Connect with us
Leaderboard 1 XX
Leaderboard 2 XX

Síguenos y subscríbete

Como estar informado y participar en sorteos de carreras y productos, NO TE LO PIERDAS!

Gravel

¿A dónde nos lleva la bicicleta?

Publicado

en

World Fondo WT – Epic

En los últimos 100 años, el universo de la bicicleta ha experimentado muchos cambios en muchos aspectos. Hemos visto como en sus inicios, la bicicleta pasó de medio de transporte a elemento deportivo y desde este punto se ha ido abriendo el abanico para tocar todos los palos del ciclismo y volver a ser un puro un medio de transporte. Sin embargo, este rápido resumen no esconde una interesante una evolución tecnológica que ha sabido responder a cada una de las necesidades que se han ido planteando.

De forma somera podemos decir que las bicis que estaban pensadas para moverse por las ciudades en los primeros años del nuevo siglo, del siglo XX, ese que marcó a tanta y tanta gente. Las personas cubrían trayectos entre pequeños pueblos y para ello no necesitaban una gran complicación: sobre un cuadro más o menos pesado unos pedales, unos frenos, un par de ruedas, un piñón y poco más.

Pero llegó un día en que un grupo decide que esto es poco, que sabe a poco, y esta pléyade de locos se lanza a crear las grandes gestas ciclistas, surge el Tour, el Giro, las maratonianas clásicas, la competición. Y fruto de las exigencias crece la necesidad de evolucionar las bicicletas hacia maquinas más ligeras, con más rango de piñones y con mejores frenos.

Muchos más años después aparece otro tipo de bicicleta. Nacen con las nuevas modalidades: cicloturismo, BMX, trial y MTB.  Estas disciplinas aportan cosas nuevas, aparecen nuevos materiales, nacen los pedales automáticos, llegan los grupos de cambio y los tipos de freno. Todo se va adaptando a las nuevas disciplinas. Por cambiar, cambia hasta la posición en la bicicleta: nuevos manillares, nuevas geometrías en los cuadros, nuevos diámetros de ruedas, nuevas relaciones de desarrollo.

Esta evolución llega en todas las direcciones, incluso desde dentro de las propias disciplinas. Del BMX sale el freestyle y la modalidad de race –las carreras de toda la vida. En BTT  se bifurca hacia el descenso y el cross country. En la carretera aparecen las bicis de crono cuyo manillar de triatleta pusiera en ristre Greg Lemond hace 25 años. La pista también evoluciona. Todo tiende a ser cada vez más específico.

Hoy, cuando parece que la cosa ya está tocando techo, ya tenemos frenos de disco hidráulicos, cambios electrónicos que se pueden programar para que cambien solos, parece que sólo nos falta que estos sean inalámbricos. Cuesta imaginar por dónde pueden ir los tiros.

¿Qué está por venir?

Como en toda evolución, lo que toca es la fusión. Parece que las diferentes disciplinas se empiezan a mezclar ante la fuerte influencia del ciclismo urbano: todo tiende a hacerse uno. Podríamos decir que lo nuevo se llama “gravel”, algo así como una versión renovada de la apolillada palabra de “cicloturismo” aunque con matices. Hoy, la bici más polivalente para un ciclista es la bici de gravel, sino la de ciclocross, de la misma manera que en la montaña ha aparecido el enduro.

¿Por qué tienen tanto éxito las bicicletas de gravel o ciclocross?

La respuesta es muy sencilla: lo tienes todo en una. Son máquinas cómodas y versátiles, puedes ir por asfalto y tierra por las ciudades. Las puedes sacar de viaje colgándolas unas alforjas e incluso acoplarlas mil cosas útiles para el día a día. Son bicicletas robustas y agradecidas a la hora de conducirlas. Con un simple cambio de neumáticos, la conviertes en una bicicleta para explorar caminos boscosos o pistas forestales. ¿Qué más se puede pedir?

¿Estamos ante la bicicleta perfecta? ¿Es el último eslabón? Abran sus apuestas.

Desde Barceloneta Bikes

Imagen tomada de www.gravel.cc

 

El nuevo pack de Tigra de Ksix es un excelente elemento para llevar fijadísimo tu Smartphone al manillar de tu bicicleta. Con un recubrimiento fuerte y robusto te evitas que un golpe perjudique tu móvil y con una fina capa puedes interactuar con el mismo sin problema. Este pack existe también para correr a pie. Te ajustas el brazalete –tema que no resulta conflictivo ni siquiera en invierno cuando salimos con más capas- a través de un sistema de rosca que te permite desenganchar tu móvil sin problema y comprobar el ritmo y los kilómetros al momento. Incluso para los que más en forma estén, responder al teléfono si se diera el caso.

