Connect with us
Leaderboard 1 XX
Leaderboard 2 XX

Síguenos y subscríbete

Como estar informado y participar en sorteos de carreras y productos, NO TE LO PIERDAS!

Ciclismo antiguo

Sean Kelly y su clásica sencillez

Publicado

en

Shimano 2021 Junio

Pocos corredores guardan la admiración eterna que se ganó Sean Kelly

Sean Kelly fue discreto, adusto, trabajador, solitario,… una hormiguita que reinó durante años en un mundo de cocos, en el ocaso de Hinault, la explosión de Fignon, el auge de Lemond, el descubrimiento de Roche.

Fue Sean Kelly, ese rostro irlandés, un trébol de cuatro hojas que sembró fortuna por donde pasaba y ejerció de discreto pero efectivo patrón.

Sean Kelly bebió de dos tiempos, del pasado, mostrando las cicatrices de un deporte que maltrataba los cuerpos y exprimía las mentes.

Un ciclismo que venía de lejos, heroico, sin guantes, desprovisto de artificio en el que el más fuerte ganaba porque sí.

Etape 400×400 Junio
Costa Daurada 300x250B
Cruz 400×400

Selle italia

Pero también fue un campeón moderno, imbuido por el legendario Gribaldy en técnicas de entrenamiento que no premiaban la cantidad, nada de seis y siete horas para las grandes clásicas que se metía, por ejemplo, Roger De Vlaeminck, nada de eso, mejor series, calidad, intervalos y esas cosas que por aquel entonces sonaban místicas.

Por eso, quizá por eso, “King Kelly” tardó tanto en explotar, en lograr su primer triunfo importante, ese que te centra en el objetivo de ser una leyenda, objetivo que lograría, vaya sí lograría.

En el Giro de Lombardía de 1983, con 27 años ya a las espaldas, Sean Kelly da cuenta del rival que le privaría de ser campeón del mundo, el entonces joven y recién irisado Greg Lemond, un americano risueño que subía como la espuma y que se definía como la antítesis del irlandés: apegado a la fama, amante del primer plano y artífice de uno de los primeros grandes contratos de la historia del ciclismo.

Pero Kelly siguió a los suyo, bajo la batuta de Gribaldy abrió su época en Roubaix. Al año siguiente demostraba un control total de la situación, saltando a 45 kilómetros de meta junto al belfa Rudy Rosiers, quien sería su sombra hasta el final del día y batiría “sin ambages” en el velódromo.

A los dos años Kelly también formaría parte del grupo noble en “La Pascale” imponiéndose fuera del velódromo a Van der Poel y Dhaenens en medio del malestar de la concurrencia que vio como una marca comercial, La Redoute, se llevó el final de la Roubaix fuera del velódromo y sí enfrente de su sede central, en lo que se consideró la venta del Infierno a manos privadas.

A los pocos días de ganar su primera Roubaix acuñaba su nombre en la decana, en Lieja, cuando ésta acababa abajo, en centro de la ciudad, mucho mejor para él y mucho peor para Claude Criquielion, el ídolo del lugar, el valón que no pudo con Kelly en su casa, porque Kelly era sencillamente mejor en esos recorridos que invitaban a la initimidad y recogimiento que tanto identificaron a un irlandés que repetiría en Lieja a los cuatro años.

Ciclista total, ganador de una gran vuelta, la París-Niza en siete ocasiones, excelso contrarrelojista, sus piernas dieron para otros dos Lombardías, si bien, si hubo una carrera que se le ajustaba a sus hechuras de ciclista total, fue la Milán-San Remo. Ésta cayó de su lado dos veces.

La primera en 1986, desgastando rivales en la Cripressa y rematando en el Poggio, armando el corte con Lemond y Beccia y batiéndolos en la Via Roma.

La segunda en ese descenso suicida hacia San Remo, mejorando las trazadas de Moreno Argentin, primero arriba, donde la cabina, y siendo veloz, mucho más veloz que el mágico italiano.

