Connect with us
Leaderboard 1 XX
Leaderboard 2 XX

Síguenos y subscríbete

Como estar informado y participar en sorteos de carreras y productos, NO TE LO PIERDAS!

Ciclistas

¿Cuántas vidas tiene Andy Schleck?

Publicado

en

Shimano 1024×140 – Ultegra
Shimano Dura Ace 2 – 1024×140
Shimano 1024×140 – Dura Ace 1

Los años pasan y esa carita de eterno juvenil de Andy Schleck ya flirtea  con las treinta primaveras. Por de pronto tiene29, recién cumplidas, no hace casi ni dos semanas. Sin embargo el tiempo consume personas, ilusiones y esperanzas. Andy surgió rápido, siendo segundo en aquel infumable Giro que ganó Di Luca y que repartía premios a pares entre ciclistas que no acabaron muy bien, dígase Piepoli, Mayo y Riccó. Luego fue el mejor joven del Tour, en una edición, la de 2008 de la que Carlos Sastre podría hacer una apología de la ineptitud de los hermanos luxemburgueses y director danés que le tocó padecer. Al año ganó la Lieja, en la única muesca que se le conoce fuera de julio, y fue segundo en el Tour porque Contador sencillamente era mucho mejor.

Andy tuvo un punto de inflexión en la Dauphiné-Libéré de 2012. Mientras el mundo descubría las grandes aptitudes de Nairo Quintana en Morzine, mientras asistíamos a las primeras “master class” de asfixia de rivales del Team Sky, que postulaba a Wiggins como su baza para el Tour, mientras todo eso sucedía, Andy Schleck se fracturaba la pelvis en una crono.

Nunca he vuelto a estar al 100% desde entonces” admite en esta entrevista en Cyclingtips, una entrevista que por desapercibida parece que se le haga a un cualquiera cuando hablamos, no olvidemos de un ganador del Tour de Francia, por aquel asunto jamás sabido en profundidad del solomillo irundarra.

Andy se quiere dar más tiempo, más margen y habla de 2015. Por de pronto “quiero ayudar a Frank –el sobrevalorado hermano mayor de los Schleck- y Haimar Zubeldia en este Tour”. Ideas claras en su fuero interno que no sé cómo sentarán en el seno del Trek, otro equipo que tampoco va sobrado de presupuesto y victorias y que ve cómo uno de sus mejores asalariados se toma las cosas con calma y no sólo eso sino que alimenta la ilusa esperanza de que su hermano pudiera volver a pisar el podio, algo que sólo Andy debe ver claro. Guercilena debe estar que se sube por las paredes.

Desde que ocurriera su fractura de pelvis en 2012, Andy sólo ha ofrecido una duodécima plaza en una etapa del Tour del año pasado como principal baluarte a su favor. Poco, muy poco, para un ciclista que se queja de ser criticado con dureza pero que no valora que posiblemente, incluso antes de ese incidente en el Dauphiné 2012, su forma de hacer en la carretera dejaba mucho que desear, más cuando en su haber hallamos momentos de ciclismo excelso como aquella cabalgada del Izoard, el último grande en hollar tan magnífica cima.

Podría retirarme y decir que he tenido grandes momentos, pero no, quiero volver por mí y por mi familia, no porque tenga que demostrar nada a nadie” afirma el ciclista que lo fía todo al año que viene y eso en sus circunstancias es mucho fiar.

Imagen tomada de www.zimbio.com

INFO

“The Monuments”, más de cien años de epopeya ciclista resumida y bien resumida

Peter Cossins lanzó hace unas fechas esta obra que surge de la fecunda bibliografía ciclista del Reino Unido. Un fenomenal almanaque narrado de las cinco mejores clásicas con intrahistorias curiosas y reseñables y  un resumen numérico muy útil. Podéis tener más info clicando aquí

Continuar Leyendo
4 Comentarios

4 Comments

  1. Carolina

    27 de junio, 2014 En 14:58

    Siento decirlo, creo que ya lo he comentado por aquí; no me cae demasiado bien el luxemburgués. Es posible que desde la subida del 2008 al Alpe D’Huez, donde él y su hermano hicieron el «paripé», o cuando ganó un Tour un poco… no desmerezco las carreras que ha ganado; pero que diga que hasta el año que viene no piensa centrarse… me suena a, «voy a ir a la carrera francesa, veo como me encuentro yo, que pasa con los demás, y haber si suena la flauta. Como se lo piense demasiado, se le pasa hasta el arroz.

