Connect with us

Ciclistas

Ciclistas oportunistas: la victoria no sólo es de los más fuertes

Publicado

en

Rui costa ciclistas oportunistas JoanSeguidor

Recupero un surtido prenavideño de ciclistas oportunistas sublimes en el arte de levantar carteras

Cierto es que se trata de un refrito, pero en este periodo de balances e historias pretéritas quise recuperar este post del pluriactivo Miguel González, de hace unos años, trayendo a las primeras mesas de Navidad ese listado de ciclistas oportunistas que hicieron de lo ajeno una obra de arte de ciclismo.

Habla de Rui Costa, que en la Vuelta pasada volvió a a hacer de las suyas, pero también de Moreno Argentin y uno que me gustó mucho, Pascal Richard, alumno aventajado de aquel Ariostea de Furlan, Saligari, Jaermann y el mismo Moreno.

No son los ciclistas más queridos, pero hicieron fortuna en terrenos hostiles, con público cabreado por verles triunfar, y qué cojones, se merece un rinconcito en el hall of fame de este deporte.

Porque en  el ciclismo profesional a lo largo de la historia hemos tenido ciclistas modestos, gregarios, de perfil medio, oportunistas, ganadores, cracks, megacracks y a un ciclista cuyo palmarés debe ser eliminado por la aplicación de la media truncada, para así no desvirtuar la media global: Eddy Merckx.

Atendiendo a estos perfiles tenemos una distribución de Gauss.

Es decir, los valores más repetidos son los centrales (ciclista de perfil medio) y los más atípicos son los extremos (megacracks).

Esta clasificación se mantiene en el largo plazo, siempre ha habido gregarios, ganadores y megacracks en proporciones que apenas fluctúan.

Pero por otro lado nos encontramos con un tipo de corredor que es rara avis en cada generación ciclista.

Nos referimos al ciclista «asalta diligencias», carterista, butronero; en definitiva, el corredor cuyo único fin es labrarse un palmarés lo más opulento posible, sin importar los modos, el cariño de la afición ni las simpatías despertadas en el seno del pelotón.

Haciendo el símil con otro deporte (el rey cómo no) son unos corredores «bilardistas».

Pues bien, estos ciclistas se hayan en peligro de extinción.

Por mor de esta situación nuestro fabuloso reportero Félix Rodríguez de la Fuente nos ha elaborado el siguiente reportaje.

Activad la intro para entrar en calor:

Queridos amigos de «El hombre y la tierra», hoy nos vamos a adentrar en las profundas cuencas del ciclismo profesional para visualizar a un ciclista no detectable por todo ojo humano: el carterista.

En la cúspide de la cadena alimenticia tenemos una especie de silueta imponente, se desprendió de su frondoso pelaje capilar y siempre quiso volverse pájaro, concretamente un buitre leonado.

Nos referimos a Moreno Argentin

Moreno fue amamantado en la ciudad del amor pero pronto abandonó su nido para revolotear y buscar el alimento sin ayuda materna.

El ecosistema Torriani de los Giros de inicio de década ochentera le generó pingües beneficios con poco esfuerzo.

Pero el Mundial del 86 celebrado en las temibles Montañas Rocosas de Colorado deparó un punto de inflexión en este monarca de los aires.

Un pueril Argentin tuvo que aplicar la táctica Juan Palomo para poder abatir a Charly Mottet.

Demasiado riesgo pudiendo obtener el mismo resultado con la paciencia de un felino y las poco éticas técnicas de un carroñero.

 

Moreno a partir de ese instante no tuvo compasión con sus rivales, por dejar no dejó ni eco.

Así sucedió en las colinas de las Ardenas en primavera del 87.

El belga de frondosa ceja Criquielion y el «ultrapeligroso» irlandés Roche en un duelo a muerte propio de acceso al apareamiento aislaron al resto de la manada. Las dentelladas fueron casi letales pero su pieza no estaba todavía cobrada.

Argentin ese día más débil que sus oponentes mantuvo la sangre fría, agazapado supo esperar su momento y como en la fábula del cuervo y el queso les arrebató la victoria sirviéndose de su astucia.

Nuestro protagonista pasó a convertirse en macho alfa.

Los rivales claudicaron sumisamente por su sola presencia, hasta que se topó con una especie del nuevo continente: Lance Armstrong.

Italiano y estadounidense tuvieron un enfrentamiento en la región de Liguria.

