Connect with us
Leaderboard 1 XX
Leaderboard 2 XX

Síguenos y subscríbete

Como estar informado y participar en sorteos de carreras y productos, NO TE LO PIERDAS!

Ciclistas

Íñigo Elósegui es el ciclista que quiere hablar japonés

Publicado

en

Íñigo Elósegui
Shimano 1024×140 – Ultegra
Shimano Dura Ace 2 – 1024×140
Shimano 1024×140 – Dura Ace 1

Pocos ciclistas demuestran las inquietudes de Íñigo Elósegui

En ocasiones la vida te depara premios no escritos e inesperados, uno de ellos fue la conversación que mantuvimos con Íñigo Elósegui, ciclista que este año debuta en el Movistar.

Todo surgió cuando vimos este tweet con el abuelo de Íñigo Elósegui, José Antonio Momeñe en el grupo del maillot amarillo…

Y a partir de ahí descubrimos un tipo sencillo, culto, con inquietudes, amante del pasado, arrogante para el futuro.

Lo iban a ser veinte minutos se convirtieron en casi una hora, una gozada que tocó no pocos temas y porque dijimos basta.

¿Qué sentimiento sobrevino a Iñigo Elósegui cuando vio la foto de su abuelo compitiendo en el Tour de 1966 en twitter?

«De bondad y cariño, es que era mi abuelo, ahí en la foto, mi espejo de pequeño en casa. Yo siempre quise seguir sus pasos. Hice fútbol un tiempo, sobretodo porque se podía practicar entre semana, con la cuadrilla y el ambiente era bonito»

¿Por qué lo dejaste?

«Por que vi que no había más recorrido»

¿Y en la bicicleta sí?

«Sí, me veia mucho mejor en la bicicleta y acerté»

¿Cuándo empezaste con ella?

«Con catorce años acabo el fútbol en mayo y pruebo la bicicleta en junio, para empezar a competir como infantil con el Automoción Trapagaran»

¿El ciclismo sí que te conquistó?

«Totalmente, quizá porque se desarrollaba en entornos que yo siempre he apreciado mucho, como entre la naturaleza y por el monte, poder ir a ver rincones que ya has visto por el Google Earth, ver tus límites. Los deportes de resistencia siempre me han gustado»

¿Te gusta machacarte?

«No sabría decirte, a veces estás por ahí en la carretera, deseando llegar a casa y luego cuando estás en el sofá por la tarde estás feliz por haberte exprimido. Estás vital y activo, con el tiempo ves que mejoras, y esas cosas motivan»

[elementor-template id=»36790″]

 

¿Estudias?

«Estoy dedicado cien por cien al ciclismo, pero aún en la universidad, si bien me he dado un pequeño respiro porque mentalmente a veces es muy complicado. Estudio asignaturas de Administración y dirección de empresas por mi cuenta»

Ciclista con inquietudes

«Me gusta estar al corriente de lo que pasa por el mundo»

¿E idiomas?

«Buen nivel de inglés, castellano y euskera, obviamente, alemán un poco oxidado y mucho interés por aprender japonés«

¿Japonés?

«Sí, en general me interesan los idiomas, pero es que Japón en especial me gusta mucho. Sigo el manga y ya viajé a Japón el año pasado. Además si aprendo japonés, tendría la base para el chino»

¿Te consideras un «rara avis»

«Quizá»

¿Otro como tú?

«En el pelotón cuesta encontrar ciclistas con estas inquietudes, pero no creo que sea una cosa exclusiva del pelotón»

Alguno habrá

«Sí claro, Tom Bohli es un ciclista del UAE que habla siete idiomas. Mi compañero Johan Jakobs me dijo que es un tipo muy inteligente, que le interesaba todo. Por ejemplo una pasión que tuve de niño fue tocar el piano, y me consta que Chad Haga también lo toca»

La combinación de Cruz para tu portabicicletas

Volviendo con tu abuelo, ¿qué sabe Iñigo Elósegui de José Antonio Momeñe?