Mira más detalle aquí.

Continuar Leyendo
Click para Comentar

Dejar Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Gravel

Las Gravel Series pisarán los 5 continentes y 12 países

Publicado

en

World Fondo WT – Epic

Las Gravel Series han reunido el circuito más internacional de la comunidad de gravel

Las GFWT ® Gravel Series proponen un variedad de destinos y paisajes para juntar todo tipo de evento de «gravel», auto suficiencia de larga distancia , pruebas por etapas y eventos de un dia .

Francia, Rwanda, Kazakhstan, USA, Sudafrica, Korea del Sur, Canada, Eslovenia, Chile, Islandia, Australia, Chipre, Italia, con una representante de la peninsula iberica, la Pirinexus Challenge 2022 y una final en la Belgian Waffle Ride en Kansas, la cuna del «gravel» mundial, pasando por los 5 continentes i más de 12 paises.

«El gravel forma una parte esencial de mi entrenamiento en invierno» Robert Gesink

«El gravel está en la cresta de la ola, es un estilo de vida. Hemos incluido varios tipos de eventos para 2023 porque no creemos que en la estandarización. Creemos que el gravel es diverso» Dani Buyo, CEO de Gran Fondo World Tour

Montaña, selva, desierto, estepa, alta montaña y mar ; en una oferta de eventos que establecera un ranking de «gravel» amateur en cooperacion con Pro Cycling Stats (www.procyclingstats.com), además de cooperaciones con ciclistas del sector en programas de coaching/training con Dennis Van Winden (Orange Seal off road team) o master rides con Robert Gesink .

«Estamos muy contentos por expandirnos por los cinco continentes con nuestra marca de gravel. Es sin duda el desafío más importante que hemos afrontado desde que empezamos hace ya ocho años» Dani Buyo, CEO de Gran Fondo World Tour

Un circuito inclusivo, «open» con espacio para todo tipo de miembro de la comunidad gravel mundial.

+ INFO

Continuar Leyendo

Gravel

Shimano RX6, espíritu gravel resumido en unas zapatillas

Publicado

en

World Fondo WT – Epic

En las RX6 de Shimano tenemos zapatillas para largas salidas de gravel

Contábamos el otro día lo que mola del gravel, especialmente por que se trata de una modalidad que no te condiciona, que abre el abanico y pone muchas opciones sobre la mesa. Una forma polivalente de entender el ciclismo que implica, por otro lado, que muchas cosas se alineen. En este caso hemos venido a hablar de zapatillas, de las R6 de Shimano, en negro fino y elegante, hechas para los caminos, pero también para otras superficies y especialmente ajenas a la bicicleta, eso que muchas veces nos sucede cuando hacemos una travesía en gravel y nos toca patear un rato pues el camino no era lo trillado que esperábamos.

Y esa es la primera percepción sobre las zapatillas, lo cómodas que resultan fuera de la bicicleta. Envuelven el pie con suavidad, una cuestión que no entra en conflicto con la rigidez que buscamos en el pedaleo.

Como digo, la concepción del modelo fija al pie, que lo notas confortablemente envuelto en una sensación de calidez que luego en ruta se transmite en el traspaso de la fuerza del pedaleo a la marcha.

Suela cómoda

En la primera puesta, caminamos con ellas, me engancho al pedal, doy las primeras pedaladas y una percepción me viene a la cabeza: Qué cómoda es la suela.

Ojo que esto lo afirma uno que usa plantillas en su vida diaria, pero encuentra que la parte baja de la zapatilla se acopla muy bien a la planta del pie. Caminar con ellas no es un engorro, todo lo contrario. Ofrecen unos tacos más profundos, quedando la zona de enganche más disimulada, aunque luego no cuesta hacer clic en el pedal.

Primera impresión

Antes, por eso, recién sacadas de la caja, resulta llamativo lo ligeras que son. Así lo comprobamos además en la tabla de pesos de modelos anteriores. Creo que no voy equivocado si digo que hace unos cuatro años que Shimano sacó sus primeras zapatillas gravel y la evolución es brutal.