Moreno lo intentó amedrentar con tácticas propias de la selva amazónica: llamarlo intencionadamente por el nombre de otro, concretamente Bishop, ejemplar del último eslabón de la cadena.

Lejos de agazaparse Lance mantuvo la mirada fija y marcó su territorio replicando a Argentin: su tú me llamas Bishop yo a ti Fondriest.

El combate se saldó con victoria del texano.

Humillado por la derrota Argentin no quiso acceder a las sobras, cambió de dirección su vuelo clavando el freno para así no acceder al podio y tener que visualizar la axila de Lance.

En la más alicaída soledad Moreno tuvo que abandonar su terreno para fenecer en las cenizas del 94.

Sin el rigor científico de las pruebas del ADN, entre otras detalles porque le quedaban cuatro pelos, no podemos asegurar que la descendencia de Moreno tuvo continuidad.

En cualquier caso el helvético Pascal Richard puede considerarse una evolución Darwiniana de Argentin: los descendientes sufren modificaciones y sólo los más fuertes sobreviven.

Pascal Richard perteneció a un ecosistema diferente al de su pariente lejano.

El lago Leman presenció sus primeros aleteos antes del anuncio de la estación fría y su posterior migración hacia el calor de los aposentos del vizconde de Gribaldy.

El retorno de esta ave helvética a su patria (al igual que en el caso de su primo-hermano Argentin) deparó una visita a las fronteras de la agonía y el dolor.

Pascal conquistó un Mundial de Ciclocross que aconteció en los lodazales limítrofes del Cantón de Jura.

Lejos de curtir su carácter nuestro querido Pascal Richard se volvió más gandul que el suelo

Enemistado por su propia idiosincrasia con las ocas, aplicó el teorema de oca a oca y sablazo por que me toca.

Llegamos a la paradoja de que las hembras de esta bella especie son ponedoras, pero Pascal no puso el huevo en sitio fijo ni por asomo.

Dotado genéticamente para grandes vuelos en vueltas de gran entidad aplicó la ley del mínimo esfuerzo para conformarse con presas de gama media como parciales, monumentos y combates semanales en la tierra que le vio nacer.

Uno de los dones de estas peculiares aves es su capacidad para comunicarse telepáticamente con sus antepasados y así evitar el costoso aprendizaje de tanteo y error.

Por ello en Lieja 96 el otrora depredador Armstrong pasó de cazador a cazado, el ratón que devoró el derivado lácteo en esta ocasión vio cómo se la daban con queso.

Nuestro protagonista helvético se vio inmerso en múltiples batallas, una de las más terroríficas aconteció en el 97 con el Chava Jiménez, cuando se hallaba éste en su hábitat natural de la meseta castellana.

Pascal fingió tener herida un ala para así transformar la interacción biológica de mutualismo en parasitismo.

Con la plena seguridad de que ese día la presa estaba fuera de su alcance el parasitismo pasó a amensalismo, lo que se conoce coloquialmente como joder para no obtener nada a cambio.

Fruto de esta falta de comunicación entre castellano y helvético el paquidermo Jalabert (robusto, de pisada letal y  natural de la Montaña Negra sita en el departamento de Tarn) obtuvo la ansiada presa.

Hemos pasado por alto el acontecimiento que supuso el cenit deportivo de este zorro alado.

En los Juegos Olímpicos acontecidos en la cordillera sur del río Chattahoochee Pascal pudo derrotar a especies más ágiles pero de menor capacidad capacidad craneal. Rolf Sorensen, raudo y veloz en la media distancia, tuvo que inclinar la cabeza ante la autoconfianza de Richard, clave en envites de este calibre.

Saciado por esta opulenta cosecha del 96 (oro olímpico, Lieja, etapa Giro y etapa Tour) Pascal entró en fase de hibernación para abandonarla únicamente por fuerza mayor.

Como el pavo real que quiere seducir a las hembras expandiendo su plumaje y así ganarse el derecho al apareamiento Richard le dio un toque poligonero a su maillot.

Ante esta aberración la Asociación de Defensa de Derechos Animales se opuso a ello y Pascal tuvo que mudar de nuevo de piel.

Su fallecimiento se produjo por causas naturales, auspiciado por un estado de inanición fruto del tocomocho vivido en las tierras del Mar del Norte en el rebaño del Linda McCartney.

Como dijo el can perdiguero: «mantener la dieta vegetariana estaba chupado, como no nos pagaban no teníamos un duro para carne».