«De mi abuelo he leído muchísimo»

¿Cómo era?

«Muy sencillo, no le gustaba nada vanagloriarse de sus logros como ciclista. Sé muchas cosas de él gracias a un tío mío y a compañeros suyos que no viven lejos de mi casa como Gregorio San Miguel o Aurelio González»

¿Qué te han contado?

«Gregorio le contó a mi tío cómo fue el Tour de 1966 que mi abuelo acabó cuarto. A falta de tres etapas para el final iba escapado y estaba de líder virtual para ganar el Tour, pero en ese momento le mandaron parar porque el director de su equipo, Dalmacio Langarica en el Kas, quería asegurar la clasificación por equipos. Mi abuelo se paró y estuvo cerca de abandonar por la orden y San Miguel le convenció para que siguiera»

Y aún así acabó cuarto

«Ya ves»

Sobre esta historia dos cosas, Jaume Mir ya nos habló de la obsesión de Langarica por las clasificaciones por equipos, al punto que la clave para que Bahamontes ganara el Tour fueron las consignas de Fausto Coppi, y eso de priorizar la clasificación por equipos es algo que aún hoy se practica.

Pero no queremos ser malo, ni poner a Iñigo en un compromiso.

Sea como fuere, seguimos… ¿tu abuelo nunca te contó nada de ese Tour?

«Nada absolutamente, era muy humilde»

¿Cuándo falleció?

«Hace casi die años»

¿Pasaste mucho tiempo con él?

«Mucho, tengo grandes recuerdos, Todos los días iba a su casa al salir del cole, merendaba en su casa. El ciclismo nunca fue un tema de conversación»

¿Le gustaba verte en el fútbol?

«Sí»

¿Saliste con él en bicicleta alguna vez?

«Si, un día»

¿Por qué este pasar de puntillas por el ciclismo?

«Quizá porque era muy consciente de lo mal que se pasa. De hecho no quiso que mi tío Álvaro fuera ciclista»

Pero su ciclismo nada tiene que ver con el actual

«Nada, ha cambiado todo radicalmente, desde las carreteras al los kilometrajes, pero también las estrategias, antes te tenías que buscar la vida solo, hoy el equipo cobra importancia»

¿Cómo es Iñigo Elósegui?

«Es un diésel y de fondo»

¿Oigo muchos comentarios que eres de clásicas?

«La gente me sitúa en las clásicas, pero soy de vueltas y tiradas largas, y no muy explosivo»

¿Eres de recuperar bien?

«Así es»

Menudo año, por eso, para debutar…

«Todos lo estamos pasando mal, pero sinceramente peor sería que fuera un año de todo o nada para mí. la clave creo que está el relativizar las cosas, no cabe otra»

¿Qué pazos se da Íñigo Elósegui?

«No soy de marcar plazos, pero no quiero dejar escapar oportunidades. No sé cuánto tardaré en madurar, pero crezco a buen ritmo. Lo entrenamientos va saliendo y los números on buenos, poco a poco voy encadenando bien los esfuerzos, y eso ya es un cambio grande»

Vivimos en un ciclismo de niños prodigio…

«Las cosas son diferentes, ahora estamos muy controlados y la progresión es otra»

¿Vas a tu rimto?

«La gente no me presiona, pero yo me considero un perfeccionista. Si no doy aún el 100%, ya lo daré, cuando hablamos de ciertos corredores, lo hacemos de superdotados»

¿Les cogerás?

«Para eso trabajo. para cogerles y superarles algún día, pero paso a paso, me considero joven todavía»

¿Qué has hecho este año?

«San Juan, Almería, Murcia y el UAE Tour que ya sabemos cómo acabó»

Y ¿dónde te podremos ver?

