Connect with us

Ciclismo antiguo

Números que marcan la historia de la Vuelta

Publicado

en

Durante los años denominados de transición, a partir del año 1977, se registraron serios incidentes que estuvieron a punto de poner de patas arriba los pilares y la historia de la Vuelta. Los organizadores en consonancia con los acontecimientos de carácter socio-política  convulsa en Guipúzcoa y alrededores prefirieron tomar la firme determinación de dar por terminada la prueba en Miranda de Ebro, con victoria absoluta del belga Freddy Maertens, que tuvo el honor, además, de vencer en trece de las veinte disputadas, superando así el récord que poseía hasta la fecha el gallego Delio Rodríguez, con doce triunfos parciales,  que logró en 1941.

Nos viene de carambola el consignar que este corredor originario de Puentearías ha mantenido en su haber nada menos la suma total y marca de treinta y nueve triunfos de etapa en la Vuelta, cifra inigualable hasta el momento.

En el año 1978, que registró la victoria absoluta a favor del francés Bernard Hinault, una estrella muy cotizada en aquel momento, también se produjeron sendos incidentes por interferencia de unos vándalos que boicotearon momentáneamente el paso de los ciclistas sembrando en ciertos tramos de carretera enormes maderos y chinchetas, que obligaron a interrumpir la prueba de la misma manera que lo hicieron en la ciudad de San Sebastián, durante la disputa de la última etapa individual de contrarreloj, que debió ser anulada en su totalidad. Hinault, a pesar de aquellos impedimentos protagonizados por los terroristas al interponer  estratégicamente barricadas y demás obstáculos, colocados estratégicamente a lo largo del recorrido, fue declarado vencedor.

Aires frescos

Con el paso de los años, el rotativo El Correo Español decidió abandonar la dirección de la Vuelta, pasando a depender de la empresa Unipublic. Influencia positiva llevada a cabo por dos magníficos colaboradores y entusiastas de la bicicleta: Enrique Franco, primero, y su sucesor Víctor Cordero. La Vuelta, así, cobró nuevos alicientes al introducir cimas inéditas, y entre otras varias, el mítico Alto de l´Angliru, del que tanto se ha hablado y se ha gastado tanta tinta por parte de los diversos rotativos españoles. Hacemos referencia al año 1999, en donde empezó a hacerse notar el malogrado ciclista José María Jiménez, un escalador nato, vencedor destacado del Gran Premio de la Montaña. El ganador absoluto de la prueba, recordamos, fue el corredor germano Jan Ullrich sobre los españoles Igor González Galdeano y Roberto Heras, respectivamente en este orden.

Diferencias mínimas entre el primero y el segundo

La Vuelta a España, aún con los inconvenientes que ha ido tropezando en sus diversas ediciones, ha sabido mantenerse en la palestra con sesenta y nueve ediciones en su haber. Cabe reconocer que durante varios años las diferencias anotadas entre el primero y el segundo clasificado en la general han sido con tendencia más bien mínima en cuanto a tiempo. Fue en el año 1984, cuando se registró que el francés Eric Caritoux, vencedor, aventajó al español Alberto Fernández, por tan sólo seis segundos. En 1974, la diferencia fue de once segundos entre José Manuel Fuente, ganador, y el portugués Joaquim Agostinho, el segundo; mientras que en 1956, el italiano Angelo Conterno le tomó trece segundos al segundo clasificado, el norteño Jesús Loroño.

La historia se repitió igualmente con estas diferencias de escaso margen: fueron también de trece segundos, concretamente en la edición de 2011. El corredor cántabro Juan José Cobo se impuso al británico Christophe Froome, oriundo de Kenia y nacido en la capital de Nairobi, aunque tomara pronto la nacionalidad británica al igual que sus padres nacidos en Inglaterra. Los dos ciclistas citados constituyeron en verdad sendas sorpresas en aquella Vuelta. Así se recuerda. No se esperaba de ellos una actuación tan destacada. Su función básica, en un principio, había sido el de ayudar a sus respectivos capitanes. Esta actitud, con el paso de los tiempos, cambió de fisonomía a favor de Froome, que es en la actualidad un ciclista muy considerado y poseedor de un buen historial.

