citas del calendario, destacando como no su París- Roubaix, para lamento de Flecha, y el maillot amarillo en el Tour. De “Stuey” conocemos muchos de sus logros recientes pero pocos recuerdan que él fue el rival que batió Chris Boardman para llevarse el oro olímpico de Barcelona 92, además ha formado parte un par de veces del equipo australiano que se proclamó campeón del mundo de persecución en los noventa.  El compañero de O´ Grady en Saxo Bank, el danés Alex Rasmussen es excelente croner –ganó la crono de la última Vuelta a Andalucía- y vigente campeón de persecución por equipos y americana.
Con O´ Grady en el horizonte crecen los hermanos Meyer, enrolados ambos en el Garmin- Transitions. El mayor es Cameron, tiene 21 años, y es el actual campeón del mundo de puntuación, en 2006 fue tres veces campeón mundial juvenil en ambas persecuciones y en americana. El año pasado corrió el Giro de Italia. Su hermano llama Travis, es un año menor y debuta este año en pros. Travis calca la trayectoria de Cameron, fue tres veces campeón del mundo juvenil en 2006 pero en su trayectoria en categorías inferiores incorpora resultados como las vueltas a Berlín y Wellington. Jack Bobridge también llega a pros con títulos mundiales en pista.
CAVENDISH Y SU TREN
En el HTC Columbia el tren de Cavendish ha perdido a Henderson y Barry, ambos al Sky, pero se valen de dos australianos de polivalente trayectoria en pista y carretera: Matthew Goss, campeón del mundo de persecución por equipos y ganador de la última París- Bruselas, y Mark Renshaw. Éste merece capítulo a parte por que presenta un historial realmente abrumador en categorías inferiores, siendo tres veces campeón del mundo en disciplinas de velocidad dando un giro de 180 grados con su paso a niveles absolutos como campeón mundial en persecución por equipos. Renshaw fue el año pasado el corredor que reventó el pelotón en los Campos Elíseos en el epílogo del Tour llegando entre Cavendish y el resto.
Hablando de Cavendish recordar que el considerado mejor velocista del mundo ha sido un par de veces campeón mundial de americana, la última hace un par de años en Manchester acompañado de un excelente Wiggins. Curiosamente, y en este caso las apariencias engañan, los corpulentos Bert Grabsch, Bernhard Eisel y André Greipel no proceden de la pista, o al menos no se les conocen los resultados de los anteriormente mentados, sin embargo sí que brilló en ella Michael Rogers, con títulos mundiales en categorías inferiores a los que sumaría absolutos contra el reloj. En esta órbita también circulan David Millar, campeón inglés de persecución, y su compañero Christian Vanvevelde, ganador de una general de la Copa del Mundo de la misma modalidad. El joven Taylor Phinney, acutal campeón en los cuatro kilómetros, también hace sus pinitos en la ruta.
ESPAÑOLES, TRAS LA SENDA DE LLANERAS
El ciclismo español también ha tenido ciclistas de doble filo. Joan Llaneras, retirado hace año y medio con dos metales olímpicos colgando de su cuello, fue a principios de los noventa un buen ciclista de carretera vistiendo los colores de la ONCE con quien ganó etapas en Andalucía y Mallorca. Con los años se centraría en pista y lo ha dejado con cuatro medallas olímpicas, dos de ellas de oro, y siete campeonatos del mundo entre puntuaciones y americanas. Su compañero más asentado en el madison, el malogrado Isaac Gálvez, alternó de forma más intensa ambas disciplinas, con triunfos importantes tanto en carretera como en pista, lo mismo que Toni Tauler, quien en pista ha logrado la prolongar una carrera truncada en el asfalto desde la desaparición del Murcia- Tres Molinos Resort. Compañeros de selección de Tauler como Sergi Escobar y Carles Torrent también complementan disciplinas. Escobar estuvo en Illes Balears durante un año y Torrent atesora con varios triunfos parciales.
En Caisse d´ Epargne conviven varios ciclistas con resultados en pista. Por ejemplo Alejandro Valverde y Rubén Plaza lograron meritorias plazas en el kilómetro y persecución respectivamente en Mundiales juveniles. El ganador de la etapa reina del Giro 2008 con final en Monte Pora, Vasil Kiyirienka había sido poco antes campeón del mundo de puntuación. En el Giro, y en otras tantas, es habitual ver a Mikhail Ignatiev en fuga. Este joven talento ruso fue seis veces campeón del mundo juvenil en disciplinas de fondo y campeón olímpico de puntuación en Atenas, y eso que sólo tiene 24 años. Un escalón por debajo en cuanto a resultados encontramos a Alexei Markov, enrolado en su día en el Caisse d´ Epargne.
ALGUNOS HISTÓRICOS
El día que Francesco Moser se aupó con su mítico récord de la hora para muchos se hizo tangible la relación entre carretera y pista. El pistard que llegó a ganar el Giro de Italia, no sin artimañas, ocupa una plaza preferente en esta galería de la fama. De la saga de los De Vlaeminck, aquellos que lograron el récord de triunfos en Roubaix y Mundiales de ciclocross, Roger y Eric, también surgieron excelentes routiers que brillaron en las muchas jornadas de seis días que poblaban el calendario europeo.
Urs Freuler es otro de los notables con ocho mundiales de puntuación, casi todos los disputados en la década de los ochenta salvo 1980 y 1988, y dos veces el mejor en keirin, por medio obtuvo quince etapas en el Giro y una en el Tour.
Chris Boardman es otro de los destacados, con triunfos que legaron más allá de los registros, puesto que en su haber se hallaba también la innovación tecnológica, lo mismo que Viatcheslav Ekimov, doméstico de lujo de Armstrong, a quien tuvo el honor de derrotar en los juegos de Sídney, pero con un palmarés que asusta en pista: campeón olímpico de persecución por equipos en Seúl y varios títulos mundiales. Silvio Martinello fue campeón de puntuación en los juegos de Atlanta y su compatriota Giovanni Lombardi lo había sido en Barcelona cuatro años antes. Y es que en Italia encontramos varios corredores, caso los hermanos Saronni y Gianni Bugno dejaron impronta en la pista antes de dedicarse con fortuna a la carretera.