«En Getxo y luego en las clásicas»

Imagen: La Guía del Ciclismo

 

 

 

Continuar Leyendo
Click para Comentar

Dejar Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Egan Bernal

Egan Bernal, la resistencia del ciclismo colombiano

Publicado

en

Shimano 1024×140 – Ultegra
Shimano Dura Ace 2 – 1024×140
Shimano 1024×140 – Dura Ace 1

El ciclismo colombiano que pintaba a hegemónico depende mucho de Egan Bernal

Si miramos unos años atrás, ni muchos, cinco por ejemplo y vemos dónde estaba el ciclismo colombiano y, especialmente, dónde amenazaba estar en poco tiempo, apreciaremos el valor que tiene hoy Egan Bernal.

Hace cinco años, Colombia ganaba su segunda Vuelta a España con Nairo y Esteban Chaves daba el primer monumento a su país

Ellos eran la punta del iceberg de un ciclismo poderoso que por dominar, dominaba todo, hasta las llegadas masivas con Fernando Gaviria

Pero el ciclismo no es un deporte lineal, hay altibajos, el ciclismo colombiano tocó el cielo del Tour con Egan Bernal hace dos años, y a partir de ahí nada ha sido sencillo, ni parece que lo volverá a ser.

DT – Swiss 400×400
Cambrils 400×400
Cruz 400×400



 

Desde que supimos de Egan Bernal tuvimos claro que éste iba para cosas grandes y no sólo para el ciclismo colombiano.

El flaco de Ineos, cuya salida del equipo ha sido un rumor durante semanas, es ahora mismo el gran asidero para los colombianos, el mejor corredor y la baza sólida para grandes vueltas.

Verle correr es una gozada y escucharle tras las carreras un privilegio no muy extendido entre los ciclistas profesionales.

Lo sencillo sería alabar su Giro de Italia, ganando bien, a lo largo y ancho, con buenos rivales en liza y un planteamiento siempre agresivo.

Pero nos quedamos con su actitud en la Vuelta, a la que no fue en el mejor estado, lo dijo con toda sinceridad, pero ello no le impidió cumplir expediente de forma admirable, corriendo a ver qué pasaba, sin escatimar, sabiéndose inferior a Roglic, encontrando en Adam Yates un aliado a la altura.

La noticia del triunfo del Giro tiene por eso un valor incalculable, por cuanto llegó tras un 2020 aciago para él, en el que no finalizó el Tour en el que defendía corona.

Esa maglia rosa le devuelve al sitio al que pertenece, a lo más alto del ciclismo.

Fue una victoria buena en todos los sentidos, con momentos de exhibir músculo, en el sterrato y Giau, pero también de contener daños, como en Alpe di Sega.

Todo con un Ineos que, este año sí, ha sabido correr a otra cosa.

Nos gusta mucho el Ineos de Egan y Carapaz, mucho más que el de Geraint y Froome, tan «rodillo» y matemático

300×250 – Shimano Ultegra
Lloret 300×250
Gran canaria 300×250



Por que no veo nada mejor que los ingleses para que Egan pueda plantarle cara a los eslovenos, siendo, quien es, por piernas y caché, el ciclista que veo más cerca de ambos.

Egan Bernal es uno de los nombres de la temporada y lo es en un momento importante, clave para ese ciclismo colombiano que incluso en sus instantes de mayor esplendor se ve con problemas para dominar como pensábamos que iba a hacerlo.

Esperamos a Egan en el Tour con los dos rivales que el destino le ha marcado, no lo tendrá nada sencillo, pero podemos tener por seguro que en la fortuna de esas finas piernas residirá parte del éxito o no de la carrera.

Continuar Leyendo

Ciclistas

Iván Ramiro Sosa ¿a quién ficha Movistar?