  2. Last KM Uphill

    27 de junio, 2014 En 16:54

    Hola Carolina. Qué quieres decir con que ganó un Tour un poco…? Al Andy Schleck del Tour del 2010 no se le puede reprochar nada. Ganó en Avoriaz y en Tourmalet y se sacó unas cronos muy respetables. Si luego Contador da positivo no es su culpa. Y si no fuera por la avería de la cadena lo hubiera ganado también en la carretera.

    • Carolina

      27 de junio, 2014 En 22:06

      Ya!! Por eso, luego ha demostrado lo mucho que vale…

  3. Francisco Bonilla

    8 de julio, 2014 En 18:44

    Game over!

Dejar Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ciclistas

El Tour sigue en la trampa de las etapas cortas

Publicado

en

Shimano 1024×140 – Ultegra
Shimano Dura Ace 2 – 1024×140
Shimano 1024×140 – Dura Ace 1

Con etapas tan cortas el Tour se priva el factor sorpresa del kilometraje

Cuando hace una semana vimos la presentación del Tour de Francia, aplaudimos aspectos como el inicio nervioso, viento & pavés, también nos parecieron interesantes los encadenados en montaña y nos atrajo una crono larga a 24 horas del final, sin embargo, si una cosa no nos cuadró fue la profusión de las etapas cortas.

Hace menos de cuarenta años era normal disfrutar de Tours que superaban los 4000 kilómetros, especialmente largo fue aquel de Roche y Perico en 1987.

Luego en los noventa la cosa se fijó entorno a los 3700 kilómetros.

En 2022, el Tour andará por los 3200 kilómetros, con una importante dispersión de etapas cortas.

DT – Swiss 400×400
Cambrils 400×400
Cruz 400×400



Así vemos que sólo cumplen con la criba de los 200 kilómetros, o cerca, las jornadas danesas y una que parece muy interesante al tiempo que desapercibida, es la jornada valona de Longwy, con 220 kilómetros.

Ese día el pelotón pasará por algunas cotas y el final es accidentado, una etapa que puede provocar una criba brutal si hay ganas de armarla de lejos.

Ese día nos recuerda a la famosa etapa 7 del Tour de 2021, una jornada de 250 kilómetros en vísperas de la montaña con un trazado envenenado, lleno de dureza y velocidad.

Cuando Van der Poel y Van Aert le dieron una vuelta de tuerca a la carrera quedaban más de 220 kilómetros para meta ¿el resultado?

Una etapa antológica, de esas que hacen gala al gran fondo que se le supone al ciclismo y en especial al Tour de Francia, una etapa de gigantes, con desarrollo de clásica, cuya longitud, trazado y velocidad abrieron tanto el pronóstico que ni Van Aert ni Van der Poel pudieron estar delante al final.

Aquel día ganó su primera etapa Mohoric.

300×250 – Shimano Ultegra
Revista – banner post
Gran canaria 300×250



Con esto venimos a decir que el ciclismo se vuelve ilógico, completamente impredecible, cuando el pelotón pasa cierta barrera de kilómetros, de ahí el desenlace de clásicas como Flandes, en las que Asgreen, más lento que Van der Poel, acabe imponiéndose.

Y así mil ejemplos.

Que jornadas que nos atraen como Alpe d´ Huez o Col du Granon sólo tengan 166 y 148 kilómetros no hacen justicia a lo que el Tour ha querido proponer recuperando perfiles que, por otro lado, creíamos olvidados.

Las etapas cortas se han metido tanto en el ADN del Tour que las largas, las maratonianas, son una excepción.

Sabemos que el ciclismo evoluciona, que explora nuevos puertos, que busca superficies inéditas… pero sinceramente no le vemos el beneficio a tantas y tantas etapas cortas, sobretodo cuando el Tour vende que ha diseñado el recorrido para las «generaciones más guerreras» donde destaca gente que no se corta en atacar a mil de meta.