Texto original: Meta 2Mil, edición del 24 de marzo de 2010
Fotos tomadas de www.biciciclismo.com y Movistar Team

Shimano – Leaderboard 1024×300

Terres Ebre – Inferior post 1024×300
Continuar Leyendo
4 Comentarios

4 Comments

  1. C.S.DelAlamo

    13 de mayo, 2012 En 17:45

    Realmente interesante todo lo que cuentas, con dos años de por medio todo sigue más o menos igual. Para mi, una aficionada de sillón y cuneta ha sido muy enriquecedor leerlo.

  2. Secociclisme

    14 de mayo, 2012 En 12:29

    buen articulo Ivan, interesante!

  3. Diego Sánchez

    16 de mayo, 2012 En 10:44

    No sabía yo que tantos corredores habían salido de los velódromos, uno de los post más interesante qeu he leído.

  4. Iván Vega

    17 de mayo, 2012 En 4:35

    gracias Diego

Dejar Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ciclismo antiguo

En el Pordoi de Fausto Coppi

Publicado

en

WorldTour 2022 – TopPost

En el Pordoi Fausto Coppi goza de memoria eterna

«Escenario inmortal«. Así definían nuestros amigos Juanto y Ander el mítico Passo Pordoi en un artículo publicado en Pedalier tras ver la senda que abrió Fausto Coppi.

Un puerto que lo describían como épico más por su historia y belleza que por su dureza contenida.

Shimano – Leaderboard 1024×300

En efecto, estar en esta cima legendaria, a 2239 metros de altura, uno tiene la sensación de formar parte de la historia del ciclismo y más concretamente de la del Giro de Italia.

Si entras en el hotel Savoia, el primer refugio que hay subiendo desde Arabba, podrás contemplar en su interior, colgados de la pared, fotos y recortes de periódicos antiguos con las crónicas de las hazañas de Fausto Coppi en el Pordoi.

