Connect with us

Ciclistas

El mundo al revés de Simon Spilak

Publicado

en

Aunque haya pasado de puntitas por nuestro televisor ciclista, la Vuelta a Suiza, que ayer acabó, nos ha dejado buenas notas y sobre todo el “descubrimiento” del año, al menos a nivel personal: la subida a Sölden, un enclave que no es suizo, si no que eminentemente tirolés, en Austria, y que a mí al menos me ha impactado.

Acostumbrados a la aridez paisajística de algunos colosos franceses, dígase el Izoard, el puerto estrella del inminente Tour, o las abrumadoras torres pétreas de los Dolomitas italianos, la subida a Sölden fue pasar a otro nivel, acabar el la falda de un glaciar en el corazón alpino, allí donde Dios perdió el mechero, a más de 2700 metros de altitud, compitiendo con las llegadas a Stelvio y Galibier de hace unos años en Giro y Tour, respectivamente.

El puerto, sencillamente, resultó precioso, pero es que además hizo un daño terrible. Esto es como lo de la bala, que no te hace daño el objeto en sí tanto como la velocidad a la que va. Y es que la aproximación que se hizo fue tan brutal, que teníamos la carrera muy decantada a favor de Simon Spilak, cuando aquello no había hecho más que comenzar, a unos diez del alto.

Alternativas, cambios de paisaje, explosión de Marc Soler, en un curso avanzado de ciclismo top, el líder Pozzivivo reventado al inicio, Mikel Nieve en apuros, Ion Izaguirre de menos a más,… un pelotón inexistente que al ritmo de Reim Taaramae se hizo de uno en uno, poniendo a Spilak la carrera a su merced tan pronto que cuando éste llegó a meta lo hizo pero que muy tocado, porque la subida se hizo durísima y eterna. La llegada, con ese kilómetro largo por un túnel recto, el arco de último kilómetro encajado en la bóveda de cañón, que la realización fuera capaz de seguir retransmitiendo… todo en definitiva fue como pisar terreno ignoto.

Un poco como si pensamos en describir a Simon Spilak, el corredor que como Rui Costa hace fortuna en Suiza, un terreno que curiosamente tiene sus especialistas como ninguna otra zona. Simon Spilak ganó hace siete años el Tour de Romandía que le fue borrado a Alejandro Valverde por la sanción que se le impuso durante dos años, y la Vuelta a Suiza hace dos, por delante de Geraint Thomas en una crono que atravesó esa maravilla que es Berna.

Es curioso este Spilak, un ciclista especializado en carreras de una semana del World Tour. Lleva tres ganar por segunda vez Suiza y si no tiene alguna más es porque se cruzó un tal Chris Froome en su camino en Romandía, en Suiza, como no. Y digo que es curioso porque como indicó Angel Edo en las retransmisiones de Esport3, el esloveno tiene una cláusula con Katusha que le exime de correr grandes vueltas para competir en las menores.

Es como el mundo al revés. El corredor impone su calendario y se carga de razón con sus resultados, el equipo lo acepta y se da la circunstancia de verle en aquellas carreras que muchos toman como el trampolín para las grandes vueltas. De hecho Spilak no corre una grande desde 2014, cuando abandonó en el Tour y la anterior el Giro de 2011, que finalizó discretísimamente.

Obviamente no contéis con verle en el Tour, su contrato no lo contempla.

Imagen tomada de @ammattipyoraily y FB Team Katusha-Alpecin

INFO

Envía la bici por adelantado para viajar cómodo sin ella encima…

Continuar Leyendo
Click para Comentar

Dejar Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ciclistas

A Tobias Halland Johannessen no se le va a olvidar esto

Publicado

en

Por

El error de Tobias Halland Johannessen entra a momento top del año que acaba de empezar

La imagen que ilustra este artículo no refleja la magnitud de la tragedia, como como aquella de Zabel y Freire entrando por el córner, pero seguro que Tobias Halland Johannessen se la va a guardar en el álbum.

Celebrar un triunfo antes de entrar en meta es un clásico de los tiempos, yo diría tan antiguo como el propio ciclismo, pero hay situaciones y situaciones, y ésta es dantesca.

Yo no sé qué estaría pensando Romain Bardet como testigo privilegiado del evento, y no sólo eso, como inductor de la situación, pues su ataque fue duro y exprimió, yo creo, las opciones del noruego.

Lo que no me cabe en la cabeza es que estas cosas sigan pasando, como cuando celebran una etapa en un circuito a una vuelta del final.

Pero sucedió y Tobias Halland Johannessen nos ha dado la primera gran parodia del año.

Es joven, prometedor en un equipo que ha crecido una barbaridad, pero su palmarés no tiene la cantidad que le permita relajarse de esa manera.

