Connect with us
Leaderboard 1 XX
Leaderboard 2 XX

Síguenos y subscríbete

Como estar informado y participar en sorteos de carreras y productos, NO TE LO PIERDAS!

Ciclismo antiguo

¿Y si la Vuelta a España la hubieran parido los catalanes?

Publicado

en

Primoz Roglic La Vuelta JoanSeguidor
Shimano 2021 Junio

La historia dice que la Volta fue la antesala de la Vuelta

Puestos sacar de las catacumbas de la historia episodios y personajes de nuestra maltratada historia ciclista, estas fechas resultan especialmente indicadas para hablar de una aparente y poco conocida paradoja sobre la Vuelta.

La Vuelta Ciclista a España estuvo a punto de ver la luz en 1913, y no en 1935, como finalmente sucedió. Y aquella Vuelta non nata tenía que ser cosa de catalanes. Sí, de catalanes de Barcelona, aunque algunos habían nacido en otros sitios, como el propio Artemán, o el cerebro gris detrás de todo: Narciso Masferrer, catalán como el que más… nacido en pleno Foro.

La Vuelta nacional de España, cosa de catalanes. ¿Se imaginan?

[elementor-template id=»35526″]

La Vuelta del siglo XXI está sólidamente anclada en el imaginario colectivo como un asunto que, pase por donde pase y vaya adonde vaya, siempre acaba en Madrid.

Selle italia

El Paseo de la Castellana es a la ronda española lo que  los Campos Elíseos a la Grande Boucle. Más español que un botijo.

Obvio, ¿no? Francia-París.

El Tour acaba siempre en París. Italia-Roma.

El Giro acaba siempre en… ¡un momento! ¡El Giro acaba siempre y desde siempre en Milán! A ver si resultará que no todas las vueltas nacionales tienen el mismo ADN jacobino…

Y a ver si resultará que la propia Vuelta nacional de España no siempre ha tenido tanto apego por el oso y el madroño.

Repasando las ciudades que acogieron los finales de las Vueltas de 1955 a 1979 las cuentas son las siguientes: Bilbao, 13 veces; San Sebastián, 6 veces; Madrid, 5 veces. Hay trampa claro, porque tanto en el caso italiano como en el español durante el periodo mencionado el periódico organizador era (es) de la ciudad donde más veces suele acabar la ronda en cuestión. Pero lo significativo es precisamente que sea un periódico de Milán, y no de Roma, el promotor y organizador de la vuelta nacional italiana. Y todavía más interesante es que durante gran parte del franquismo la Vuelta fuera un asunto… de vascos.

Recuerdo que en la presentación del libro del malogrado Xavi Tondo que tuvo lugar en Valls, el autor, Rafael Vallbona, afirmó que hoy en día la Volta es la vuelta nacional de Catalunya.

No entraremos a valorar si esta afirmación es esencialmente cierta o si se trata de un desideratum más o menos candoroso.

Lo que sí que es impepinable es que quienes la parieron, allá por 1911, no pensaron ni por un segundo en clave nacional catalana, sino todo lo contrario, en clave española y españolista.

Solo hay que repasar los encendidos artículos patrióticos (españolistas, se entiende) que publicó en abundancia Narciso Masferrer, otra figura casi olvidada que está pidiendo a gritos desde el más allá que alguien le escriba una biografía, en una de sus criaturas favoritas, El Mundo Deportivo. Y digo una, porque el hombre tuvo familia numerosa: la Volta a Catalunya (con permiso de mi amigo Iván: Artemán fue el ejecutor, pero Masferrer fue el cerebro), el Salón del Automóvil, la Federación Española de Ciclismo, de la que fue presidente hasta en cinco ocasiones, el estadio olímpico de Montjuïc… Masferrer fue el gran inseminador de la cultura deportiva de este país, y todavía espera desde el más allá que algún alcalde le dedique una triste calle.

No, la Volta no nació como vuelta nacional catalana, sino como embrión de la que tenía que ser la primera Vuelta a España de la historia, en 1913.

La promovían un grupo de burgueses de Barcelona, encabezados por el catalán-madrileño Masferrer desde su doble cuadro de mandos de la presidencia de la Unión Velocipédica Española (la actual RFEC, que tuvo sede en Barcelona hasta 1939) y de la dirección de El Mundo Deportivo.