Las artimañas del ciclista roba carteras son memorizadas por las posibles víctimas, por ello las aves carroñeras del siglo XXI deben desplegar un novedoso abanico de tretas.

Como representante ejemplar de estas modernas aves tenemos al petrel australiano Simon Gerrans 

Los ciclistas de hoy en día saben más que los roedores colorados, por ello la táctica del voy tostao queda totalmente obsoleta.

Sin rubor alguno tienen que aplicar la táctica de la trola.

Un confiado ejemplar de la comarca navarra vivió en sus carnes la fábula del escorpión y la tortuga: ¿ Por qué mientes? Por instinto.

El pobre Egoi padeció el timo de de la estampita y desde entonces el petrel es especie non grata en la zona norte de la península ibérica.

La inteligencia del petrel australiano rivalizó con la de las delfines.

Con un rango medio en la cadena alimenticia saboreó jugosos manjares como monumentos con la técnica de lapeo y único relevo en meta, en esta ocasión en las faldas de la montaña Poggio.

Así mismo, tras esconder la cabeza bajo tierra como una aterrada avestruz en las empinadas colinas de las Ardenas, logró conquistar La Decana en un combo despliegue de fuerzas/recompensa equivalente a un erizo que degusta un ñu.

En la fauna ciclista nos encontramos con seres de una complejidad para su clasificación equivalente a la del ornitorrinco.

Wladimir Belli, es mamífero o reptil,  es un ejemplar semiacuático venenoso o es un jeta al que se la va la pinza

Enemigo de las interacciones biológicas.

Al simpático topo ibérico Alex Zülle le prometió un comensalismo que tornó en parasitismo.

Sus ayudas pusieron en peligro a las especies dominantes de su ecosistema: ante tu llamada de auxilio procederé a socorrerte pero dejando claro que hoy soy más poderoso que tú, para finalmente dejarte tirado como a una colilla.

A pesar de sus intentos de caza mayor tuvo que contentarse con pequeños roedores, con lo que la dieta de Wladimir no fue demasiado nutritiva. Todo un cordero vestido con piel de lobo que no pasó del rango de macho beta.

Su frustración en la convivencia con otros vertebrados amniotas le llevó a una predación hacia seres inofensivos de otro filo.

Para esto hizo uso de sus pezuñas delanteras provocando así hemorragias nasales en especies que habían trasegado ingentes dosis de néctar vinícola.

Para cerrar el programa de hoy queridos amigos… vamos a adentrarnos en el tenebroso mundo del cernícalo lusitano.

Uno de los pocos ejemplares localizados en nuestro país vecino obedece al nombre de Rui Costa

Enemigo de machos alfa y beta, aunque su mayor enemigo es que le dé el aire de cara. Consciente de su limitada resistencia nunca efectuará un esfuerzo de más, es el súmmum de aprovecharse del esfuerzo de otras especies y llegó a convertirse en rey provisional de su ecosistema fruto de un canibalismo entre sus oponentes.

Actualmente se encuentra en la región del Golfo Pérsico y pese a su belleza se desaconseja completamente su uso como mascota doméstica.

El cernícalo lusitano ni siente ni padece, llegó a emplear artimañas  como grabar un anuncio fingiendo un manejo de la lengua de Shakespeare cuando su dominio no pasaba de traducir el «sí, entre entre» como «if, between between».

Y con esto queridos amigos me toca decirles nuevamente no adiós, sino hasta luego.

Creo que, en la vida nunca se puede decir adiós, pues formamos parte de un universo que se reconstruye a sí mismo.

Por Miguel González

Continuar Leyendo
Click para Comentar

Dejar Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ciclistas

UAE Tour, hay partido con Ben O´Connor

Publicado

en

Por

Qué dulce momento el de Ben O´Connor como para poner en aprietos al UAE en su carrera

Lo bello del ciclismo se plasma en menos de 24 horas, cuando una carrera que parece muy decantada para un equipo, da un giro inesperado, y mete actores con los que podíamos contar, pero que parecían alejados del premio gordo: Ben O´Connor le pone aliño de emoción a este UAE Tour, mezclado con el abandono de Adam Yates, la inesperada debilidad de Brandon Mc Nulty y la salida tardía de Jay Vine a por el australiano.