Pienso en el camino que le ha llevado hasta ese moento, sufriendo la preciosa subida al Mont Faron, con ciclistas de mucho caché y calidad, sabiendo estar quieto hasta muy al final y probando en el momento justo.

Su ataque era ganador, sin duda, como esos del Muro de Huy que sólo verlos, sabes que van a hacer fortuna.

Pero, por Dios, cómo hacer lo que vino después.

Y vuelvo, pienso en el camino que le llevó hasta ese momento, en el invierno que habrá pasado, seguramente entrenando como un poseso en España, renunciando a mucho.

Que todo ese camino acabe en esa escena… puedo imaginarme el cabreo.

Para Uno X, un triunfo así, ante los World Tour, habría sido lo más, pero a su jefe se le apagaron las luces justo antes de rematar un trabajo excelente.

Ahora a seguir remando, y que este resbalón sirva para que no se vuelva repetir.

Imagen: FB La Classic Var

Continuar Leyendo

Ciclistas

Vuelve al Landa del Team Sky

Publicado

en

Por

El brillo de Landa en el Soudal va a ser importante

Alto de Foià, Vuelta al Algarve, mitad de febrero y una de las parejas más esperadas del año, Landa y Remco, ya ha entrado en acción.

Subida tendida, no tiene mucho, da la sensación que van casi en llano, pero aquí lo que hace daño en la velocidad de las balas, no la pendiente, y la velocidad es brutal, pues Mikel Landa se agarró de abajo, para delirio de su Iglesia, e hizo destrozo.

Yo he visto al Mikel Landa de 2017, el del Team Sky, antes de coliderar en Movistar y capitanear en Bahrain.

Por medio han pasado seis temporadas enteras que nos habían sacado de la vista a un corredor que te gustará más o menos, que estarás con él o no, pero que sencillamente es mágico.

La danza de Landa sobre el manillar es teatro puro, no sé si poesía, pero nos retrata un corredor diferente y singular.

Remco acabaría encontrándose a Daniel Felipe Martínez en un desenlace de carrera tremebundo, por los ritmos que se intuían y a la velocidad que se decidió el triunfo.

Por eso aún más me emociona ver que Landa, lejos de descolgarse, llegó ahí, entre los mejores después de haber pasado lija al grupo principal.

Igual que aquella vez en Peyragudes, cuando destrozó el grupo para Froome y acabó entrando por delante del propio líder.

Para ese relato personal de logros, se guardará las imágenes de Wout Van Aert perdiendo plazas en el grupo hasta descolgarse.

Cuando se anunció el paso de Mikel Landa al Soudal imaginé algo así, no es sólo ser un gregario, no es sólo trabajar para otro, pues hacerlo con Remco, el alavés va a tener brillo y presencia y por lo visto, también, un estado de forma que no le recuerdo en muchos febreros.

Luego, además, estarán esas carreras en las que no estará Remco y en las que saldrá a ver qué tal, pues al final creo que Mikel Landa funciona mejor sin el peso exclusivo del liderato sobre sus espaldas.

Imagen: FB Volta ao Algarve

Continuar Leyendo

Wout Van Aert

No veo a Wout Van Aert fuera del Visma

Publicado

en

Por

No hay equipo que pueda ofrecerle a Van Aert lo que el Visma

Jaén nos dejó imágenes conocidas, entre otras el Visma en superioridad durante el momento clave de la carrera y Wout Van Aert con problemas mecánicos, pinchado y persiguiendo.

Otra vez Wout a contrapié, otra vez por detrás, una vez descartado por anticipado.

Poco o nada tenía que hacer, su rueda trasera pisó una cuña y reventó en el momento clave.

La carrera había dejado marchar a un tipo como Lazkano y la persecución se estaba fraguando, en ese instante el pinchazo le vino a Van Aert.

Situaciones que conocemos y que no siempre se resuelven como quisiéramos.

Dos Visma en punta, Jan Tratnik y Sepp Kuss, y ninguno se esperó al teórico líder incendiando así los ánimos, recordando todas las veces que Van Aert se ha sacrificado por sus compañeros y lo poco que recibe a cambio.

Yo esta vez, por eso, no lo vi asÍ, no creo que hubiera que esperar a Van Aert, no en ese momento de carrera, en el que Lazkano ha cogido una ventaja incomprensible para ser él, la caza se revoluciona y un incidente se vuelve decisivo.

Sacrificar a Kuss o Tratnik no era garantía de devolver al belga al grupo principal y habría implicado perder músculo en ese punto de la carrera.

Es cierto que Van Aert ha hecho mucho por sus compañeros, en especial Vingegaard y Roglic, pero también lo es que en su rol entra trabajar por ellos y apoyarles, igual que en otros momentos ha sido él el líder.

No es cierto que Van Aert haya perdido alguna gran clásica por no tener compañeros cerca dispuestos a ayudarle, muchas veces cuando las grandes carreras se están decidiendo casi ningún líder tiene compañeros de los que tirar.