Durante el verano de 1912 la campaña pro-creación de la Vuelta España emprendida por Masferrer llega a su punto álgido.

E inmediatamente decae. El proyecto nunca verá la luz, para amargura de su padre ideológico. ¿Dónde se encalló el barco? Pues por lo que parece, en plena meseta castellana.

La culpa fue, al menos según el padre frustrado de la criatura, de la frialdad e indiferencia con que el proyecto fue acogido en la capital española. El 24 de octubre de 1912 El Mundo Deportivo informa de que los enviados del comité organizador a Madrid (entre los cuales figura… Miguel Artemán)  regresan con impresiones “nada positivas” respecto a la viabilidad del proyecto. La Vanguardia, diario en el cual Masferrer ejerce por entonces de redactor jefe de deportes, anuncia finalmente el entierro del proyecto de una Vuelta a España catalana:

“Esta noche celebrará sesión el Comité Central de la U. V. E. para acordar la línea de conducta que ha de seguir, ante el fracasado propósito de verificar la Carrera Vuelta à (sic) España (…) Las dimisiones de todo el Comité se confirmarán esta noche y que para enero próximo se reunirá un nuevo Congreso para la elección de cargos y quien sabe si para tratar de un cambio de capitalidad, puede que necesario para la buena marcha de la U. V. E. (La Vanguardia, 12 de noviembre de 1912).

Vuelta fumar Joanseguidor

Seguramente en el fracaso del proyecto intervinieron otras causas de peso, aparte del pasotismo madrileño. Dejémoslo correr. Pero no deja de ser sugerente pensar en lo que hubiera podido ser una Vuelta Ciclista a España creada tan solo diez años después que el Tour de Francia (y no 32, como acabó pasando), con salida y llegada en Barcelona, y parida y gestionada por catalanes.

Una Vuelta más española que un botijo, seguramente, porque no parece que Masferrer ni ninguno de sus hombres tuvieran nunca la más mínima veleidad catalanista. Pero eso sí, un botijo con aires de càntir.

[elementor-template id=»35535″]

Para saber más: López, Bernat (2010): “The Failed Vuelta Ciclista a España of 1913 and the Launching of the Volta a Catalunya (1911–1913): Centre Versus Periphery in the Struggle for the Governance of Cycling in Early Twentieth-Century Spain”. Sport in history vol. 30, n. 4.

Por Bernat López, profesor de Ciencias de la Comunicación de la Universitat Rovira i Virgili y promotor de la editorial Cultura Ciclista

Castelli GIRO
Continuar Leyendo
Click para Comentar

Dejar Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ciclismo antiguo

El quinto Tour de Froome pudo ser el primero

Publicado

en

Shimano 2021 Junio

¿Qué habría pasado en el Tour de Wiggins si Froome no le hubiera esperado?

Anda la gente dándole vueltas a quién será el líder del Team Ineos en el Tour de Francia, que si Carapaz, que si Geraint, que qué pasa con Tao… muchas conjeturas, nos pone el morbo, y también algunos antecedentes para saber que el líder seguramente, no lo tengan claro ni ellos, que no siempre salen con un plan nítido y que la carretera acaba marcando el pasado, es decir nada que recuerde al Tour de 2012, en el que el liderato de Wiggns sobre Froome estuvo incluso por encima de lo que a veces vimos en la televisión.

Y es que como el sucedió a Miguel Indurain con el sexto Tour, ahora todos vemos que el de 1990 pudo haber sido su primera opción, ya sabéis a todo pasado…, también creemos que el quinto Tour de Froome pudo haber sido el primero que acabo en el podio, pero subyugado ea Wiggins.

El plan del entonces Team Sky era claro.

pro_ad_display_adzone id=»41130″]
Cambrils 400×400
Cruz 400×400



En un trenecito, posiblemente uno de los primeros de la historia, «UK Postal» llegamos a llamarle, Chris Froome era el penúltimo en quemarse.

Selle italia

Antes que él iban, recordaréis, Christian Knees, Mark Cavendish con el maillot irisado, Boasson Hagen, Michael Rogers y Richie Porte, antes que entrara en acción el dúo Froome-Wiggins, que acabó primero y segundo en la general.

De aquella alineación se cayó en las primeras etapas Siutsou. 