Publicado

en

Shimano 1024×140 – Ultegra
Shimano Dura Ace 2 – 1024×140
Shimano 1024×140 – Dura Ace 1

Iván Sosa deberá demostrar en Movistar si es capaz de disputar generales

Hay algo de contradictorio en Iván Ramiro Sosa pues destacó tan joven que con 23 años parece que lleva una eternidad en el negocio, siendo ya noticia cuando fichó por Ineos y dejó en la estacada a Trek y ahora, tres años después no tenemos ni idea qué versión mostrará en el su ciclo de Movistar.

No nos equivocamos si decimos que Sosa no es un ciclista más.

Hiriente, no hay muchos que, en un día inspirado, sean capaces de sacarte los colores como el liviano colombiano

La suya es una carrera de las de antes, de las de los escarabajos, ciclistas excelsos el día que todo les sonreía, pero ajenos a la competición cuando ésta les giraba la cara.

Eso ficha Movistar con Iván Ramiro Sosa.

DT – Swiss 400×400
Cambrils 400×400
Cruz 400×400



En sus tres años en Ineos, Sosa ha sido más de lo mismo que en Androni. 

El enésimo hallazgo de Gianni Savio se fue a la escuadra más potente del mundo siendo uno y sale de ella siendo casi el mismo ciclista, al menos por lo que vemos en la ruta.

Con un palmarés incipiente, Burgos es su especialidad, y destellos que hablan de la calidad que manejan esas piernas (Occitania y Piamonte, especialmente), seguimos con la duda de si lo suyo es el esfuerzo sostenido durante tres semanas con la general en el horizonte.

Cierto es que ha corrido dos grandes, Giro y Vuelta, de forma anónima, cierto es también que lo ha hecho joven y que debe tener margen, pero a un ciclista que ha dominado con a soltura que le hemos visto, por ejemplo, las Lagunas de Neila se le puede exigir un destello, aunque sólo uno sea, en grandes como la italiana y española que tienen buen terreno para él.

300×250 – Shimano Ultegra
Lloret 300×250
Gran canaria 300×250



A diferencia de Nairo y Miguel Ángel López, quienes desde bien jóvenes se veían para disputar generales, Iván Ramiro Sosa aún no tiene definida la suerte en las grandes vueltas ¿Movistar le encarrilará?

Mientras vemos eso, lo fácil sería encasillarle en un cotizado pero relevante puesto de «coleccionista de cumbres», un tipo de corredor que en chez Unzue ya han tenido en la persona de Leonardo Piepoli, un ciclista del que muchos hablan bien pero con la boca muy pequeña.

Pero dejando asuntos turbios al margen, la variedad de cimas que adorna el palmarés del italiano bien podría ser una inspiración para el colombiano más colombiano del presente si el esfuerzo de tres semanas se le hace bola.

Continuar Leyendo

Ciclistas

El Tour sigue en la trampa de las etapas cortas

Publicado

en

Shimano 1024×140 – Ultegra
Shimano Dura Ace 2 – 1024×140
Shimano 1024×140 – Dura Ace 1

Con etapas tan cortas el Tour se priva el factor sorpresa del kilometraje

Cuando hace una semana vimos la presentación del Tour de Francia, aplaudimos aspectos como el inicio nervioso, viento & pavés, también nos parecieron interesantes los encadenados en montaña y nos atrajo una crono larga a 24 horas del final, sin embargo, si una cosa no nos cuadró fue la profusión de las etapas cortas.

Hace menos de cuarenta años era normal disfrutar de Tours que superaban los 4000 kilómetros, especialmente largo fue aquel de Roche y Perico en 1987.

Luego en los noventa la cosa se fijó entorno a los 3700 kilómetros.

En 2022, el Tour andará por los 3200 kilómetros, con una importante dispersión de etapas cortas.

DT – Swiss 400×400
Cambrils 400×400
Cruz 400×400



Así vemos que sólo cumplen con la criba de los 200 kilómetros, o cerca, las jornadas danesas y una que parece muy interesante al tiempo que desapercibida, es la jornada valona de Longwy, con 220 kilómetros.