Ese día fue un día de marzo de 1992, con Kelly barruntando su retirada, apareciendo de la nada, vestido con un horrendo maillot azul y portando un casco incalificable, fue como eso una centella venida del pasado, triunfando en el presente, un ciclista irrepetible que demostró trascender más allá de su periodo natural, los ochenta, como si su imagen quisiera hacerse tan perenne como el cariño que siempre le tuvimos.

Castelli GIRO
Continuar Leyendo
1 Comentario

1 Comentario

  1. Josep Masjuan Gotarra

    18 de marzo, 2021 En 8:51

    Gran artículo, grande Iban !

Dejar Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ciclismo antiguo

El quinto Tour de Froome pudo ser el primero

Publicado

en

Shimano 2021 Junio

¿Qué habría pasado en el Tour de Wiggins si Froome no le hubiera esperado?

Anda la gente dándole vueltas a quién será el líder del Team Ineos en el Tour de Francia, que si Carapaz, que si Geraint, que qué pasa con Tao… muchas conjeturas, nos pone el morbo, y también algunos antecedentes para saber que el líder seguramente, no lo tengan claro ni ellos, que no siempre salen con un plan nítido y que la carretera acaba marcando el pasado, es decir nada que recuerde al Tour de 2012, en el que el liderato de Wiggns sobre Froome estuvo incluso por encima de lo que a veces vimos en la televisión.

Y es que como el sucedió a Miguel Indurain con el sexto Tour, ahora todos vemos que el de 1990 pudo haber sido su primera opción, ya sabéis a todo pasado…, también creemos que el quinto Tour de Froome pudo haber sido el primero que acabo en el podio, pero subyugado ea Wiggins.

El plan del entonces Team Sky era claro.

pro_ad_display_adzone id=»41130″]
Cambrils 400×400
Cruz 400×400



En un trenecito, posiblemente uno de los primeros de la historia, «UK Postal» llegamos a llamarle, Chris Froome era el penúltimo en quemarse.

Selle italia

Antes que él iban, recordaréis, Christian Knees, Mark Cavendish con el maillot irisado, Boasson Hagen, Michael Rogers y Richie Porte, antes que entrara en acción el dúo Froome-Wiggins, que acabó primero y segundo en la general.

De aquella alineación se cayó en las primeras etapas Siutsou. 

Ese equipazo rodeó a Bradley Wiggins en una edición en la que las cronos tuvieron una cuota casi inédita desde entonces.

Rocacorba – 1024×300

La parte más arriesgada de querer ganar con Wiggins a toda cosa era que en cualquier momento las costuras podrían quedar a la vista de todos.

El inglés en las subidas flojeaba con los cambios de ritmo y aquel Froome era una máquina de triturar rivales pared arriba.

Todo lo que no fuera subir a ritmo era matador para el inglés.

Nibali, el rival más cercano, tentó la suerte, pero lo cierto es que la pareja inglesa, rodeada de los australianos que iban antes, era muy complicada de abordar.

Costa Daurada 300x250B
WD May-Agost 300×250
Gran canaria 300×250



Pero hubo dos momentos, un par de instantes, en los que Froome tuvo a Wiggins a su merced, sólo con tratar de contener a los rivales -Cadel Evans no anduvo en ningún momento como el año anterior- y marcar el ritmo veía como el maillot amarillo entraba en crisis.

Se produjo alguna escena que, vista desde la perspectiva de Wiggins, suena ofensiva, con Froome mirando todo el rato para atrás, como evidenciando que su compañero no daba más de sí.

No sé qué suerte hubiera corrido Froome en ese Tour, pues en las cronos Wiggins era dinamita, pero tampoco me extrañaría que Froome piense ahora en esos momentos y divague qué habría pasado si hubiera volado solo.