Los máximos galardonados

Los que han ganado más veces las Vuelta a España han sido Roberto Heras (2000, 2003, 2004 y 2005) y Tony Rominger (1992, 1993 y 1994).  Con dos triunfos quedan una coletilla de nombres conocidos: el belga Gustaaf Deloor (1935 y 1936), los españoles Julián Berrendero (1941 y 1942), José Manuel Fuente (1972 y 1974),  Pedro Delgado (1985 y 1989) y Alberto Contador (2008 y 2012), el francés Bernard Hinault (1978 y 1983) y el suizo Alex Zülle (1996 y 1997), al que le cabe el honor adicional de haber vestido la camiseta de líder por más días. Fueron nada menos que cuarenta y ocho, otra cifra que se escapa de la normalidad.

España la nación dominadora. Íñigo Cuesta, una distinción

España es el país que alcanza el mayor número de victorias absolutas, con treinta y dos. Le siguen Francia, con nueve; Bélgica, con siete, y Suiza e Italia, con cinco. Honor para Íñigo Cuesta, que ha concurrido en la ronda española en diecisiete ocasiones, en tanto que Federico Etxabe lo hizo en quince, llegando a esta altura también Vicente García Acosta. Este ciclista, oriundo de la localidad de Tafalla, ha logrado ostentar esta marca, recalcando que solamente en una ocasión se vio obligado a abandonar por caída en la ronda española, concretamente en el 2011, a la edad de nada menos 39 años. Ha sido un hombre longevo.

Por  Gerardo  Fuster

INFO

SPORTBAND BY KSIX “THE NEW RUNNER CONCEPT”

Porque en KSIX siempre pensamos en ti, llegó SPORTBAND. Un brazalete deportivo hecho a tu medida.

Con el objetivo de mejorar la satisfacción y el entrenamiento de nuestros usuarios Runners,  KSIX y su gama de productos deportivos presenta su nueva creación llamada SPORTBAND. El brazalete deportivo tipo manga ultra delgado, Un nuevo concepto en brazalete.
Diseñadores y creativos de Ksix pensaron que si otros productos deportivos cambian y evolucionan con el tiempo, como las deportivas o las camisetas, ¿por qué los brazaletes deportivos no?

De esta pregunta nace SPORTBAND by KSIX, un producto que se dará a conocer como la evolución y  el nuevo concepto para los amantes del running y del fitness.
Con el fin de satisfacer todas las necesidades de los amantes del deporte, SPORTBAND by KSIX cuenta con 3 colores y tallas: negro, verde y rosa (tallas S,M,L).
SPORTBAND by KSIX ha sido probado y avalado por diferentes federaciones y deportistas, lo que hace de SPORTBAND sea un producto indispensable, de calidad y garantía reconocida.

Entra aquí y usa tú código promocional para adquirir tu brazalete

  • Código: 15PROMO2014
  • 15% descuento sobre el total de la compra sin incluir transporte.
  • Vence 31/12/2014
Continuar Leyendo
Click para Comentar

Dejar Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ciclismo antiguo

Pantani en 5 esenciales

Publicado

en

Por

Nadie enchufó al personal como Marco Pantani

Cumplidos veinte años de su pérdida, es un buen momento para darle cinco brochazos al personaje de Marco Pantani, como nos dejaría Miguel Soro en una de las paredes del Cap Negret.

Ahí vamos a Marco, a la izquierda del Chaba, de perfil, mirando al horizonte en una de las mejores etapas que recuerdo de siempre, aquella que le encumbró en Les Deux Alpes.

Ese Tour del 98 sólo tuvo una luz: Marco Pantani.

Sentimientos contrariados

Este pequeño homenaje no persigue la grandilocuencia, ni la lágrima sencilla, como otros tantos recuerdos que le han llegado al Pirata de gente que, en su día, le giró la espalda.

Hablar de Marco Pantani no es sencillo, pocos ciclistas nos levantaron del sofá como él, pocos, muy pocos, nos hicieron soñar tan alto, pocos elevaron el arte de escalar de pie a su nivel.