Ese día el pelotón pasará por algunas cotas y el final es accidentado, una etapa que puede provocar una criba brutal si hay ganas de armarla de lejos.

Ese día nos recuerda a la famosa etapa 7 del Tour de 2021, una jornada de 250 kilómetros en vísperas de la montaña con un trazado envenenado, lleno de dureza y velocidad.

Cuando Van der Poel y Van Aert le dieron una vuelta de tuerca a la carrera quedaban más de 220 kilómetros para meta ¿el resultado?

Una etapa antológica, de esas que hacen gala al gran fondo que se le supone al ciclismo y en especial al Tour de Francia, una etapa de gigantes, con desarrollo de clásica, cuya longitud, trazado y velocidad abrieron tanto el pronóstico que ni Van Aert ni Van der Poel pudieron estar delante al final.

Aquel día ganó su primera etapa Mohoric.

300×250 – Shimano Ultegra
Lloret 300×250
Gran canaria 300×250



Con esto venimos a decir que el ciclismo se vuelve ilógico, completamente impredecible, cuando el pelotón pasa cierta barrera de kilómetros, de ahí el desenlace de clásicas como Flandes, en las que Asgreen, más lento que Van der Poel, acabe imponiéndose.

Y así mil ejemplos.

Que jornadas que nos atraen como Alpe d´ Huez o Col du Granon sólo tengan 166 y 148 kilómetros no hacen justicia a lo que el Tour ha querido proponer recuperando perfiles que, por otro lado, creíamos olvidados.

Las etapas cortas se han metido tanto en el ADN del Tour que las largas, las maratonianas, son una excepción.

Sabemos que el ciclismo evoluciona, que explora nuevos puertos, que busca superficies inéditas… pero sinceramente no le vemos el beneficio a tantas y tantas etapas cortas, sobretodo cuando el Tour vende que ha diseñado el recorrido para las «generaciones más guerreras» donde destaca gente que no se corta en atacar a mil de meta.

Imagen: A.S.O./Pauline Ballet

Continuar Leyendo

Richard Carapaz

Richard Carapaz parece el más listo de la clase

Publicado

en

Shimano 1024×140 – Ultegra
Shimano Dura Ace 2 – 1024×140
Shimano 1024×140 – Dura Ace 1

Pocos ciclistas tienen el ratio físico-mentalidad de Richard Carapaz

Hace dos años y medio, Richard Carapaz era un ciclista en capilla para triunfar.

Venía de realizar un Giro muy interesante, con victoria de etapa y pugna con Miguel Ángel López por el maillot blanco, y estaba a punto de afrontar otro Giro que le iba a cambiar la vida.

No llegó a Bolonia, salida del Giro 2019, en el primer bloque de favoritos, pero si que captaba cierta atención por parte de los medios.

Segundo de abordo, con Mikel Landa como baza más importante del Movistar, Carapaz fue haciendo.

Ganó una etapa de ratón en la primera semana, al mismísimo Caleb Ewan, por que Carapaz casi nunca queda cortado, y se hizo con el liderato en Coumayeur, a la brisa y llovizna del Montblanc, con Nibali y Roglic marcándose hasta la paranoia.

DT – Swiss 400×400
Cambrils 400×400
Cruz 400×400



Ese día quien más quien menos imaginó un Giro ganado por Richard Carapaz e imaginó bien, pues llevó el rosa hasta el mismo centro de la arena de Verona.

Al año y pico, con la pandemia azotando, Carapaz conoció el Tour, iba en auxilio de Egan Bernal, pero el colombiano se derrumbó a las primeras de cambio, Richard sacó brillo y se pasó la semana final escapado.

No ganó una etapa, ni siquiera Pogacar le dejó el maillot de mejor escalador, pero tuvo presencia y minutos de televisión, fue el perenne escapado en su primer Tour hasta la misma puerta de la meta en la que cedió el éxito a Kwiato.