Ese equipazo rodeó a Bradley Wiggins en una edición en la que las cronos tuvieron una cuota casi inédita desde entonces.

Rocacorba – 1024×300

La parte más arriesgada de querer ganar con Wiggins a toda cosa era que en cualquier momento las costuras podrían quedar a la vista de todos.

El inglés en las subidas flojeaba con los cambios de ritmo y aquel Froome era una máquina de triturar rivales pared arriba.

Todo lo que no fuera subir a ritmo era matador para el inglés.

Nibali, el rival más cercano, tentó la suerte, pero lo cierto es que la pareja inglesa, rodeada de los australianos que iban antes, era muy complicada de abordar.

Costa Daurada 300x250B
WD May-Agost 300×250
Gran canaria 300×250



Pero hubo dos momentos, un par de instantes, en los que Froome tuvo a Wiggins a su merced, sólo con tratar de contener a los rivales -Cadel Evans no anduvo en ningún momento como el año anterior- y marcar el ritmo veía como el maillot amarillo entraba en crisis.

Se produjo alguna escena que, vista desde la perspectiva de Wiggins, suena ofensiva, con Froome mirando todo el rato para atrás, como evidenciando que su compañero no daba más de sí.

No sé qué suerte hubiera corrido Froome en ese Tour, pues en las cronos Wiggins era dinamita, pero tampoco me extrañaría que Froome piense ahora en esos momentos y divague qué habría pasado si hubiera volado solo.

El ciclismo es una sucesión de trenes, Froome no estaba designado para ganar ese Tour, pero visto ahora, ese pudo haber sido su quinto Tour.

 

Castelli GIRO
Continuar Leyendo

Ciclismo antiguo

El deshollinador que ganó el primer Tour

Publicado

en

Por

Shimano 2021 Junio

Maurice Garin, el primer ganador del Tour, nos desvela una curiosa historia

El primer Tour, en su planteamiento inicial, no tuvo éxito por la falta de inscripciones, como si nadie se postulara a ser el ganador.

O nadie se viera ganador del primer Tour. 

Se tenía que celebrar en realidad en el mes de mayo. Los organizadores se vieron obligados a retrasar la competición un par de meses, dando más facilidades a los ciclistas para formular su participación y concediendo como atractivo, además, unas sustanciosas ventajas económicas. Se rebajaron incluso los derechos de inscripción de 20 a 10 francos, y, por otra parte, se aquilataron las dietas y premios de una manera más incentiva.

Se alinearon efectivamente en la línea de salida, emplazada en la misma París, 76 participantes, llegando a término tan sólo 21. La carrera finalizó a las afueras del suelo parisino, en la población Ville-d´Avray, dado que las autoridades no osaron a conceder el permiso correspondiente para que pudiera concluir en la misma capital francesa. Se cubrieron 2.428 kilómetros distribuidos en seis etapas, lo cual representaba una media por día del orden de 404 kilómetros, un dato ejemplar vivido en aquellos tiempos lejanos. De las seis etapas celebradas, aparte de vencer en la última jornada, fue ganador de la primera etapa, que concluía en Lyon, y en la quinta, con llegada a Nantes.

Etape 400×400 Junio
Cambrils 400×400
Cruz 400×400



Selle italia

 

Maurie Garin, con sus 32 años y luciendo sus amplios bigotes engomados, alcanzó gran popularidad en la ronda gala, que se adjudicó con tres horas de ventaja sobre su compatriota René Pothier. Lo curioso del caso es que Garin, considerado francés más que otra cosa, había nacido en territorio italiano, y más concretamente en el Valle de Aosta, en un pequeño pueblo denominado Arviers, un diminuto conglomerado de casas, que no figuraba ni siquiera en los mapas regionales. Su familia pasó muchas penalidades para subsistir.

Nada mejor, pues, que emigrar al país vecino: Francia, en donde le cupo el honor de ejercer los más variados oficios con el fin primordial de ganar unos dineros que le sirvieran de alivio para él y para los suyos, una prolífera familia. Probó los más variados oficios; a cuál más duro. Hizo de minero, de albañil y incluso de deshollinador antes de adentrarse o identificarse en el mundo del ciclismo.