El ciclismo es una sucesión de trenes, Froome no estaba designado para ganar ese Tour, pero visto ahora, ese pudo haber sido su quinto Tour.

 

Castelli GIRO
Continuar Leyendo

Ciclismo antiguo

El deshollinador que ganó el primer Tour

Publicado

en

Por

Shimano 2021 Junio

Maurice Garin, el primer ganador del Tour, nos desvela una curiosa historia

El primer Tour, en su planteamiento inicial, no tuvo éxito por la falta de inscripciones, como si nadie se postulara a ser el ganador.

O nadie se viera ganador del primer Tour. 

Se tenía que celebrar en realidad en el mes de mayo. Los organizadores se vieron obligados a retrasar la competición un par de meses, dando más facilidades a los ciclistas para formular su participación y concediendo como atractivo, además, unas sustanciosas ventajas económicas. Se rebajaron incluso los derechos de inscripción de 20 a 10 francos, y, por otra parte, se aquilataron las dietas y premios de una manera más incentiva.

Se alinearon efectivamente en la línea de salida, emplazada en la misma París, 76 participantes, llegando a término tan sólo 21. La carrera finalizó a las afueras del suelo parisino, en la población Ville-d´Avray, dado que las autoridades no osaron a conceder el permiso correspondiente para que pudiera concluir en la misma capital francesa. Se cubrieron 2.428 kilómetros distribuidos en seis etapas, lo cual representaba una media por día del orden de 404 kilómetros, un dato ejemplar vivido en aquellos tiempos lejanos. De las seis etapas celebradas, aparte de vencer en la última jornada, fue ganador de la primera etapa, que concluía en Lyon, y en la quinta, con llegada a Nantes.

Etape 400×400 Junio
Cambrils 400×400
Cruz 400×400



Selle italia

 

Maurie Garin, con sus 32 años y luciendo sus amplios bigotes engomados, alcanzó gran popularidad en la ronda gala, que se adjudicó con tres horas de ventaja sobre su compatriota René Pothier. Lo curioso del caso es que Garin, considerado francés más que otra cosa, había nacido en territorio italiano, y más concretamente en el Valle de Aosta, en un pequeño pueblo denominado Arviers, un diminuto conglomerado de casas, que no figuraba ni siquiera en los mapas regionales. Su familia pasó muchas penalidades para subsistir.

Nada mejor, pues, que emigrar al país vecino: Francia, en donde le cupo el honor de ejercer los más variados oficios con el fin primordial de ganar unos dineros que le sirvieran de alivio para él y para los suyos, una prolífera familia. Probó los más variados oficios; a cuál más duro. Hizo de minero, de albañil y incluso de deshollinador antes de adentrarse o identificarse en el mundo del ciclismo.

Rocacorba – 1024×300

 

Henri Desgrange, el precursor y director de varias ediciones del Tour de Francia
Garin, antes de llegar a ser calificado como digno “gigante de la ruta”, se había distinguido por su perseverante espíritu luchador, muy regular en su pedaleo y poseedor de una admirable resistencia frente a los esfuerzos que le obligaban el ciclismo. No era un corredor de mucha envergadura. Su altura era de un metro con 63 centímetros y un peso de 61 kilos. Se le denominaba en su época comúnmente como el “pequeño deshollinador”, recordándole sus ingratos principios.

Luego, lo que son las cosas, resultaría que el Tour de Francia le abrió inesperadamente las puertas de la fama. Contribuyó también su carácter enormemente locuaz, y a la vez un tanto pintoresco y hasta excéntrico. Le gustaba llamar la atención ante el gran público y eso constituyó un aliciente que le dio enorme popularidad, aunque procediera en su origen de territorio italiano, toda una paradoja.