A las semanas, pisó su segundo podio en una grande, plaza de plata en una Vuelta que Roglic le ganó en el descuento de La Covatilla, el fin de fiesta más trepidante para la temporada más extraña de nuestras vidas, pues acabó ya entrado el mes de noviembre.

Este año, en julio, Richard Carapaz cerró el círculo de las grandes vueltas, pisó el podio del Tour, es decir conoce Verona, Madrid y París desde el podio.

No muchos aseguran eso.

Pero más allá de los números, de los logros, lo que admiramos de Richard Carapaz es que nos parece el ciclista con el mejor ratio cabeza-físico del pelotón.

No creemos que sea el mejor escalador, mucho menos el contrarrelojista más excelso, pero ello no le quita de estar siempre en boga, de causar incomodidad a los rivales, de ser temido y, principalmente, hacer siempre acto de presencia.

300×250 – Shimano Ultegra
Lloret 300×250
Gran canaria 300×250



Lo dejamos por escrito, y no creernos equivocarnos si decimos que no vemos a Richard Carapaz ganando el Tour, en la última edición vimos el abismo que separa a Pogacar del resto, un abismo que sólo Roglic podría estrechar si Egan Bernal no da el salto que muchos esperamos.

Carapaz en el Tour fue un quiero y no puedo, pero no cejó, busco opciones, planteó batalla y casi siempre salió perdiendo en el resultado que no en la admiración que le procesamos.

Si una carrera le define es esa victoria ante Ewan en el Giro, si hay otra es su oro olímpico, una presea que no podía estar en mejores manos

Corría con un solo compañero, pero es cuando nadie cuenta con él o más vulnerable parece que emerge el mejor Richard Carapaz.

Se movió perfecto, después de la selección de Pogacar, sumando con la rueda de McNulty, quien encima se vació para la causa, y supo que Van Aert iba a tirar a por él, pero no a full, con la cantidad de rivales que se soldaron a rueda del belga.

Esa mañana de sábado, el buen aficionado al ciclismo esbozó una sonrisa por este ecuatoriano de cara amable y ambición tan alta como los volcanes que sube en su tierra.

No lo tiene nada sencillo, como hemos dicho, pero sale a flote, siempre emerge y lo hace además en un equipo con una competencia interna brutal.

Será bonito ver qué rol retoma si Egan Bernal, como parece, centra el tiro en el Tour.

Imagen: ASO- Charly López

Continuar Leyendo

TWITTER

Lo que son las cosas, hace un año andábamos cruzando los dedos para que la Vuelta de octubre llegara a Madrid.
Al final lo hizo y nos encantó, fue una carrera hecha en el escenario + bello y desde las ediciones de abril.

https://joanseguidor.com/que-bonita-fue-la-vuelta-de-las-hojas-muertas/

Pues nos hemos metido en el mundo del podcast, Gracias a Iván de @JoanSeguidor por invitarnos y a m i compi @santyrg10 que me lío hace poco mas de medio año para poner en marcha @elsterrato.

A ver si os gusta. https://twitter.com/elsterrato/status/1453066600421249027

Una ayuda muy útil en un tema en el que estamos muy peces: ciclismo femenino.
Se vienen charlas muy chulas y para empezar ésta con Lucía González sobre los matices del ciclocross

Ullrich aparece en todas las fotos, me gusta verle "aparentemente" recuperado, entre ciclistas para recordarme el enorme ciclista que tuve la suerte de disfrutar hace "sólo" 25 años

https://joanseguidor.com/jan-ullrich-fotos-ciclistas/

Que José Luis Arrieta salga de Movistar es una enmienda a la totalidad de la política del equipo ante los cambios que acontecen alrededor

https://joanseguidor.com/ruptura-jose-luis-arrieta-movistar/

Load More...

Lo + leído