Le tocó lidiar con la peor época de este deporte, lo más podrido y nauseabundo del ciclismo.

¿Él fue víctima? pues no sé hasta qué punto, pero aceptó jugar, es un hecho y jugar en aquellos años era ir muy duro.

Marco Pantani hizo todo lo «necesario» para ganar, y ahí van luces y muchas sombras, sin embargo ello no me impide admitir que como él no he visto a nadie más.

Aquella tarde en Madonna di Campiglio

Cuando le echaron de aquel Giro por hematocrito alto era obvio que levantar cabeza de aquello iba a resultar imposible.

Roto y fuera de la carrera que dominaba a placer, en su mejor instante de siempre, se fundió el talento del mejor escalador visto jamás.

Con el tiempo se supo que su hematocrito estuvo en el 60% tras aquel famoso atropello compitiendo en la Milán-Turín.

Jugó, como veis, muy fuerte y su vida acabó de forma prematura, sintiéndonos tentados de pensar y decir: «Un juguete roto«.

Irresistible escalador

Pero reportadas las miserias quiero ir al fenómeno que nos dejó sin palabras tantas y tantas tardes.

Marco Pantani fue el ciclista más espectacular en mucho tiempo cada vez que la carretera miraba al cielo.

Tenía dos o tres machas más, que me niego a pensar que fueran solo por el dopaje y sí fruto de un talento brutal y arrollador.

Sus rivales miraban para otro lado cuando agarraba el manillar de abajo y se disponía a abrir gas.

El último doblete

Ahora que todos hablan de la opción de Giro-Tour de Pogacar, a Marco Pantani le cupo el privilegio de doblar un reto tan complicado como que nadie lo iguala desde entonces, y han pasado más de 25 años.

En su haber, conseguir aunar dos grandes así en un entorno hostil para su perfil de ciclista, pues se enfrentó a grandes croners, Zulle y Ullrich, en una época en que las cronos eran larguísimas.

¿Una carrera? Aquella etapa de Aprica

Ese día Marco Pantani dio el gran salto, el acceso directo a la fama, cuando se midió de tú a tú con Miguel Indurain y acabó por hacerle claudicar en una de esas etapas que quedan para siempre.

Continuar Leyendo

Ciclismo antiguo

Esta Vuelta a Andalucía está en el precipicio

Publicado

en

Por

Las quejas de los agricultores son legítimas y necesarias, pero la desprotección de la Vuelta a Andalucía es brutal

Ya sabéis, el ciclismo tiene la cancha más bella del mundo, un teatro sin puertas ni gradas, con pantallas fijas en meta, en salida y poco más, todo lo que quieras ver, tienes que coger, acomodarte en la cuenta y ver la vuelta pasar.

Estas palabras las escribo en la sobremesa de una día de enamorados en la que tendríamos que estar disfrutando de la primera etapa de la Vuelta a Andalucía, nuestra Ruta del Sol, desde cuando empezó a gustarme el ciclismo.

Una carrera que es un excelente embajador de su tierra, pues cada año escudriña ese terreno tan inmenso como cargado de belleza que es Andalucía, con una vuelta a sus maravillas muchas veces más ocultas.

Esta etapa por la Alpujarraja granadina ya no podrá ser. 

Pero el peligro no ha pasado, anulada la primera de las cinco etapas, se cierne la amenaza de una anulación mayor, pues no hay efectivos de la Guardia Civil que puedan mirar por su seguridad.

Es una catástrofe para la organización, cuyo apellido, Cuevas, conozco bien.

Un tsunami, como dijo el propio director, que nos tiene con el corazón en vilo, pues la Guardia Civil está dispersa por el territorio controlando las legítimas reivindicaciones de los agricultores.

Corazón dividido, sin saber qué decir, por un lado un evento deportivo, prescindible si se quiere, pero necesario por la gente que emplea, el territorio que muestra y las personas que entretiene y por otro, un colectivo hasta los cojones que se le tome a risa, cuando de sus manos, horas y esfuerzo sale mucho de lo que comemos cada día.