Lo cierto es que tras la crono poco o nada se podía esperar que no fuera en el seno del UAE, es más, pensaba que la clave de la carrera estaría en quién tomaría los galones, si se respetaría al líder, ganador no hace mucho en Valencia o si se impondría la jerarquía de Adam Yates.

Al final la suerte del equipo anfitrión va a estar en manos de Jay Vine, quien por suerte no va a tener muchos descensos en esta carrera para esquivar sus siempre desgraciadas caídas.

Jay Vine es el último reducto ante Ben O´Connor y esperad no se sume algún otro como Pello Bilbao en la etapa final.

Conocí y pude entrevistar a Ben O´Connor justo antes de la pandemia en Alicante.

Es un tipo encantador, muy simpático y cercano, que sin embargo no esconde una monumental ambición por triunfar en este deporte.

No somos conscientes del sacrificio humano que realizan ciclistas como los australianos viniendo a triunfar a la vieja Europa.

Al poco tiempo de aquello sí, nos encerraron, pero él ya dio muestras de lo que venía a hacer aquí ganando una etapa del Giro y entrando en el top 5 del Tour al año siguiente, tras vencer en una gélida etapa en Tignes.

Ben O´Connor no ha podido mantener la progresión prometida desde entonces, entre malos días y alguna caída, esa quinta plaza en el Tour se sigue de puntos suspensivos.

Este inicio de año parece redimido, con un nivel equiparable al que muestra su equipo, un grupo que ha dado un paso al frente y se permite buenas actuaciones colectivas como las de Murcia, Jaén y esta vez en UAE.

Ben O´Connor ya ha ganado en el World Tour, no lo olvidemos, y es uno de los ciclistas de inicio de campaña.

Espero mantenga el tono para el Giro, su gran objetivo, aunque si le brinda un poco de emoción a este UAE Tour, mejor que mejor.

Imagen Vuelta a Murcia

Continuar Leyendo

Ciclistas

A Tobias Halland Johannessen no se le va a olvidar esto

Publicado

en

Por

El error de Tobias Halland Johannessen entra a momento top del año que acaba de empezar

La imagen que ilustra este artículo no refleja la magnitud de la tragedia, como como aquella de Zabel y Freire entrando por el córner, pero seguro que Tobias Halland Johannessen se la va a guardar en el álbum.

Celebrar un triunfo antes de entrar en meta es un clásico de los tiempos, yo diría tan antiguo como el propio ciclismo, pero hay situaciones y situaciones, y ésta es dantesca.

Yo no sé qué estaría pensando Romain Bardet como testigo privilegiado del evento, y no sólo eso, como inductor de la situación, pues su ataque fue duro y exprimió, yo creo, las opciones del noruego.

Lo que no me cabe en la cabeza es que estas cosas sigan pasando, como cuando celebran una etapa en un circuito a una vuelta del final.

Pero sucedió y Tobias Halland Johannessen nos ha dado la primera gran parodia del año.

Es joven, prometedor en un equipo que ha crecido una barbaridad, pero su palmarés no tiene la cantidad que le permita relajarse de esa manera.

Pienso en el camino que le ha llevado hasta ese moento, sufriendo la preciosa subida al Mont Faron, con ciclistas de mucho caché y calidad, sabiendo estar quieto hasta muy al final y probando en el momento justo.

Su ataque era ganador, sin duda, como esos del Muro de Huy que sólo verlos, sabes que van a hacer fortuna.

Pero, por Dios, cómo hacer lo que vino después.

Y vuelvo, pienso en el camino que le llevó hasta ese momento, en el invierno que habrá pasado, seguramente entrenando como un poseso en España, renunciando a mucho.

Que todo ese camino acabe en esa escena… puedo imaginarme el cabreo.

Para Uno X, un triunfo así, ante los World Tour, habría sido lo más, pero a su jefe se le apagaron las luces justo antes de rematar un trabajo excelente.

Ahora a seguir remando, y que este resbalón sirva para que no se vuelva repetir.

Imagen: FB La Classic Var

Continuar Leyendo

Ciclistas

Vuelve al Landa del Team Sky

Publicado

en

Por

El brillo de Landa en el Soudal va a ser importante

Alto de Foià, Vuelta al Algarve, mitad de febrero y una de las parejas más esperadas del año, Landa y Remco, ya ha entrado en acción.

Subida tendida, no tiene mucho, da la sensación que van casi en llano, pero aquí lo que hace daño en la velocidad de las balas, no la pendiente, y la velocidad es brutal, pues Mikel Landa se agarró de abajo, para delirio de su Iglesia, e hizo destrozo.