Maurice Garin se impuso en su primera edición registrando un promedio de nada menos 25,679 kilómetros a la hora, cifra meritoria si se tiene en cuenta que las bicicletas de entonces solían pesar del orden de diecisiete kilos o más. Pedaleaban los ciclistas provistos de piñón fijo, equipados con pesados neumáticos de 400 gramos de lastre. Se debían preparar y entrenar por sí solos sin ayuda de nadie. Hubo etapas que duraron como mínimo unas diecisiete horas.

Costa Daurada 300x250B
WD May-Agost 300×250
Gran canaria 300×250



Toda una pesadilla con sufrimientos de toda índole. Se dice que Garin, al término de una dura jornada, devoró entera una pierna de cordero ante el asombro de las gentes allí presentes. Un hecho insólito. La primera etapa, sirva de ejemplo, se inició a la una de la madrugada bajo las luces mortecinas de los automóviles acompañantes…

Por Gerardo Fuster

Imagen tomada de http://www.welt.deINFO

Castelli GIRO
Continuar Leyendo

Ciclismo antiguo

#PodcastJS Eugeni Berzin, ese gran olvidado

Publicado

en

Shimano 2021 Junio

Entre los ganadores del Giro, pocos se acuerdan de Eugeni Berzin

En la carrera loca que imponemos a los chavales más jóvenes, fruto de su calidad y de su rápida explosión, es bueno acordarse de algunos que, en la historia, estuvieron muy arriba, muy rápido y tan como llegaron se fueron, hablamos de Eugeni Berzin.

Para quienes tenemos una edad el ruso fue uno de esos fenómenos que se ven cada cierto tiempo.

Prometedor ciclista, su explosión en 1994, hace 27 años, fue de las que no se pueden olvidar.

Rocacorba – 1024×300

Eugeni Berzin empezó ese año con sensaciones muy diferentes a cómo lo concluyó

Empezó siendo uno más en la tremenda estructura que la Gewiss, la famosa Gewiss, montó para ese año.

En ese equipo empezó a destacar rápido Giorgio Furlan, ganador, entre oras cosas, en San Remo, pero rápido un rubio ruso empezaba a asomar por plazas de honor en carreras del prestigio de Tirreno, Itzulia o Criterium Internacional, una carrera de dos días, entonces muy apreciada.

Selle italia

Era Eugeni Berzin y Nacho Silver, nuestra memoria más fiable de aquellos días, ha venido a recordárnoslo.

Tras ese inicio, Eugeni Berzin dio la campanada en la Lieja-Bastogne-Lieja, sacándole los colores a un coco aquellas fechas, Tony Rominger.

Días después la Flecha Valona que más ha dado que hablar en la historia.

Pero lo mejor estaba por llegar, una victoria en todo un Giro de Italia, el que pudo ser el tercero de Miguel Indurain.

Por que Eugeni Berzin fue el tercer vértice en la Flecha Valona de nuestras vidas, aquella del Mortirolo y Aprica.

 

Luego quedó ahí, todo se quedó ahí, hubo algún fogonazo, líder puntual del Tour, podio en el Giro del año siguiente, nunca más Eugeni Berzin volvió a ser aquella maravilla que explotó con 24 años, una edad que en esas épocas era muy temprana, como los 20 ó 21.

Costa Daurada 300x250B
WD May-Agost 300×250
Gran canaria 300×250



 

Castelli GIRO
Continuar Leyendo

Ciclismo antiguo

El final de Eddy Merckx

Publicado

en

Por

Shimano 2021 Junio

Todo dominio llega a su final, también el de Eddy Merckx

En ciclismo hay una cosa que los estadísticos tienen por la mano y es la casi completa imposibilidad que un día llegue alguien que gane todo lo que ganó Eddy Merckx, éste sí, un ciclista irrepetible, cuyo palmarés, como dijimos hace unos años, cuando celebraba los setenta abriles, es la suma de los resultados de Defraeye, Gerrans, Van Lancker, Simoni, Chiapucci, Cipollini, Cavendish, Berzin, Bartoli, Planckaert, Ballerini y Evans, sumados, que no mezclados.