El año pasado Jumbo no tuvo gente cerca de Van Aert ni en Flandes ni en Roubaix, sin ir más lejos.

Quizá el momento más flagrante de no ayuda que tuvo el belga fue en la etapa de San Sebastián en el Tour, cuando Vingegaard miró para otro lado.

Ahí el danés no fue inteligente, pero él sabrá.

En otro orden de cosas, a nivel de equipos, nadie puede ofrecerle a Van Aert lo que le da Visma, rodeado de auténticas estrellas, con mentalidad colectiva y los mejores medios.

Incluso este año, Van Aert tiene margen para ir a por sus carreras, sin ligaduras de estar al 110% en el Tour para ayudar al equipo.

Ahora veremos si todo lo que esperamos de él puede hacerse realidad.

Imagen: Sprint Cycling

Continuar Leyendo

Peter Sagan

Peter Sagan, el ciclista perezoso

Publicado

en

Por

Si a Sagan le hubiera gustado la carretera podría haber sido más grande aún

A Peter Sagan le recordaremos por los tres mundiales seguidos, por las etapas en el Tour, por su carisma, atractivo y magnetismo.

Pero no sería justo sólo basarse en lo deportivo para valorarlo.

He visto a Peter Sagan en esos reportajes que Eurosport está dedicando al camino de varios atletas a los Juegos Olímpicos de París.

Como sabéis el eslovaco entra en la carrera por la prueba de MTB, prueba en la que no tengo claro si tiene ya plaza ganada.

Recordaréis, ya estuvo en Río y no duró mucho tras una salida «estelar».

En el reportaje más allá de las palabras para París y esas cosas, me quedo con su desdén casi patológico ante el ciclismo de carretera.

Y digo patológico porque lo ha repetido varias, incluso cuando competía.

No le gustaba, admitió que se aburría someramente, que el MTB era lo suyo pero claro, la pasta estaba en la carretera.

Quizá por eso nos enamoró con esa forma de ser y correr, un elemento diferente en el pelotón, que ganaba como sin querer y celebrando de una forma que cabreó al mismísimo Cancellara, quien dijo clarito que si él no ganaba un monumento, lucharía para que Sagan tampoco lo lograra.

Menudo enemigo.

A Peter Sagan le recuerdo campañas de primavera en las que se pasó escapado casi el 90% de la misma, anticipando las carreras desde adelante, sumando Flandes y Roubaix a su causa.

Una forma de hacer que quizá hoy entendamos mejor con todas estas reflexiones, igual que su comodidad en una carrera como la Vuelta a California, donde rendía a satisfacción en la carrera menos europea del calendario.

Dice que fue ciclista de carretera por su hermano y que le ha dolido no poder compaginarlo con el MTB.

Estaba sin saberlo en la antesala de un ciclismo mucho más global, que toca varios palos y en el que todo suma y cuenta.

Ahora bien, 121 victorias ¿cuántos presentan ese currículo?

Menos mal que se aburría.

Continuar Leyendo

DESTACADO:

Ciclismo3 horas atrás

El Soudal sigue como cuando el Quick Step

En la previa de las clásicas el Soudal parece preparado Semana previa a las primeras clásicas, el «Opening weekend», Het...

Ciclismo19 horas atrás

El talento rebosa el vaso del UAE Team Emirates

Es complicado pensar que tanto talento siga junto el año que viene en el UAE Menuda merienda del UAE en...

Ciclismo1 día atrás

¿Se habría corrido hoy en el sterrato del Giro 2010?

El sterrato del Giro 2010 hizo más por la Strade Bianche que por el propio Giro Seguro que si hiciéramos...

Ciclismo2 días atrás

Humanizar el ciclismo no debería ser complicado

Mientras haya un canibalismo brutal por los puntos humanizar el ciclismo será imposible Dice Geraint Thomas cosas que siempre leemos...

Ciclismo2 días atrás

Si Remco hubiera nacido en otra época…

El poder de Remco Evenepoel en la crono conecta con los grandes de siempre En Remco Evenepoel es todo, es...

Ciclismo de carretera3 días atrás

Equipos de la Vuelta: ¿Dónde queda la meritocracia?

Muchas variables se nos escapan en la elección de los equipos de la Vuelta Le damos muchas vueltas a cómo...

CX4 días atrás

David Seco con Felipe Orts, sospechas de dopaje en la Operación Illex y ¿clásicas o vueltas?

Ciclocross con mayúsculas en una charla entre David Seco y Felipe Orts Viene variado este episodio del podcast de JoanSeguidor,...

Ciclistas4 días atrás

A Tobias Halland Johannessen no se le va a olvidar esto

El error de Tobias Halland Johannessen entra a momento top del año que acaba de empezar La imagen que ilustra...

Lo + leído

Salir de la versión móvil