Por dentro, la zapatilla contiene una plantilla fina sobre una entresuela interior de nylon y carbono que sabe darle confort al pie

Las probamos en negro total -full black- pero hay versión en verde con suela de crema, para ir a juego con esos tubulares de color pálido que algunos ciclistas. En todos los casos perpetúan el efecto camuflaje.

Un detalle que nos llama la atención tanto la puntera y talonera no son muy anchas. Ojo con esto y con los roces que pueden producirse en la marcha, especialmente cuando toca un tramo de pateo por una zona con buenas piedras.

Me llama la atención el tema de la talonera porque conozco modelos de carretera con taloneras más grandes y llamativas.

Ajuste «cálido» y cómodo

Eso sí ajustan bien por detrás, al nivel del resto del pie, que además respira, ya no solo por los canales de la planta, también por los laterales que le rodean.

Para ese acople una BOA hace las funciones. Lo hace en una dirección, hasta que el pie parece bien sujeto. Para soltar, lo de otras , se acciona hacia fuera y la zapatilla pierde toda su “rigidez”. En la parte baja un velcro ajusta sobre los dedos.

La mirad delantera viene rebajada, para mejor comodidad tanto pedaleando como caminando.

Sobre la bicicleta

Las sensaciones de parado hay que llevarlas ahora a la salida. La concepción de las zapatillas está pensada para durar, no sólo por los materiales y acabados, también para durar en la machar, tragar kilómetros y kilómetros con unos pies bien anclados y envueltos pero nunca tensionados.

Son perfectas para salidas largas y salvar las típicas encerronas de los recorridos graveleros. El paso de los kilómetros no pesa en ellas, lo puedo decir que pasadas las tres horas acostumbro a tener los pies “tocados”.

Un par de cosas más, los pedales utilizados son los habituales SPD y un acabado, en la talonera, bien visible, un motivo reflectante que ayuda a ser más visible por los caminos, pero también las carreteras y carreteritas que enlazan los tramos de tierra.

+ INFO

Imágenes: Guillem Riera

Continuar Leyendo

Ciclismo

Si la bicicleta de gravel mola ¿qué más da cómo le llamemos?

Publicado

en

World Fondo WT – Epic

Puedo decir que eso que llamamos gravel me ha devuelto las ganas de bicicleta

Hacía mucho que no montaba en bicicleta con la frecuencia que lo hago en la actualidad, y admito que el gravel ha tenido la culpa.

Ha llovido mucho desde que era asiduo a salidas en bicicleta por carretera, incluso en BTT, haciendo algunas rutillas, trilladas como el Camino de Santiago, otras más personales, como esas de infancia por las montañas de León, esas que nunca olvidas.

En todo caso, la bicicleta siempre ha estado en mi vida, bien fuera montando una o escribiendo sobre ella, sin importarme ruedas gordas, finas o de gravel.

Itzulia

En su día accidentes como el de los hermanos Otxoa me afectaron al punto de dejar de un lado la flaca, ante el peligro que implicaba adentrarse con ella en las carreteras.

Ese «miedo», muy común entre muchos ciclistas, raro es quien no admite respeto cada vez que sale por la puerta de casa a dar una vuelta -la muerte de Rebellin, como persona conocida, nos refresca la memoria-, aún persiste en cierto modo en mi interior -a pesar de transmitir tan mal lo de pasar los semáforos en rojo-.

Sin embargo, las ganas de volver a ver mundo sobre una burra de aluminio me ha podido.

Y de ahí que probara con una sencilla bicicleta de gravel de la que estoy encantado.

Shimano – Leaderboard 1024×300

No es la más cara, ni la más lujosa, pero su geometría es cómoda, pesa, pero no mucho, y, cuando le exijo, responde.

Es perfecta para ciudad, para carretera y para caminos, ¿quién no se ha visto en una encerrona que le ha tenido varios kilómetros pateando un pedregal en medio del monte?

Salvados esos momentos de zozobra, la bicicleta de gravel creo que ha sido un gran aliado para que muchas personas encontráramos el camino del medio, ni montaña pura y dura ni carretera, y nos echáramos a caminos en los que a veces nos paramos entre un rebaño de ovejas.

Hemos vuelto al redil de la forma más natural y poco estresante posible, pues circular por ciertos sitios con tráfico abierto es una locura en el sentido más amplio de la palabra y pasar por ciertas trialeras me supera.

Gran canaria 400×400
Endura 400×400
Cruz 400×400

Veo a todo tipo de gente probando con la bicicleta de gravel, algo a caballo entre la montaña y la carretera, aunque con una posición más road que el betetero de toda la vida, pero menos racing que los flipados que nos cruzamos por la carretera sin tiempo para saludar.