Y muy cerca de aquí está el reciente monumento dedicado a Gilberto Simoni, inaugurado el 3 de julio de 2011, con motivo del «Gibo Simoni Pordoi Day», una fiesta en su honor, como homenaje por su reciente retirada de la competición y en su puerto preferido: el Pordoi.

1024×300 Flandes Zona Centro post

Lo más curioso es que el monumento es una bici auténtica de Gibo (una Wilier), protegida por una estructura metálica con forma de ciclista y asentada sobre una gran roca, que además contiene una placa con la lista de todos los corredores del Giro que han ganado la Cima Coppi en los años que el Pordoi era el punto más alto de la carrera.

Y ahí está la bici y nadie osa ni tocarla.

Pero el auténtico tesoro para el cicloturista es pararse y hacerse una foto junto al magnífico monumento a Fausto Coppi que hay en la cima, tanto para el que lo ha ascendido por la vertiente de Arabba, la más bella, con sus 33 tornanti, vueltas y revueltas marcadas en orden numérico y señalando siempre la altura, o bien por el que lo ha hecho por la de Canazei también con sus 27 curvas, eso si no tiene que esperar su turno y hacer fila ante la cantidad de grupos de ciclistas que quieren inmortalizar el evento.

2

La escultura está enmarcada con un telón de fondo magnífico: las montañas del Grupo del Sella y es obra del joven maestro italiano, artista y restaurador, Lorenz Martino. Nacido en mayo de 1976 y con sólo 23 años recibe el encargo de la Comune di Canazei (Val di Fassa) de crear un monumento dedicado al «Campeón de Campeones» en el Pordoi.

Sin duda, por su gran habilidad artística, ya demostrada desde su infancia, le confían esta gran obra, aunque su especialidad es la madera, al joven Lorenz le gusta experimentar con diferentes materiales y decide que su trabajo será en bronce.

Gran canaria 400×400
Endura 400×400
Cruz 400×400

 

Se lanza de cabeza con mucha ilusión en esta nueva experiencia y se pasa un mes entero dibujando el proyecto, modelando y creando, hasta que después de varios meses, en julio del año 2000, completa su obra, una prueba de la capacidad artística de este joven maestro.

Creada con 600 kg de arcilla y después fundida en bronce, la escultura tiene unas dimensiones de 2.30 por 2.20 metros y descansa sobre un enorme bloque de piedra, con un peso total de más de dos toneladas.

El monumento a «Il Campionissimo» representa a Coppi en el centro del plano con una perspectiva elipsoide, saliéndose de la escena en plena carrera, flanqueado por el público, los tifossi que le dan alas entre la multitud. Grazie mille, Lorenz!

Por Jordi Escrihuela

Terres Ebre – Inferior post 1024×300
Continuar Leyendo

Ciclismo antiguo

Randonneur: el ciclismo donde no se pone el sol

Publicado

en

WorldTour 2022 – TopPost

Viaje al corazón del ciclismo de randonneur o de larguísima distancia

Hace unos días nos interesamos por un ciclismo poco conocido, que se corre en soledad, de noche muchas veces y entre pequeños ratos de sueño. Hablamos de esas pruebas que responden al nombre de Randonneur y se distinguen por la larguísima y extenuante distancia. Un concepto que lleva el ciclismo hasta sus últimas consecuencias, un concepto que nos explica Francesc Porta, Presidente  de Randonneur Catalunya (Club de Referencia) y representante del Audax Club Parisien en España, excepto el País Vasco.

¿Dónde situarías el origen del concepto Randonneur y en qué momento y evento?

Shimano – Leaderboard 1024×300

“Hemos de retroceder al mes de mayo del año 1921, se celebra la Polymultipliée  de Chanteloup en su 9ª edición, hasta entonces esta prueba había estado patrocinada por el periódico deportivo l’Auto que dirigía Henry Desgrange, pero en 1921 fue el periódico L’Echo des Sports (contrincante de L’Auto) quien patrocinaba esta prueba. Diversos clubes de Paris aportaban su ayuda en la realización, uno de ellos era el Audax Club Parisien, colaborando desde la primera edición.