Rocacorba – 1024×300

 

Henri Desgrange, el precursor y director de varias ediciones del Tour de Francia
Garin, antes de llegar a ser calificado como digno “gigante de la ruta”, se había distinguido por su perseverante espíritu luchador, muy regular en su pedaleo y poseedor de una admirable resistencia frente a los esfuerzos que le obligaban el ciclismo. No era un corredor de mucha envergadura. Su altura era de un metro con 63 centímetros y un peso de 61 kilos. Se le denominaba en su época comúnmente como el “pequeño deshollinador”, recordándole sus ingratos principios.

Luego, lo que son las cosas, resultaría que el Tour de Francia le abrió inesperadamente las puertas de la fama. Contribuyó también su carácter enormemente locuaz, y a la vez un tanto pintoresco y hasta excéntrico. Le gustaba llamar la atención ante el gran público y eso constituyó un aliciente que le dio enorme popularidad, aunque procediera en su origen de territorio italiano, toda una paradoja.

Maurice Garin se impuso en su primera edición registrando un promedio de nada menos 25,679 kilómetros a la hora, cifra meritoria si se tiene en cuenta que las bicicletas de entonces solían pesar del orden de diecisiete kilos o más. Pedaleaban los ciclistas provistos de piñón fijo, equipados con pesados neumáticos de 400 gramos de lastre. Se debían preparar y entrenar por sí solos sin ayuda de nadie. Hubo etapas que duraron como mínimo unas diecisiete horas.

Costa Daurada 300x250B
WD May-Agost 300×250
Gran canaria 300×250



Toda una pesadilla con sufrimientos de toda índole. Se dice que Garin, al término de una dura jornada, devoró entera una pierna de cordero ante el asombro de las gentes allí presentes. Un hecho insólito. La primera etapa, sirva de ejemplo, se inició a la una de la madrugada bajo las luces mortecinas de los automóviles acompañantes…

Por Gerardo Fuster

Imagen tomada de http://www.welt.deINFO

Castelli GIRO
Continuar Leyendo

Ciclismo antiguo

#PodcastJS Eugeni Berzin, ese gran olvidado

Publicado

en

Shimano 2021 Junio

Entre los ganadores del Giro, pocos se acuerdan de Eugeni Berzin

En la carrera loca que imponemos a los chavales más jóvenes, fruto de su calidad y de su rápida explosión, es bueno acordarse de algunos que, en la historia, estuvieron muy arriba, muy rápido y tan como llegaron se fueron, hablamos de Eugeni Berzin.

Para quienes tenemos una edad el ruso fue uno de esos fenómenos que se ven cada cierto tiempo.

Prometedor ciclista, su explosión en 1994, hace 27 años, fue de las que no se pueden olvidar.

Rocacorba – 1024×300

Eugeni Berzin empezó ese año con sensaciones muy diferentes a cómo lo concluyó

Empezó siendo uno más en la tremenda estructura que la Gewiss, la famosa Gewiss, montó para ese año.

En ese equipo empezó a destacar rápido Giorgio Furlan, ganador, entre oras cosas, en San Remo, pero rápido un rubio ruso empezaba a asomar por plazas de honor en carreras del prestigio de Tirreno, Itzulia o Criterium Internacional, una carrera de dos días, entonces muy apreciada.

Selle italia

Era Eugeni Berzin y Nacho Silver, nuestra memoria más fiable de aquellos días, ha venido a recordárnoslo.

Tras ese inicio, Eugeni Berzin dio la campanada en la Lieja-Bastogne-Lieja, sacándole los colores a un coco aquellas fechas, Tony Rominger.

Días después la Flecha Valona que más ha dado que hablar en la historia.

Pero lo mejor estaba por llegar, una victoria en todo un Giro de Italia, el que pudo ser el tercero de Miguel Indurain.

Por que Eugeni Berzin fue el tercer vértice en la Flecha Valona de nuestras vidas, aquella del Mortirolo y Aprica.

 

Luego quedó ahí, todo se quedó ahí, hubo algún fogonazo, líder puntual del Tour, podio en el Giro del año siguiente, nunca más Eugeni Berzin volvió a ser aquella maravilla que explotó con 24 años, una edad que en esas épocas era muy temprana, como los 20 ó 21.