Ojalá las cosas se reconduzcan, ojalá la Guardia Civil pueda estar en ambos sitios mañana, pasado y al otro, pero nada en esta vida está exento de lo que le rodea, el ciclismo tampoco, huelgas, cortes e intervenciones express de las fuerzas de seguridad para abrir la carretera siempre han habido, pero esto es otra cosa, esto es dejar al organizador en una situación de desamparo similar a aquella del Covid, hace cuatro años por estas fechas.

Cruzo los dedos para que la carrera pueda retomarse desde de la segunda etapa, si no es así, va a hacer mucha buena voluntad por todas las partes para que esto se resuelva sin que nadie se haga daño de verdad.

Que Pogacar no quede como el último ganador de la Vuelta a Andalucía.

Continuar Leyendo

Ciclismo antiguo

Olano en 5 esenciales

Publicado

en

Por

Clase, trabajo y categoría rodearon el ciclismo de Abraham Olano

Así las cosas, leemos crónicas de la Vuelta a Colombia desde la misma Duitama, lugar que no nos puede pasar como si tal cosa, como tampoco el apellido Olano.

Allí, recordaréis, el ciclismo español tocó el cielo y vivió un cisma al mismo tiempo sobre lo pudo haber sido si Miguel Indurain no hubiera contemporizado para su compañero.

Pero claro, eso es material de lo que no pasó y del celebérrimo «y si», en todo caso valoramos lo que fue una de las carreras más fecundas, trabajadas y brillantes vistas en la historia del ciclismo español.

Vamos, que ya querría este deporte en España tener ahora mismo un Abraham Olano en liza.

En cinco rasgos quería describiros mis recuerdos del ciclista nacido en Anoeta.

La constancia elevada a la máxima expresión

Abraham Olano pasó muchas etapas, mejores, peores, arriba y en medio, pero siempre estuvo, nunca eludió la lucha y dio lo mejor que pudo haber dado.

Convivió con una época muy mala, la que siguió a la retirada de Indurain, pero ello nunca le sacó del sitio que debía ocupar.

Pocos corredores me transmitieron la sensación de haberlo dado todo una vez cruzaba la línea de meta, al punto que si el resultado no era el apetecido, poco o nada se le podía reprochar.

Una sucesión problemática

Olano fue el primero que vino tras Indurain, desde el momento que se proclamó campeón del mundo en Duitama, las luces le buscaron, era el «sucesor» del mejor ciclista español y uno de los grandes siempre.

Ese peso no lo quisiera yo para mí, ni los míos.

Convivió con él lo que pudo, pero siempre me dio una sensación de injusta tristeza en todo lo que hizo, como si la expectativa que muchos se habían generado hubiera salido de su boca.

Un croner excepcional…

En una contrarreloj Abraham Olano fue de los mejore en su época, y no había cojos.

Le ganó una crono en el Tour a Ullrich, por ejemplo, y consiguió enormes réditos en la lucha individual con una clase innata, fruto de una sapiencia labrada en los velódromos.

… que no desentonaba en montaña

Lo suyo con la montaña era amor-odio.

Se le veía fuera de su zona de confort, nunca destacó en especial, pero la montaña no le fue lo perjudicial que muchos habrían pensado por la sencilla razón que se sabía vaciar en ella.

Incluso con ese hándicap logró ganar una Vuelta, qué Vuelta, y pisar el podio del Giro, tras haber sido cuarto en un Tour.

Pocos pueden contar eso.

¿Un triunfo? El mundial de contrarreloj

Sé que muchos iríais a esa tarde-noche colombiana de octubre del 95, pero quiero avanzar tres años y recordar su éxito, por delante de Melcior Mauri, en Valkenburg.

Olano logró esa tarde ser el primer campeón de ruta y crono, cosa que igualó Remco Evenepoel el año pasado.

Continuar Leyendo

Ciclismo antiguo

¿Os acordáis de Djamolidine Abdoujaparov?