Se dio la circunstancia de que el Audax Club Parisien tenía desde 1905 los derechos de organización de los Brevets Audax, una creación italiana introducida en Francia por parte del mismo Henry Desgrange.  Estas dos circunstancias eran incompatibles y Henry Desgrange retiró la autorización al Audax Club Parisien para la Organización de los Brevets Audax.

En el seno del Audax Club Parisien hubo una escisión que condujo una parte a continuar con la organización de los Brevets Audax  formando el Club Union Cyclistes de Paris, patrocinado por L’Auto, y que más tarde vinieron en llamarse Unión de los Audax Franceses, y otro grupo  que se las ideó para crear los Brevets  de Randonneur Franceses, que son la cara y la cruz si los comparamos con los Audax. En el mes de septiembre de 1921 se organizó el primer Brevet Randonneur de la historia con el recorrido Paris, Dreux, Chartres, Paris”

1024×300 Flandes Zona Centro post

Nota 1- Los Brevets Audax también se llaman de velocidad fija establecida en 22,4 km/h, por lo tanto los participantes van en pelotón, no pueden desfallecer físicamente, no tienen que estudiarse el itinerario pues hay el jefe de grupo, mientras que los Brevets de Randonneur que también se llaman de velocidad libre, cada participante va a su aire, solo tiene que mantener una capacidad mental en todo el recorrido y si desfallece físicamente puede parar a descansar.  

¿Que mueve a un ciclista a pasarse a la fórmula Randonneur?

Yo diría que la participación en pruebas Randonneur es una culminación de toda una trayectoria en la vida de un cicloturista. Empiezas con excursiones locales, regionales a través de un club con salidas dominicales, después te atreves en las marchas cicloturistas, cuando te vas haciendo mayor empiezas a sentirte mal porque no llegas dentro la hora establecida y es entonces que descubres la formula Randonneur, la edad media de los participantes está situada en 55 años, esto quiere decir que un 10% tendrá entre 60 y 70 años y otro 10% tendrá entre 18 y 30 años, hay participantes que con 85 años realizan un Brevet de Randonneur

¿Qué le aporta la fórmula Randonneur a un ciclista?

La aportación del deporte al practicante no difiere demasiado entre distintas especialidades, pero la participación Randonneur permite alargar muchos años la práctica del deporte. Es en esta edad que se ve las marchas cicloturistas como una auténtica locura, y  en el Movimiento Randonneur, como la posibilidad de permanecer activo en grandes pruebas

¿Que complicidades surgen en la práctica de pruebas Randonneur?

Las principales complicidades son con uno mismo. Se habla de hacer un 200 y se ve como una utopía, lo realizas y te das cuenta que el próximo reto son los 300, después 400 , te das cuenta que el cuerpo es el mismo, la forma física siempre es la misma, no se requiere una forma física súper extraordinaria, sí que percibes  que al aumentar la distancia se requiere más mente clara y te decides para afrontar los 600, los  1000, los 1200 km como si nada y te conviertes en un experto psicólogo de tu propio cuerpo

Gran canaria 400×400
Endura 400×400
Cruz 400×400

¿Qué desarrollo hay en España del mundo Randonneur respecto a otros Países?

El Audax Club Parisien como creador de la Fórmula Randonneur, tiene la misma estructura en cada país donde se establece la práctica de las pruebas Randonneur, es decir se nombra un representante del Audax Club Parisien en este país, este representante actúa a través de un Club, que se llama Club de Referencia. El representante a través de este Club determina  los Clubes Organizadores locales  que son los que organizan las pruebas Randonneur en cada Región. Los representantes de todo el mundo están asociados a través de Les Randonneurs Mondiaux que en la actualidad agrupa a 51 países de los 5 continentes”

Nota 2- Se da la circunstancia de que en 1983 cuando se creó Les Randonneurs Mondiaux en España había dos personas que organizaban Brevets de Randonneur, y como excepción España continua teniendo dos representantes del Audax Club Parisien, pero esta anomalía es temporal tendiendo a la normalización en cuanto ocurran cambios.

Nota 3- La palabra francesa randonneur significa excursionista, después de los años y en el argot cicloturista, esta palabra significa todo lo referente a esta modalidad de cicloturismo, otra acepción seria que si decimos que uno tiene aptitud Randonneur, significa que recurre a todas las soluciones posibles sin desistir, para solventar los contratiempos que se van sucediendo a lo largo de uno de los periplos emprendidos, también se aplica entre nosotros en temas de la vida misma.