Yo he visto al Mikel Landa de 2017, el del Team Sky, antes de coliderar en Movistar y capitanear en Bahrain.

Por medio han pasado seis temporadas enteras que nos habían sacado de la vista a un corredor que te gustará más o menos, que estarás con él o no, pero que sencillamente es mágico.

La danza de Landa sobre el manillar es teatro puro, no sé si poesía, pero nos retrata un corredor diferente y singular.

Remco acabaría encontrándose a Daniel Felipe Martínez en un desenlace de carrera tremebundo, por los ritmos que se intuían y a la velocidad que se decidió el triunfo.

Por eso aún más me emociona ver que Landa, lejos de descolgarse, llegó ahí, entre los mejores después de haber pasado lija al grupo principal.

Igual que aquella vez en Peyragudes, cuando destrozó el grupo para Froome y acabó entrando por delante del propio líder.

Para ese relato personal de logros, se guardará las imágenes de Wout Van Aert perdiendo plazas en el grupo hasta descolgarse.

Cuando se anunció el paso de Mikel Landa al Soudal imaginé algo así, no es sólo ser un gregario, no es sólo trabajar para otro, pues hacerlo con Remco, el alavés va a tener brillo y presencia y por lo visto, también, un estado de forma que no le recuerdo en muchos febreros.

Luego, además, estarán esas carreras en las que no estará Remco y en las que saldrá a ver qué tal, pues al final creo que Mikel Landa funciona mejor sin el peso exclusivo del liderato sobre sus espaldas.

Imagen: FB Volta ao Algarve

Continuar Leyendo

Wout Van Aert

No veo a Wout Van Aert fuera del Visma

Publicado

en

Por

No hay equipo que pueda ofrecerle a Van Aert lo que el Visma

Jaén nos dejó imágenes conocidas, entre otras el Visma en superioridad durante el momento clave de la carrera y Wout Van Aert con problemas mecánicos, pinchado y persiguiendo.

Otra vez Wout a contrapié, otra vez por detrás, una vez descartado por anticipado.

Poco o nada tenía que hacer, su rueda trasera pisó una cuña y reventó en el momento clave.

La carrera había dejado marchar a un tipo como Lazkano y la persecución se estaba fraguando, en ese instante el pinchazo le vino a Van Aert.

Situaciones que conocemos y que no siempre se resuelven como quisiéramos.

Dos Visma en punta, Jan Tratnik y Sepp Kuss, y ninguno se esperó al teórico líder incendiando así los ánimos, recordando todas las veces que Van Aert se ha sacrificado por sus compañeros y lo poco que recibe a cambio.

Yo esta vez, por eso, no lo vi asÍ, no creo que hubiera que esperar a Van Aert, no en ese momento de carrera, en el que Lazkano ha cogido una ventaja incomprensible para ser él, la caza se revoluciona y un incidente se vuelve decisivo.

Sacrificar a Kuss o Tratnik no era garantía de devolver al belga al grupo principal y habría implicado perder músculo en ese punto de la carrera.

Es cierto que Van Aert ha hecho mucho por sus compañeros, en especial Vingegaard y Roglic, pero también lo es que en su rol entra trabajar por ellos y apoyarles, igual que en otros momentos ha sido él el líder.

No es cierto que Van Aert haya perdido alguna gran clásica por no tener compañeros cerca dispuestos a ayudarle, muchas veces cuando las grandes carreras se están decidiendo casi ningún líder tiene compañeros de los que tirar.

El año pasado Jumbo no tuvo gente cerca de Van Aert ni en Flandes ni en Roubaix, sin ir más lejos.

Quizá el momento más flagrante de no ayuda que tuvo el belga fue en la etapa de San Sebastián en el Tour, cuando Vingegaard miró para otro lado.

Ahí el danés no fue inteligente, pero él sabrá.

En otro orden de cosas, a nivel de equipos, nadie puede ofrecerle a Van Aert lo que le da Visma, rodeado de auténticas estrellas, con mentalidad colectiva y los mejores medios.

Incluso este año, Van Aert tiene margen para ir a por sus carreras, sin ligaduras de estar al 110% en el Tour para ayudar al equipo.

Ahora veremos si todo lo que esperamos de él puede hacerse realidad.

Imagen: Sprint Cycling

Continuar Leyendo

DESTACADO:

Lo + leído

Salir de la versión móvil