Ciclismo español, mis diez mejores de siempre

Son todos los que están, pero no están todos los que son del ciclismo español

En una lista de los diez mejores de siempre los nombres seguro que entran y salen a conveniencia y recuerdos, no sólo es la estadística, en ciclismo juega un papel importante el sentimiento, la afinidad y el buen rato que nos hicieran pasar, en el ciclismo español hemos escogido diez nombres, nuestros diez mejores de siempre.
Y empezamos del diez al uno, por uno de esos corredores que entendieron el ciclismo como el oficio del pueblo, próximo y humilde, siempre digno cuando se ponía un dorsal, Marino Lejarreta no sólo dio cantidad, también logró calidad, siendo aún hoy una persona entrañable y cercana a la que le contempla un palmarés lleno de victorias de calidad durante mucho tiempo.

Fue pionero en Italia, ganó aquella Vuelta a España que le llegó por el positivo de Arroyo, la del «Me estoy volviendo loco» que viste nuestro Podcast, y con el tiempo sembró resultados y cariño de la gente.
Entre otras cosas, consiguió ganar en las tres grandes, y encadenó las tres en la misma temporada varias veces, estableciendo un registro que batió no hace tanto Adam Hansen.

Le sigue, en el nueve, uno de los nuestros ojos derechos Abraham Olano

Como con Marino, Abraham estadísticamente quizá no figure en este escalón, pero abrió el melón del mundial y amasó un palmarés que habla de una calidad como pocas hemos presenciado en este lado de los Pirineos.
En cualquier otro tiempo habría sido más apreciado, pero surgió a la sombra del gigante Indurain y ello fue un lastre que le persiguió toda su carrera.

En el ocho ponemos al catalán volador Miquel Poblet, el primer ciclista que puso al ciclismo español en círculos internacionales de todo tamaño.
Son recordadas dos dos Milán-San Remo, pero no tanto que fue el primer y último ganador de etapa de un Tour, que tuvo fuelle para ganar dos Voltas a Catalunya, cuando ésta era la mejor carrera de la península, y que llenaba de fans e incondicionales los velódromos sólo con aparecer su nombre en el cartel de la velada.
El siete del ciclismo español de siempre fue el ciclista que revolucionó este deporte en los ochenta, Pedro Delgado, hábil recogedor del testigo que habían sembrado algunos como Angel Arrollo a inicios de la década.

Perico era especial, sigue siéndolo, un mago que encandiló los corazones de millones de personas con una sonrisa y un demarraje en el momento clave

Dos Vueltas y un Tour le contemplan, uno no gana tres grandes por casualidad, pero si estudiáramos su desarrollo por separado, veríamos que Perico tenía duende.
[elementor-template id=»36790″]
 
En el seis desde Torrelavega, Oscar Freire, posiblemente el ciclista más singular de este listado tan subjetivamente confeccionado.
Como Poblet mucho antes, cogió el macuto e hizo fortuna fuera de España, siempre en grandes equipos como Mapei o Rabobank, sacando el genio que llevó dentro cada vez que tuvo ocasión.
Es garante de un hito que tienen otros cuatro en la historia: tres veces campeón del mundo.

Vamos con el cinco del ciclismo español que cae en manos del primer gran ciclista fuera de nuestras fronteras, el campeón entendido como se concebía en los setenta: Luis Ocaña.
Su vida a tirones acabó de la forma más trágica, su palmarés pudo ser mucho mejor, pero aquí, que nos gusta escuchar a lo sabios que llevan tiempo en esto, apreciamos que nos digan que a pesar de todo y de todos, nunca vieron nada igual a Luis Ocaña.
Entramos en zona roja y nos guardamos un as en la manga, el eterno Txomin Perurena, quien si bien muchos no lo pondrían ni en el top ten, estamos hablando de un «hacedor» de récords en el ciclismo español, con 125 victorias, sólo superado por Alejandro Valverde.
Fue segundo en una Vuelta que perdió por segundos ante Tamames pero al mismo tiempo se llevó doce etapas de la grande española y fue alma y norma en un equipo que marcó una época, el Kas.
Completa el podio por debajo, Alberto Contador, siete grandes en fila, un auténtico caníbal cuando de recuperar se trataba y un ciclista que intimidaba cada vez que se ponía un dorsal.
Segundo es Alejandro Valverde, quien lidera el ranking histórico del Procycling Stats a nivel España, siendo el séptimo de todos los tiempos, no lejos de Hinault y Anquetil y por delante de Jalabert, Rik Van Looy y Saronni.
Sólo esos nombres, esa mención habla de lo que está logrando el murciano.
Sin embargo, lo sentimos mucho, siempre diremos que nunca vimos nada igual a Miguel Indurain, quien en su plenitud dominó sin fisuras todo aquello que ambicionó, y, como podéis imaginar, no era nada sencillo.
En él confluyeron muchas cosas, pero un par por encima de todo, a ese poderío físico, le unió una estrategia llena de inteligencia y pragmatismo.
El resultado ya lo sabéis.
Somos conscientes de habernos dejado unos cuantos al margen, pero es lo que tiene elegir y hacerlo en diez nombres, tantos años después, no es sencillo.
¿A quién meteríais vosotros?

Iban Vega

Ver comentarios

Entradas recientes

El ciclista total sería un Indurain + Valverde

Imaginaros un ciclista que fuera la suma de Indurain y Valverde Hace un par de…

12 horas hace

Wout Van Aert no todo lo puede

Incluso para Van Aert no todos los objetivos son viables Hace unos pocos días, tras…

22 horas hace

El enorme mérito de Mark Cavendish

El regreso de Cavendish al triunfo alimenta una leyenda única Sobre Cavendish hay mucha literatura…

1 día hace

Frenos de disco: un gran invento pésimamente vendido

La imposición de los frenos de disco ha ido más rápida que su aceptación ¿Qué…

2 días hace

Challenge Mogán Gran Canaria, el regreso de la normalidad

Con la Challenge Mogán Gran Canaria el calendario se retoma en la isla Cuentan que…

2 días hace

Purito prueba su biomecánica en el Bike Lab

Purito  ha visitado las instalaciones del laboratorio de análisis del deportista X-Lab en el centro…

4 días hace