Por suerte son muy pocos.

En todo caso dándole vueltas a esto del gravel y cómo llamarlo, me encanta leer a algunos clasicones, entre los que me incluyo, decir que esta bicicleta es algo que se inventó hace mucho tiempo y que llamarla así responde a otro gol de los anglosajones y de los que el otro día describía en lo del postureo.

Sea bicicleta de gravel, bicicleta todo terreno, bicicleta «lo que sea» mola, mola mucho, y bravo por ese alguien que supo ver un agujero en el cada vez más atiborrado catálogo de las marcas y llenarlo con algo tan sencillo como una bicicleta tanto para un roto como para un «descosío», pues al final ha hecho más grande el globo de ciclistas pululando por el mundo.

En un tiempo, es posible que escriba lo mismo, pero sobre una bicicleta eléctrica, cruzo los dedos para que tarde mucho en hacerlo…

Continuar Leyendo

Ciclismo de carretera

Gafas de Shimano, tres opciones para las rutas que nos esperan

Publicado

en

World Fondo WT – Epic

Las dos versiones de gafas Shimano S-Phyre y las Aerolite son buenas opciones para regalos en fiestas

Vamos con las tres versiones de gafas grande y generosa que que Shimano nos propone para las rutas que tenemos por hacer.

De esta forma, hemos probado tres modelos en el cambiante paisaje y climatología de los Pirineos, tres versiones ciclistas con el fin de sacarle el mejor partido por entornos que las ponen a prueba en cada giro.

Empezamos con las S-phyre R by Shimano, con el esquema de lente de una pieza sin montura para una visión periférica sin interrupciones.

Como casi todos los modelos de este tipo, se distingue por la total protección de los ojos y mejor visión, aunque como veremos no es la versión más vistosa, ni la más grande ni llamativa.

Valoramos su ajuste nasal, en dos grosores para una fijación fiable, además en el estuche se proporciona un recambio para tallas XL de ancho nasal.

Nosotros las probamos en un sobrio negro, elegante con casco blanco, afinando el aspecto del ciclista, ofreciendo una imagen compacta sobre la ruta.

Podemos decir que las S-Phyre R refinan el modelo S-Phyre X, pues incorporan una montura de medio anillo rígido por todo el contorno de la pieza, dando una sensación de mayor protección.

A pesar de la montura visible, las S-Phyre X resultan muy ligeras y cómodas en marcha, con buen trato de la condensación del sudor si la salida se hace con cierto calor.

Los acabados de la montura ofrecen confianza, parecen sólidos y resistentes para los diferentes usos, algo que valoramos, pues ya sabéis que no todos los acabados ofrecen lo que prometen.

Las gafas Shimano Aerolite van un paso más allá en tamaño, con más superficie de lente y por tanto más protección.

Están pensadas para lucirse y encajan perfectamente con el casco.

En este sentido son las «estrellas» de la familia…

Estéticamente destaca el acabado de las patillas en su ajuste con la lente, en forma de V y un puente nasal reversible que queda muy disimulado, en vista frontal.

La marca no sólo quiere rendimiento y protección, con este modelo busca elegancia para el o la ciclista que quiere rodar con estilo.

En los tres modelos la lente utilizada es la Ridescape, pensada para apreciar mejor los matices de la ruta, clave para la percepción y seguridad del ciclista.

En marcha, notamos una mejor definición de los contornos y los elementos, lo que implica mejor experiencia sobre la bicicleta, el trato aplicado sobre la luz que percibe el ciclista se modula según la hora y las condiciones que le rodean.

Es decir todo se ve lo suficientemente claro, y lo menos borroso posible: en otras palabras, en un día muy luminoso se matizan los brillos, y al revés, si la jornada es oscura.

Todo además en una pieza, sencillas de llevar y de guardar, pero especialmente cómodas, al punto que no parece que lleves nada puesto.

A ello contribuye el acabado de las patillas, redondeadas en su extremo y con relieve antideslizante para que fijen bien.

En todos los casos, las gafas se sirven en estuches duros y amplios, para que se guarden con cuidado y que los acabados de las patillas no se rompan y se doblen, también pueden incorporar otra lente.

¿Usos?

Valen para todo, dentro y fuera de la carretera.

Imágenes: Guillem Riera & Paula Alcaina

 

 

Continuar Leyendo

Lo + leído