 

Terres Ebre – Inferior post 1024×300
Continuar Leyendo

Ciclismo antiguo

Colombia, el ciclismo siempre presente

Publicado

en

WorldTour 2022 – TopPost

Incluso con este Giro, Colombia nunca deja de ser noticia en ciclismo

El Giro 2022 que camina por su segunda semana no acaba de resultar como se esperaba para el ciclismo de Colombia

Con Iván Sosa inédito y Fernando Gaviria, lamiendo el poste, la tricolor no está tocando pelo.

Shimano – Leaderboard 1024×300

No sucedía lo mismo hace 35 años, cuando por estas fechas Colombia era un país incendiado de ciclismo.

Luis Herrera, un jardinerito que también llamaron Lucho, hacía historia mayúscula ganando aquella Vuelta influenciada a partes iguales entre los Lagos de Covadonga y la desgracia de Sean Kelly.

Era la culminación, el minuto cero de una historia de éxito que daría para largos episodios.

La década de los ochenta dejó huella por aquellos que llamaron escarabajos, ciclistas colombianos que subían irresistiblemente las mejores paredes del viejo continente, corredores que ni acostumbraban a ganar grandes vueltas, sí etapas y reinados de la montaña, pero que con Lucho dieron el paso adelante.

Afinado, moreno, elegante y de rauda arrancada, Herrera rápido se vio que sería el elegido de dar el paso adelante, de cruzar el Rubicón, en esa Vuelta logró lo que nadie había conseguido. Fue como un serpentín, el exclusivo dominio europeo amenazado en cadena: primero Greg Lemond que hace caer el telón del Tour, luego Lucho la Vuelta y al año Hampsten el Giro.

La globalización en su todo su esplendor.

1024×300 Flandes Zona Centro post

Luis Herrera acuñó pocas pero grandes victorias, a la general de esa Vuelta, un par de éxitos en los Lagos de Covadonga y con los años el Terminillo en el Giro. La colección de grandes cimas por eso había tenido un antes y un después en Alpe d´ Huez.

En la retina queda su mano a mano con Perico en la cima capital de la Volta del 91, el Mont Caro, el pelado coloso de Tortosa, donde Lucho dio la medida de su clase.

 

35 años después, hoy mismo, los titulares siguen hablando de ciclismo en Colombia.

Más allá de la suerte en este Giro, mirad qué palmarés llevan los amigos, con Dani e Higuita dominando dos carrerones como Itzula y Volta.

Y eso que perdieron a Miguel Ángel López nada más llegar a Italia.

Gran canaria 400×400
Endura 400×400
Cruz 400×400

Que se agarre a esta historia tan bella Fernando Gaviria, el ciclista que, incluso de mala hostia, sólo puedes mirar con ojos de empatía.

Nos gusta Gaviria por varios motivos, uno personal, viene de la pista y eso nos pone, y otra pasional, que es un ciclista que subyuga con ese sprint, ese cambio de velocidad, esa forma de imponerse.

Su vacío es brutal, tanto que cuando Dainese le superó al final, su derrota la sentimos como propia, mientras Santiago Buitrago se quedó a las puertas en Génova.

No siempre salen las cuentas, pero en Colombia el ciclismo sigue siendo noticia.

Terres Ebre – Inferior post 1024×300
Continuar Leyendo

JoanSeguidor.com

Denominación de origen Flandes: los flandriens

Publicado

en

Tour de Flandes Bkool JoanSeguidor
WorldTour 2022 – TopPost

Así nació el producto más genuino de Flandes, los flandriens

El aire es viscoso y denso, casi tangible al tacto de nuestros dedos. Plomizo. Cunetas por donde rara vez asoma un rayo del sol. Humedad, frío que se clava en los huesos, que amilana el alma. Que atenaza. Flandes es una tierra vecinal, íntima, pero pasional, de flandriens. Lo que fueron zanjas impracticables hoy son tesoros que atraen a medio mundo por que evocan lo que fue este deporte en su esencia.