El fenómeno imberbe de 22 primaveras que domó las Tres Cimas de Lavaredo, el que fue asistido con oxígeno en el Ventoux, el que salió vivo del reto enorme que le propuso Luis Ocaña aquel día que vino el fin del mundo a los Pirineos y el que ganó su séptima Milán-San Remo con ese maillot, el ocre de Molteni, que hoy es moda para muchos.

Etape 400×400 Junio
Cambrils 400×400
Cruz 400×400



#DiaD 18 de mayo de 1978

Los periodistas reciben una convocatoria que no es como las demás: están citados al centro internacional de prensa de Bruselas, al mediodía de un primaveral jueves de marzo.

Selle italia

El convocante es el mejor ciclista de la historia.

Con el patrocinio de la marca de ropa C&A, Merckx apareció en el atril del Hyatt Regency de Bruselas acompañado de un rubio mozalbete de nombre Axel, su hijo, para decir: “Éste es el día más triste de mi vida”. El requiebro, el calambre, no por esperado, no dejó de recorrer la sala, llena de periodistas que habían visto la subida de Eddy y presenciado lo complicado que lo tenía para seguir ahí arriba.

Rocacorba – 1024×300

Me he fijado una fecha limite, el 15 de mayo. Ya no puedo seguir preparando el Tour, mi gran ilusión para despedirme desde lo más alto. Los médicos me han recomendado tranquilidad” suelta y confirma lo que se esperaba.

Eddy Merckx tenía que declinar, no podía seguir el camino que se había trazado desde el momento que había jurado volver, un año antes, en Alpe d´ Huez, preso de la tristeza de ver que aquello no daba más de sí. Merckx quiso volver, hizo los movimientos para volver, pero donde no llega el coraje, abarca el diagnóstico de los médicos y esos pedían prudencia, ser el “Caníbal” con 33 años significaba una tralla difícil de asimilar, ni si quiera para el mejor de la historia.

Costa Daurada 300x250B
WD May-Agost 300×250
Gran canaria 300×250



Era la vida, la ley del deporte, del ciclismo, a los pocos días de anunciar su final, Merckx sabía de la explosión de un bretón, joven e insolente. Bernard Hinault se llamaba y estaba siendo convocado a ocupar el sitio de Eddy.

 

Castelli GIRO
Continuar Leyendo

TWITTER

"La promoción del Tour es increíble, te enfocan hasta el mínimo detalle por donde pasan" @TuristaVuelta

https://www.ivoox.com/por-ciclismo-es-mejor-aliado-audios-mp3_rf_69352109_1.html

#PodcastJS

Qué ciclista tan admirable es Richard Carapaz...

https://joanseguidor.com/richard-carapaz-ciclista/ by @JoanSeguidor

Primero fue el papá Rigo y luego el resto.
Él explotó hace más de 10 años, cuando el ciclismo colombiano era testimonial.
Él fue pionero de esta hornada y ha vuelto a ganar, ahora en Suiza, volando en una crono.
Qué buena noticia

https://joanseguidor.com/rigoberto-uran-tour/

El primer ganador del Tour fue un deshollinador de 32 años y llamativos bigotes engominados...

https://joanseguidor.com/el-deshollinador-que-gano-el-primer-tour/

Qué ciclista es Richard Carapaz, posiblemente no es el mejor escalador, ni el mejor croner, pero mejora en todo, es bueno en todo y eso puede valerle un triunfo más gordo aún que el Giro...

https://joanseguidor.com/richard-carapaz-ciclista/

Load More...

Lo + leído

Copyright © 2017 Página propiedad de JoanSeguidor. www.joanseguidor.com y www.elvelodromo.com son propiedad Joanseguidor. Agencia especializada en contenido deportivo, Ciclismo de carretera, BTT Mountain Bike, Gravel o ciclocross y el mundo relacionado con la bicicleta.