Imagen: A.S.O./Pauline Ballet

Continuar Leyendo

Richard Carapaz

Richard Carapaz parece el más listo de la clase

Publicado

en

Shimano 1024×140 – Ultegra
Shimano Dura Ace 2 – 1024×140
Shimano 1024×140 – Dura Ace 1

Pocos ciclistas tienen el ratio físico-mentalidad de Richard Carapaz

Hace dos años y medio, Richard Carapaz era un ciclista en capilla para triunfar.

Venía de realizar un Giro muy interesante, con victoria de etapa y pugna con Miguel Ángel López por el maillot blanco, y estaba a punto de afrontar otro Giro que le iba a cambiar la vida.

No llegó a Bolonia, salida del Giro 2019, en el primer bloque de favoritos, pero si que captaba cierta atención por parte de los medios.

Segundo de abordo, con Mikel Landa como baza más importante del Movistar, Carapaz fue haciendo.

Ganó una etapa de ratón en la primera semana, al mismísimo Caleb Ewan, por que Carapaz casi nunca queda cortado, y se hizo con el liderato en Coumayeur, a la brisa y llovizna del Montblanc, con Nibali y Roglic marcándose hasta la paranoia.

DT – Swiss 400×400
Cambrils 400×400
Cruz 400×400



Ese día quien más quien menos imaginó un Giro ganado por Richard Carapaz e imaginó bien, pues llevó el rosa hasta el mismo centro de la arena de Verona.

Al año y pico, con la pandemia azotando, Carapaz conoció el Tour, iba en auxilio de Egan Bernal, pero el colombiano se derrumbó a las primeras de cambio, Richard sacó brillo y se pasó la semana final escapado.

No ganó una etapa, ni siquiera Pogacar le dejó el maillot de mejor escalador, pero tuvo presencia y minutos de televisión, fue el perenne escapado en su primer Tour hasta la misma puerta de la meta en la que cedió el éxito a Kwiato.

A las semanas, pisó su segundo podio en una grande, plaza de plata en una Vuelta que Roglic le ganó en el descuento de La Covatilla, el fin de fiesta más trepidante para la temporada más extraña de nuestras vidas, pues acabó ya entrado el mes de noviembre.

Este año, en julio, Richard Carapaz cerró el círculo de las grandes vueltas, pisó el podio del Tour, es decir conoce Verona, Madrid y París desde el podio.

No muchos aseguran eso.

Pero más allá de los números, de los logros, lo que admiramos de Richard Carapaz es que nos parece el ciclista con el mejor ratio cabeza-físico del pelotón.

No creemos que sea el mejor escalador, mucho menos el contrarrelojista más excelso, pero ello no le quita de estar siempre en boga, de causar incomodidad a los rivales, de ser temido y, principalmente, hacer siempre acto de presencia.

300×250 – Shimano Ultegra
Revista – banner post
Gran canaria 300×250



Lo dejamos por escrito, y no creernos equivocarnos si decimos que no vemos a Richard Carapaz ganando el Tour, en la última edición vimos el abismo que separa a Pogacar del resto, un abismo que sólo Roglic podría estrechar si Egan Bernal no da el salto que muchos esperamos.

Carapaz en el Tour fue un quiero y no puedo, pero no cejó, busco opciones, planteó batalla y casi siempre salió perdiendo en el resultado que no en la admiración que le procesamos.

Si una carrera le define es esa victoria ante Ewan en el Giro, si hay otra es su oro olímpico, una presea que no podía estar en mejores manos

Corría con un solo compañero, pero es cuando nadie cuenta con él o más vulnerable parece que emerge el mejor Richard Carapaz.

Se movió perfecto, después de la selección de Pogacar, sumando con la rueda de McNulty, quien encima se vació para la causa, y supo que Van Aert iba a tirar a por él, pero no a full, con la cantidad de rivales que se soldaron a rueda del belga.

Esa mañana de sábado, el buen aficionado al ciclismo esbozó una sonrisa por este ecuatoriano de cara amable y ambición tan alta como los volcanes que sube en su tierra.

No lo tiene nada sencillo, como hemos dicho, pero sale a flote, siempre emerge y lo hace además en un equipo con una competencia interna brutal.

Será bonito ver qué rol retoma si Egan Bernal, como parece, centra el tiro en el Tour.