Dos semanas después de la sofisticada San Remo, la rural región flamenca surge de entre los adoquines.

Shimano – Leaderboard 1024×300

Fue en 1993 cuando alguien en esa cuña alargada entre Valonia, Países Bajos y Francia se le ocurrió hacer algo así como la denominación de origen Flandes.

Ante el rodillo de la modernidad que aplacaba los adoquinados senderos frente a alisadas rutas, se quiso salvaguardar un testimonio largo y alto de lo que ha sido esta tierra desde hace cien años. un diminuto lugar que guarda la esencia ciclista mundial.

Lessines es una localidad cercana a Geraardsbergen, justo al sur.

Si la visionáis en Google Maps veréis a que su izquierda se erige una enorme cantera. Un poco más al este está Quenast, en la frontera con la proscrita región valona. Otro lugar reventado, una cantera lo delimita por el sur.

De ambos sitios surgen los perfectos y aristados bloques que componen las alfombras adoquinadas de lugares de culto como Berendries, Koppenberg, Bosberg,…. S

on esos pedrolos grises y abruptos sobre los que rebotan los mejores “flandriens” desde hace cien años.

Pero… ¿qué es un flandrien?

Echando mano de literatura del lugar, encontramos una descripción muy exacta de la amplitud del término.

Amante del mal tiempo, su rostro está castigado, trabajado por los elementos.

El flandrien original llevaba en cruz el tubular, el último de estos fue, dicen Albéric «Briek» Schotte, un armario ropero de los años cuarenta con un físico que abrumaba con el cuchillo entre los dientes cuando olía el triunfo.

Aquellos personajes calzaban bicis de acero, plomizas y contundentes, de trece kilos y les gustaba saber que una «gélida brisa» les iba a acompañar por el recorrido.

Gran canaria 400×400
Endura 400×400
Cruz 400×400

Flandes, a diferencia de otras carreras, no paró ni siquiera por la ocupación nazi. S

u creador, del cual otros dieron cuenta de forma extensa, fue lo que en la época se llamaba un colaboracionista. Al punto fue su comunión con las fuerzas de ocupación que los cruces y cunetas flamencas se cerraron con policías alemanes esvástica en brazo. El diario que siempre alimentó su leyenda, el Het Nieuwsblad, tuvo que ver como otro, el Het Volk, emprendió una carrera del mismo nombre como respuesta a la alineación con el considerado enemigo en esas terribles fechas.

Aquí sin embargo, cuestiones políticas al margen, De Ronde son dos palabras mayúsculas que se impresionan en decenas de cajas de latas de Coca Cola en los supermercados.

Porque más de cien años no se cumplen todos los días y no desde en una carrera que hace de seña al mundo de una tierra que se conoce sobre ruedas finas y frágiles.

Foto tomada de Cycling in Flanders 

Terres Ebre – Inferior post 1024×300
Continuar Leyendo

TWITTER

Mikel Landa ha pasado las mil cribas de la carrera, ha tenido alguna caída, ha sorteado un día malo y mantiene opciones de algo más, aunque con un minuto de retraso, que no es poco en este ciclismo. 
Quedarse quieto sería imperdonable...

https://joanseguidor.com/giro-2022-ultimas-etapas/

#Giro2022

Ahora mismo a nadie del podio le vale el #Giro2022 como está ahora. Los tres tienen motivos para moverse.
Landa, a por +
Hindley, a compensar la crono
Carapaz, a lucir de verdad

https://joanseguidor.com/giro-2022-ultimas-etapas/

#Giro2022

Aunque líder, el Giro de Carapaz está lejos de otras grandes actuaciones. Sus ataques no causan estragos y corre como conteniendo daños, la situación le vale, pero está lejos de la carrera que seguro imaginó

https://joanseguidor.com/giro-2022-ultimas-etapas/

#Giro2022

Hindley ha vuelto al primer plano. Parece que está en la forma de su vida y el equipo le acompaña, además sabe que si va a la crono así va al matadero.
Quedarse quieto no es una opción

https://joanseguidor.com/giro-2022-ultimas-etapas/

#Giro2022

Load More...

Lo + leído

X