Publicado

en

Por

Los sprints de Djamolidine Abdoujaparov nos ponían los pelos como escarpias

El ciclismo siempre ha tenido esto, de repente te surge un ciclista como Djamolidine Abdoujaparov en plenos noventa y te pone una república ex soviética en el mapa.

Hubo unos años que en el pelotón circuló un ciclista austero, de perfil afilado, atronadora cabellera morena, negra, y mirada de profundidad infinita. Era uzbeko, cuando de kazajos el pelotón aún no sabía, y abrió el camino. Desde su Tashken llegó encuadrado en la misión soviética del Alfa Lum. Se desmembraba entonces el gigante comunista que nació setenta años en los empeños de Lenin y el brazo ejecutor de Stalin.

Djamolidine Abdoujaparov era su nombre.

En 1991 se enroló en el Carrera del flamante Claudio Chiappucci. A pesar del normal peso del italiano, del diablo, se hizo un hueco. Abrió su cuenta en el Tour.

Un idilio de gloria, pues ganó nueve etapas, más por ejemplo de Van Looy y Populidor, y tres maillots verdes, pero también de sangre.


Tres caídas marcaron el camino del “califa” por Francia. Tres muy relevantes y significativas
. La primera eterna, retratada por eso de que “hasta París y su última línea, hay carrera, siempre”. Brutalmente arrojado sobre el adoquinado de los Campos Elíseos, ataviado del primer verde de su trayectoria, se lo dejaron claro: “si quieres ganar, aprieta los dientes, no laves aún las heridas y cruza la meta, aunque sea andando”. Así lo hizo, máquina en mano con una cara de perros.

A los tres años pasó la caída de Armentiéres, aquella que le destrozó la cara a Laurent Jalabert por culpa de un gilipollas, creo que gendarme, que se asomó a hacer una foto. Abdou ganó aquel embalaje trágico. Esquivo el filo que siempre adulaba con su agresivo sprint.

Su último Tour fue en 1996, ganado una etapa de media montaña. Insólito. Luego le vendría un positivo por clembuterol, esa substancia que carga el diablo.

Con el tiempo supimos de él por sus labores con Astana.

Hoy que el ciclismo asiático es destino de ciclistas que han hecho muchos kilómetros en el máximo circuito, cabe recordar que uno de sus moradores fue éste, el califa, el uzbeko, Djamolidine.

Continuar Leyendo

DESTACADO:

Ciclismo1 hora atrás

El Soudal sigue como cuando el Quick Step

En la previa de las clásicas el Soudal parece preparado Semana previa a las primeras clásicas, el «Opening weekend», Het...

Ciclismo18 horas atrás

El talento rebosa el vaso del UAE Team Emirates

Es complicado pensar que tanto talento siga junto el año que viene en el UAE Menuda merienda del UAE en...

Ciclismo1 día atrás

¿Se habría corrido hoy en el sterrato del Giro 2010?

El sterrato del Giro 2010 hizo más por la Strade Bianche que por el propio Giro Seguro que si hiciéramos...

Ciclismo2 días atrás

Humanizar el ciclismo no debería ser complicado

Mientras haya un canibalismo brutal por los puntos humanizar el ciclismo será imposible Dice Geraint Thomas cosas que siempre leemos...

Ciclismo2 días atrás

Si Remco hubiera nacido en otra época…

El poder de Remco Evenepoel en la crono conecta con los grandes de siempre En Remco Evenepoel es todo, es...

Ciclismo de carretera3 días atrás

Equipos de la Vuelta: ¿Dónde queda la meritocracia?

Muchas variables se nos escapan en la elección de los equipos de la Vuelta Le damos muchas vueltas a cómo...

CX4 días atrás

David Seco con Felipe Orts, sospechas de dopaje en la Operación Illex y ¿clásicas o vueltas?

Ciclocross con mayúsculas en una charla entre David Seco y Felipe Orts Viene variado este episodio del podcast de JoanSeguidor,...

Ciclistas4 días atrás

A Tobias Halland Johannessen no se le va a olvidar esto

El error de Tobias Halland Johannessen entra a momento top del año que acaba de empezar La imagen que ilustra...

Lo + leído

Salir de la versión móvil