Imagen: ASO- Charly López

Continuar Leyendo

Wout Van Aert

La gran obra de Van Aert fue en el Tour de Francia

Publicado

en

Shimano 1024×140 – Ultegra
Shimano Dura Ace 2 – 1024×140
Shimano 1024×140 – Dura Ace 1

No caben más registros en las tres etapas que Van Aert gana en el Tour

Ahora que el recorrido del Tour 2022 está sobre la mesa y el año encarrila su recta final, queríamos ir a algunos de los pasajes más singulares de la campaña, trayendo emociones que seguro guardamos con celo y bajo llave, en situaciones como la del encadenado de Wout Van Aert en el Tour pasado con un tríptico de victorias y anchura de miras que creo ahora mismo nadie en el pelotón podría igualar.

Cuando hablamos de Van Aert admitimos una falta de objetividad que muchas veces nos lleva, incluso, a la crítica, creyendo que podría ganar mucho más de lo mucho que ya gana, una sensación que tenemos con otros, tipo Valverde, y que no es más que el resultado de un ciclista que nunca escurre el bulto y se mete en todos los fregados.

Sin embargo en esta escalada de imparcialidad, la guinda que le puso Wout Van Aert a su Tour de Francia merece una mención especial en la galería de las maravillas por la que ha transcurrido el año de ciclismo.

DT – Swiss 400×400
Cambrils 400×400
Cruz 400×400



El tríptico de Van Aert en el Tour rivalizó por unos días con el del cordero de Saint Bavon, en Gante, con un trío de éxitos que empezó en la misma base del Mont Ventoux, la primera vez que el Tour transitaba dos veces por el monte pelado.

Alaphilippe formó parte de los ataques de inicio, con otros como Pierre Rolland o Dan Martin hasta que vino la contra de Van Aert al frente de un grupito que se consolidó en la primera ascensión al Ventoux.

Para la segunda, Kenny Elissonde fue el primero en romper la armonía, anticipando una nueva contra de Van Aert que acabó con el campeón belga solo ya a unos kilómetros de la cima.

La etapa más icónica del Tour ya era de Wout Van Aert, pero quedaba el final

300×250 – Shimano Ultegra
Revista – banner post
Gran canaria 300×250



El fin de semana que concluía la carrera, el Tour disponía una crono y el tradicional paseo en los Campos Elíseos.

En el test cronometrado por entre los viñedos de Saint Emilion se produce el vuelo raso del belga que domina de inicio a fin la carrera, dejando cerca del medio minuto a Kasper Asgreen.

Van Aert es el único en rodar por debajo de los 36 minutos en 30 kilómetros de recorrido.

Y la guinda, una llegada que le motivaba casi tanto como la misma crono, la de los Campos Elíseos

Por medio, además una efeméride, la posibilidad de evitar que Mark Cavendish superara el registro de Eddy Merckx.

Un escenario que Van Aert evita con maestría, sale quinto de la Concorde, con Cavendish y Philipsen a rueda, pero con el lanzador, Mike Teunissen por delante.

Toda vez se limpia la ruta, Teunissen arremete y deja a Cav sin Morkov y a Phlipsen sin Rickaert: ya nadie adelantaría a Wout Van Aert, cerrando el círculo, firmando la tabla tres de su tríptico imposible.

Había ganado en el Mont Ventoux, una crono y el sprint de los Campos Elíseos, no caben más registros en un par de piernas.

Imágenes: A.S.O./Pauline Ballet

Continuar Leyendo

Miguel Ángel López

La vuelta de Miguel Ángel López a Astana no es la del hijo pródigo

Publicado

en

Shimano 1024×140 – Ultegra
Shimano Dura Ace 2 – 1024×140
Shimano 1024×140 – Dura Ace 1

La salida de Miguel Ángel López de Astana fue tan atropellada como la salida de Movistar

Ahora todo parece ser borrón y cuenta nueva, pelillos a la mar, como el año pasado cuando fichó por Movistar tras su affaire de la Vuelta 19, pero a la gente no se le puede olvidar que el regreso de Miguel Ángel López a Astana es cualquier cosa menos sencillo.

Hace poco más de un año que López compitió por última vez con la celeste kazaja, fue en esa crono del Giro de octubre, en Sicilia, cuando se pegó aquel trompazo no lejos de meta para poner guinda a una campaña agridulce.