Costa Daurada 300x250B
WD May-Agost 300×250
Gran canaria 300×250



 

Castelli GIRO
Continuar Leyendo

Ciclismo antiguo

El final de Eddy Merckx

Publicado

en

Por

Shimano 2021 Junio

Todo dominio llega a su final, también el de Eddy Merckx

En ciclismo hay una cosa que los estadísticos tienen por la mano y es la casi completa imposibilidad que un día llegue alguien que gane todo lo que ganó Eddy Merckx, éste sí, un ciclista irrepetible, cuyo palmarés, como dijimos hace unos años, cuando celebraba los setenta abriles, es la suma de los resultados de Defraeye, Gerrans, Van Lancker, Simoni, Chiapucci, Cipollini, Cavendish, Berzin, Bartoli, Planckaert, Ballerini y Evans, sumados, que no mezclados.

El fenómeno imberbe de 22 primaveras que domó las Tres Cimas de Lavaredo, el que fue asistido con oxígeno en el Ventoux, el que salió vivo del reto enorme que le propuso Luis Ocaña aquel día que vino el fin del mundo a los Pirineos y el que ganó su séptima Milán-San Remo con ese maillot, el ocre de Molteni, que hoy es moda para muchos.

Etape 400×400 Junio
Cambrils 400×400
Cruz 400×400



#DiaD 18 de mayo de 1978

Los periodistas reciben una convocatoria que no es como las demás: están citados al centro internacional de prensa de Bruselas, al mediodía de un primaveral jueves de marzo.

Selle italia

El convocante es el mejor ciclista de la historia.

Con el patrocinio de la marca de ropa C&A, Merckx apareció en el atril del Hyatt Regency de Bruselas acompañado de un rubio mozalbete de nombre Axel, su hijo, para decir: “Éste es el día más triste de mi vida”. El requiebro, el calambre, no por esperado, no dejó de recorrer la sala, llena de periodistas que habían visto la subida de Eddy y presenciado lo complicado que lo tenía para seguir ahí arriba.

Rocacorba – 1024×300

Me he fijado una fecha limite, el 15 de mayo. Ya no puedo seguir preparando el Tour, mi gran ilusión para despedirme desde lo más alto. Los médicos me han recomendado tranquilidad” suelta y confirma lo que se esperaba.

Eddy Merckx tenía que declinar, no podía seguir el camino que se había trazado desde el momento que había jurado volver, un año antes, en Alpe d´ Huez, preso de la tristeza de ver que aquello no daba más de sí. Merckx quiso volver, hizo los movimientos para volver, pero donde no llega el coraje, abarca el diagnóstico de los médicos y esos pedían prudencia, ser el “Caníbal” con 33 años significaba una tralla difícil de asimilar, ni si quiera para el mejor de la historia.

Costa Daurada 300x250B
WD May-Agost 300×250
Gran canaria 300×250



Era la vida, la ley del deporte, del ciclismo, a los pocos días de anunciar su final, Merckx sabía de la explosión de un bretón, joven e insolente. Bernard Hinault se llamaba y estaba siendo convocado a ocupar el sitio de Eddy.

 

Castelli GIRO
Continuar Leyendo

TWITTER

Chris Froome ya no está para ser líder en el Tour

https://joanseguidor.com/tour-de-francia-2012-froome-lider/ by @JoanSeguidor

Dos sitios para ciclismo en España que nada tienen que envidiarle a Andorra: Plasencia y norte de Extremadura y la provincia de Castellón nos propone @kikoremon...
¿Cuál añadiríais vosotros?

https://joanseguidor.com/andorra-ciclistas/

"Era una delicia ver a Bartali por el Giro, su figura era muy similar a la de Poulidor en el Tour"
Marino Lejarreta

https://www.ivoox.com/marino-lejarreta-siempre-viajo-clase-noble-audios-mp3_rf_70685527_1.html

#PodcastJS

Froome vuelve al Tour, pero no de líder.
En siete años ha ganado cuatro veces, sido segundo una y tercero otra. Abandonó en 2014.

Que fuera era casi obligado dado su caché, pero resultados, lo que son resultados, nos tememos lo peor

https://joanseguidor.com/tour-de-francia-2012-froome-lider/

Load More...

Lo + leído

Copyright © 2017 Página propiedad de JoanSeguidor. www.joanseguidor.com y www.elvelodromo.com son propiedad Joanseguidor. Agencia especializada en contenido deportivo, Ciclismo de carretera, BTT Mountain Bike, Gravel o ciclocross y el mundo relacionado con la bicicleta.