Una campaña, la del año pasado, que como a la mayoría de los colombianos no le sonrió, si bien él fue de los mejores parados.

Miguel Ángel López puede decir que le dio a Astana una etapa reina del Tour de Francia delante de los dos cocos eslovenos e incluso coqueteó con el podio hasta bien al final de la carrera.

DT – Swiss 400×400
Cambrils 400×400
Cruz 400×400



¿Qué sucedió entre Miguel Ángel López y Astana en la última semana del Tour 2020?

Nos lo contó hace menos de un año nuestra amiga Goga en una conversación que por el minuto 10`35´´se centra en la figura del ciclista.

Al parecer en Astana echaron mano de su cara más desagradable para decirle al ciclista que no contaban con él para el año siguiente en la segunda semana de descanso, con Alpes y crono de Planche por celebrar.

Aún y así el colombiano se impuso en la cima de la Loze y mantuvo viva la llama del cajón hasta 24 horas de París.

Aquella contrarreloj la recordamos como una de las más calamitosas vistas nunca en el Tour pues Porte, Landa y Enric Mas le superaron en bloque.

Luego de ese episodio, le obligaron a ir al Giro donde no pasó ni de la primera etapa…

300×250 – Shimano Ultegra
Revista – banner post
Gran canaria 300×250



Estos son los antecedentes más próximos de Miguel Ángel López en Astana.

En 2020 López corrió con Fuglsang y Lutsenko como nombres más relevantes, al margen de la armada española (los Izagirre, Luisle, Aranburu, Rodríguez y Fraile), mientras que para el año que viene, con un equipo aún en construcción, tiene segura la compañía de Nibali, De la Cruz y Moscon, al margen de la rueda amiga de Sebastián Henao.

Quiero entender que la reconquista del poder que ha realizado Vinokourov en la cúpula del equipo celeste ha sido la clave para traerse a un corredor que les ha dado etapas en la Vuelta y Tour, más podios en Vuelta y Giro, al margen de ganar toda una Volta a Catalunya.

Os recomiendo ir al corte de Goga hablando de Supermán, es clarividente sobre lo que fichaba Movistar hace un año: un ciclista cuyo ciclismo nace del corazón, con impulsos muy diferentes a los de la media del pelotón y más en un equipo de corte clásico como el telefónico.

Es casi profético lo que nos contó nuestra amiga Goga.

En todo caso, si Miguel Ángel López entró en Movistar con unas declaraciones malsonantes y luego salió desconectando a 24 horas del final de una Vuelta, ahora vuelve a Astana con el pie cambiado tras los sucesos del año pasado.

Es complicado pensar que López gane un día una grande, no sé si volverá a pisar el podio, pero de lo que no cabe duda es que en su singularidad seguro que más de uno encontrará motivos para escribir un libro bien llenito de historias para no dormir en este World Tour de rebaño previsible y actitudes anestesiadas.

Imágenes: ASO/Unipublic/PhotoGomezSport/Luis Gomez

Continuar Leyendo

TWITTER

Miguel Ángel López dice que le obligaron a abandonar el Tour, a no competir los Juegos, a sentir la presión del liderato compartido... pero había renovado por 2 AÑOS.
¿Quién lo entiende?

https://joanseguidor.com/miguel-angel-lopez-entrevista-movistar/

“Desde mi modestia, no puedo decir que Boonen me haya ganado por suerte. Me considero un buen corredor, pero quizá él esté un puntito por encima mío. Además de suerte es un poco más bueno que yo, más rápido y más fuerte” dijo Flecha sobre Boonen.

https://joanseguidor.com/juan-antonio-flecha-ciclista/

Miguel Ángel López dice que le obligaron a abandonar el Tour, a no competir los Juegos, a sentir la presión del liderato compartido... pero había renovado por 2 AÑOS
¿Quién lo entiende?

https://joanseguidor.com/miguel-angel-lopez-entrevista-movistar/

Excelente podcast de @JoanSeguidor con @Alex91489891 de su experiencia como speaker para @skoda_es en @lavuelta
#Siemprepositivo https://twitter.com/JoanSeguidor/status/1450929820397973506

Load More...

Lo + leído